Portada » Actualidad » Los 10 mejores coches, según Consumer Report

Los 10 mejores coches, según Consumer Report

Mazda MX-5

Si hace unos días mostrábamos los vehículos que menos han cumplido con las expectativas de los compradores de coches en Estados Unidos del último año, ahora toca analizar la parte alta de la tabla. Estos son los 10 mejores coches, según Consumer Reports.

Los 10 mejores coches, según Consumer Reports

[fotos id=”98593″]

La consultora, según recoge Autonoción, ha analizado la opinión de más de un millón de personas que adquirieron su automóvil en el último año.  Y, se han centrado en seis aspectos concretos: la experiencia de conducción, la comodidad, el precio, el diseño y los sistemas de audio y de climatización. Así, tras aplicar diferentes baremos han establecido una clasificación en donde podemos ver, entre las primeras posiciones, una combinación de modelos que reúnen todo tipo de perfiles, trayectorias, mecánicas y target de público, .

Tesla Model X

Tesla Model S

El Tesla Model X es un modelo eléctrico bendecido por la barita mágica de Elon Musk, el Steve Jobs del siglo XXI. Se trata de un automóvil que mezcla los perfiles de monovolumen (4 o 6 plazas interiores) y crossover, pero con las prestaciones de un superdeportivo (acelera de 0 a 100 km/h en solo 5 segundos, según versión) con una velocidad máxima de 250 km/h y una autonomía homologada de unos 500 km. En contra tiene el tiempo que tarda en recargar sus baterías, con un enchufe doméstico puedes tener que esperar un día entero y su precio, al alcance de muy pocos.

Porsche 911

Porsche 911

Cualquier cosa que se pueda decir de este modelo es poco. El Porsche 911 es un auténtico mito de la automoción que ha sabido adaptarse al paso de los años y a la llegada de nuevos rivales manteniendo el mismo perfil con el que apareció en 1963. Experimentó una renovación en 2016 y, atendiendo a los comentarios de los compradores, ha gustado, y mucho. A la venta con tres perfiles diferentes: Coupé, Cabrio y Targa, y varios acabados, alguno luciendo un llamativo alerón, consigue aceleraciones inferiores a 4 segundos y velocidades máximas que pueden estar por encima de los 300km/h.

Tesla Model S

Tesla Model S

Según algunas voces, el Tesla Model S es el coche del futuro. También nacido bajo el paraguas de Elon Musk, es un eléctrico que aporta soluciones de movilidad autónoma y nuevos sistemas digitales que lo posicionan como el ejemplo a seguir en muchos aspectos. Y no es solo porque en su salpicadero se haya dispuesto una pantalla de 17 pulgadas desde donde se controlan todos los mandos. Tiene una configuración mecánica de dos motores, cada uno en un eje, que le permiten unas reacciones propias de modelos superdeportivos, empezando porque llega a los 100 km/h desde parado en solo 2,7 segundos.

Chevrolet Corvette

Chevrolet Corvette

El Chevrolet Corvette es un clásico de la cultura americana, un deportivo que fue capaz de sobrevivir a los icónicos Muscle Cars americanos de la década de los 60. Fiel a su estilo, que nació allá por el 1953, ahora vive la séptima generación, que llegó en 2013 y que ha sabido lanzar un gran número de versiones y ediciones limitadas para estar siempre a la última. La más reciente, llamada ZR1, entrega 765 CV, lleva el velocímetro hasta los 335 km/h y hace el 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos.

Lincoln Continental

Lincoln Continental

La marca que representa la máxima expresión del lujo dentro de la familia Ford, ha sabido mantener en el mercado de forma casi ininterrumpida el Lincoln Continental desde hace cerca de 80 años. Esta berlina de gran tamaño gusta por su amplio habitáculo, en las dos filas de asientos, un interior muy cuidado y una conducción muy precisa, teniendo en cuenta que este es uno de esos coches que gusta conducir de forma relajada. Sin embargo, entre los cambios menos convencen está la sustitución del selector de marchas por botones.

Ford F-350

Ford F-350

Un modelo al más puro estilo yanqui, pero de la América profunda, un pick-up de grandes proporciones, motor descomunal, bañera de carga inmensa, en algunas versiones incluso incorpora ruedas dobles en el eje trasero, y que es capaz de arrastrar un edificio si fuera necesario. A los compradores les ha gustado que hayan mejorado los materiales que conforman el interior para una mayor comodidad de sus plazas, al mismo tiempo que se han incorporado nuevas tecnologías en pos de una mayor comodidad y seguridad.

Mazda MX-5

Mazda MX-5

Este pequeño deportivo de origen japonés hace las delicias de medio mundo. El Mazda MX-5 está disponible en versiones cabrio, roadster y targa, su tamaño compacto y su alegre motor le permiten disfrutar en todo momento de la conducción, sobre todo gracias a una dirección rápida y precisa y una caja de cambios manual de seis velocidades que te permite buscar el nivel de respuesta que se desea en todo momento. En el lado contrario, el principal problema que aprecian los encuestados está en el alto nivel de ruido interior, la falta de calidad en algunos paneles y en los asientos.

Toyota Prius

Toyota Prius

El automóvil que popularizó a nivel mundial la tecnología híbrida, sigue siendo uno de los favoritos en un país donde históricamente no han tenido inquietudes relativas al consumo y donde son legión los vehículos que montan estridentes motores V8. El nuevo Toyota Prius, que se renovó hace apenas dos años, ha alargado su figura hasta rondar el segmento de las berlinas. Sus puntos a favor son su practicidad, su escasa sonoridad y la calidad de sus acabados, mientras que en contra se encuentra la falta de comodidad.

Honda Odyssey

Honda Odyssey

El monovolumen de siete plazas de Honda dispone de puertas laterales traseras corredizas y con una disposición de asientos que resulta cómoda para todos los integrantes. Además, su interior es más refinado, sus mecánicas resultan eficientes y su sistema multimedia ha mejorado. Y eso que se puede encontrar una propulsor V6 de 3,5 litros y 280 CV con un cambio automático de 9 velocidades en su catálogo.

Dodge Challenger

Dodge Challenger

Uno de los pocos Muscle Car que han llegado hasta nuestros tiempos, aunque ha tenido épocas en las que no se ha vendido. Es un deportivo, que procede de un vehículo compacto, pero con líneas radicales. En esta ocasión, convence su comodidad de conducción, que se ha mejorado el aislamiento del ruido y la amplitud de los asientos traseros. Además, mejora la seguridad con nuevas tecnologías. Pero si realmente gusta es por su respuesta deportiva y su precio relativamente accesible para el gran público estadounidense. Otra cuestión es intentar comprar alguna de las versiones y ediciones especiales que componen su catálogo.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *