Portada » Actualidad » 5 tecnologías del coche que te ayudarán a conducir con niebla

Además, no olvides activar los faros antiniebla.

En los últimos días, buena parte de España se ha visto envuelta en espesas y persistentes nieblas que han complicado la circulación en muchas carreteras, especialmente las del interior peninsular. Conducir con niebla es uno de los peligros inherentes a la conducción. Da igual qué coche lleves, más grande, pequeño, potente, lujoso o sencillo. El riesgo es el mismo: conducir dentro de una nube, con una visibilidad del entorno muy limitada.

No hay que olvidar unas recomendaciones básicas de conducción ante este fenónomeno meteorológico, que se puede producir en cualquier época del año y lugar, aunque es más propio en tierras altas y puertos de montaña. Además de reducir la velocidad, encender los faros antinieblas y guardar una mayor distancia de seguridad con el resto de vehículos, las nuevas tecnologías y equipamientos de los coches incluyen ayudas a la conducción que debes activar si la lleva tu vehículo. La DGT recomienda utilizar siempre las siguientes:

Faros LED de última generación

Son comunes en los niveles altos de equipamiento, frecuentemente denominados como ‘Matrix LED’. Son muy útiles para conducir con niebla debido a su capacidad para iluminar una curva y la cuneta antes de llegar a ella. Esto es posible gracias a su coordinación junto a la función de navegación. Son una especie de faros inteligentes, que van siguiendo el recorrido del navegador y pueden dirigir el halo de luz con la antelación suficiente para guiar al conductor.

Navegador

conducir con niebla

Activa el navegador siempre cuando haya que conducir con niebla. Permite obtener información con la suficiente antelación como para prever cruces, rotondas, curvas peligrosas y anticiparte a los atascos. Si además tienes instalado un head-up display u holograma transparente sobre el volante con la información del recorrido mucho mejor. Así no retiras la vista de la carretera en ningún momento.

Asistentes de conducción

conducir con niebla asistentes

La última tecnología provee a los coches de cámaras integradas y sensores que captan con gran precisión las incidencias de la vía. Así, muchos coches nuevos equipan el sistema de vigilancia de ángulo muerto, reconocimiento de señales, el aviso de cambio involuntario de carril o la ayuda al mantenimiento del carril. El propio coche nos avisará o ayudará en condiciones de niebla. Aunque no te confíes, el vehículo no conduce por tí y el control del mismo lo seguirás teniendo tú.

Visión nocturna

visión nocturna niebla

Una tecnología que comenzó a instalarse la década pasada en coches de alta gama pero que ya incluyen coches de todo tipo y precio. BMW, Audi, Porsche o Peugeot la integran en algunos modelos. Con la visión nocturna, es posible detectar peatones, animales u otros vehículos no iluminados a más de 250 metros de distancia, anticipándose a la visión que nos proporcionan los faros. Se consigue gracias a una cámara de infrarrojos y sensores, que emiten una alerta en el head-up display o la pantalla del coche, o muestra imágenes del objeto, persona o animal.

Neumáticos ‘runflat’

Más que tecnológicos, este tipo de neumáticos lo que ofrecen es, con una simple modificación, mayor seguridad en condiciones de visibilidad adversas. La DGT aconseja montarlos si vives en zonas de nieblas persistentes. Consisten en unas gomas con los flancos reforzados. En caso de pinchazo, mientras conduces con niebla, los neumáticos ‘runflat’ podrán seguir rodando sin perder presión hasta el taller más próximo. De esta manera, no te quedarás parado en mitad del blanco de niebla, con el peligro de colisión que eso supone, o te verás obligado a cambiar la rueda en plena carretera.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *