Portada » Pruebas » BMW Serie 2 Gran Coupé, a prueba su estilo y prestaciones

El BMW Serie 2 Gran Coupé ya está disponible desde 31.100 €.

Con la intención de poner contra las cuerdas al imparable Mercedes-Benz CLA Coupé, que ya va por su segunda generación, el BMW Serie 2 Gran Coupé se lanza al mercado con un estilo deportivo inconfundible, heredado de sus hermanos de gama, y una serie de motores sencilla pero con unidades de altas prestaciones.

La nueva berlina cupé de la marca alemana deriva de la plataforma del nuevo BMW Serie 1 con tracción delantera. Con él comparte buena parte de la gama mecánica, entre la que destacan unidades de altas prestaciones con hasta 306 CV de potencia, y también tecnología, a la vanguardia del segmento compacto.

Diseño rompedor

serie 2 gran coupé lateral

El estilo berlina cupé tiene todavía mucho que ofrecer. Y si no que se lo digan al BMW Serie 2 Gran Coupé. Afronta con ganas una nueva era en que el diseño de este tipo de carrocería tiende más al lado deportivo que al práctico, de ahí su suave caída de techo y, sobre todo, esas puertas sin marcos superiores. Mide 4,52 m de largo, 1,80 m de ancho y 1,42 m de alto.

De acuerdo, hay mucho del nuevo Serie 1 aquí, pero fíjate en su trasera, probablemente de las más personales del momento. Es alta, mucho, y muy recta, imponente. Luce pilotos LED muy finos y sobre todo mucho músculo. Especialmente con el paquete M Sport instalado, una opción de 3.800 € que afila aún más su peculiar diseño. Más llamativo, en cualquier caso, que su perfecto rival, el mencionado CLA Coupé.

Tracción delantera

Como bien comentaba el BMW Serie 2 Gran Coupé deriva del Serie 1, y eso implica pasar por la tracción delantera. Una opción que ya estaba presente en otros Serie 2, como el Active Tourer y el Gran Tourer. Pero ojo, esto no significa que la marca vaya a acabar con la propulsión en esta gama. Al contrario, los Serie 2 Coupé y Cabrio mantendrán su actual plataforma de tracción trasera, condición indispensable para prefigurar una segunda generación del M2.

De este modo podemos ver a este Gran Coupé como una variante de cuatro puertas del Serie 1, alternativas que ya estaban presentes en Audi o Mercedes-Benz. En todo caso no hay que pensar en ello como una desventaja, ahora te cuento que la plataforma de tracción delantera es mucho mejor de lo que los fanáticos de la propulsión esperaban.

Habitabilidad comprometida

serie 2 gran coupé maletero

Como comentaba, el BMW Serie 2 Gran Coupé ha primado el estilo a la funcionalidad, y ese es uno de sus mayores hándicaps comparado con el Serie 1. La nueva caída de techo ha obligado a replantear tanto la entrada a las plazas traseras (las delanteras son iguales) como la habitabilidad en la segunda fila.

La entrada es angosta, obliga a agachar la cabeza más de la cuenta, y las plazas más pequeñas que las de un Serie 1. Especialmente en el terreno de la altura, donde adultos de más de 1,80 m comienzan a tener problemas. La anchura permite a tres adultos acomodarse allí, pero no de forma cómoda para el central, con un asiento sin forma, estrecho y con un voluminoso túnel central. Mejor para dos.

Lo que sí mejora frente al Serie 1 es el maletero, un baúl de 430 litros, 50 más que un Serie 1, aunque todavía por detrás del CLA Coupé. Ojo, porque utiliza una pequeña puerta, lo que genera un hueco de carga estrecho y limitado para grandes volúmenes.

Mucha tecnología

Lo bueno de haberse beneficiado de la plataforma del Serie 1 es que también recibe toda su tecnología, tanto de confort como de seguridad. En el primero de los casos, equipa cargador inalámbrico para móvil o un sistema multimedia compuesto por una pantalla táctil de 8,8 pulgadas, este último de serie. Opcionalmente el paquete Live Cockpit Professional por 2.367 € añade un cuadro de mandos digital y un multimedia avanzado de 10,25 pulgadas. Por supuesto recibe el control por voz inteligente capaz de responder a comandos vocales naturales y activado con un simple “Hola, BMW”.

La seguridad corre a cargo de los últimos asistentes a la conducción, como son el control de velocidad de crucero adaptativo con asistente en atascos, que junto al asistente de mantenimiento de carril, acercan a este Serie 2 Gran Coupé a la tecnología semi-autónoma. También dispone de un avanzado sistema de iluminación LED matricial.

Hasta 306 CV

serie 2 gran coupé delantera

La gama mecánica es similar a la ofrecida por el Serie 1. Cuenta con propulsores gasolina y diésel entre 140 y 306 CV de potencia. La familia gasolina es precisamente la más amplia. Parte de un 218i (31.100 € ) tricilíndrico con 140 CV, un motor que puede combinarse con caja de cambios manual o automática (32.089 €). La oferta se completa con el más deportivo hasta el momento, un M235i xDrive (58.900 €) de 306 CV con motor de cuatro cilindros, cambio automático y tracción total.

El apartado diésel queda cubierto, primero, por un 216d (33.800 €) de acceso de tres cilindros y 116 CV de potencia. Solo se combina con una caja de cambio automática. Al igual que la otra alternativa de gasóleo, un 220d (41.500 €) de 190 CV como la opción más prestacional con el mínimo consumo. No se ha hablado, al menos por ahora, de versiones eléctricas o híbridas enchufables.

Versión exclusiva Black Edition

Con motivo de su lanzamiento al mercado español, el BMW Serie 2 Gran Coupé pone a la venta una edición exclusiva de lanzamiento Black Edition, que sólo puede adquirirse a través de internet. Se trata del primer BMW disponible únicamente online con contenido exclusivo que se centra en el aspecto estético del coche.

El equipamiento exclusivo es el acabado M Sport para los motores 218i y 220d y el paquete M Performance (M235i XDrive) con sistema de escape M Performance; color exterior Shapirschwarz; Shadow Line BMW Individual con contenidos ampliados y llantas Performance de 19″. La edición limitada Black Edition ya se puede comprar desde 37.675 €, aunque goza de descuento de preventa de 2.000 € en caso de escoger las variantes 218i o 220d y de más de 1.500 € en caso de elegir el M235i XDrive.

Buen tacto

La puesta a punto del BMW Serie 2 Gran Coupé es definitivamente deportiva. Igual que ocurre con el Serie 1. Cierto es que solo lo he probado con la suspensión adaptativa opcional. Hay tres opciones: la de serie, una deportiva y la mencionada adaptativa. Una suspensión muy agradable en el modo más confortable y que contiene muy bien las oscilaciones de la carrocería en su modo más duro.

Realmente apenas hay diferencias frente a un Serie 1. Y es que la batalla es la misma. La verdadera diferencia es el peso, casi 100 kilos a favor del Serie 1 en el caso del modelo gasolina 118i. A los mandos ni se nota. Sigue siendo un coche muy aplomado, con muy buena pisada y, sobre todo, en el que no echo en falta la famosa tracción trasera.

Buen equilibrio

serie 2 gran coupé interior

Por el momento he probado dos de los modelos disponibles para el BMW Serie 2 Gran Coupé: los diésel y gasolina más potentes. El primero, el 220d, es un motor ya de sobra conocido en la marca. Un propulsor que ofrece un muy buen nivel de prestaciones con un consumo verdaderamente contenido: del orden de los 6 l/100 km. Un motor ya por fin más refinado, aunque no es una de sus mayores ventajas. Asociado al cambio automático, el Steptronic de convertidor de par regula muy bien las necesidades del motor y resulta tremendamente satisfactorio. Me gusta mucho su rapidez y reactividad.

Por otra parte, el M235i xDrive es todo un deportivo con aspecto cupé. Un coche que recoge toda la técnica del M135i. Es decir, un cuatro cilindros turbo de 2,0 litros con 306 CV. Sus prestaciones son sensacionales gracias principalmente al sistema de tracción total de serie. Permite acelerar fuerte en cualquier circunstancia sin miedo a perder el control. Y probablemente ese sea su mayor inconveniente. Va tan asentado que el conductor apenas tiene que intervenir. Sensación que se traslada a otros aspectos como el sonido. Bonito, pero no tan incisivo o logrado como, por ejemplo, el Mercedes-AMG CLA 35 4MATIC+ Coupé.

En definitiva

El BMW Serie 2 Gran Coupé es una bonita interpretación de una berlina cupé a un tamaño reducido. Ha bebido de sus hermanos mayores, especialmente del último en añadirse a la gama, el Serie 8. Pierde habitabilidad pero gana maletero, y definitivamente es un coche que juega más en la liga del diseño que en la de la polivalencia, como sí hace el Serie 1, del que deriva.

Me gusta su chasis y su puesta a punto. No echo en falta la tracción trasera, y menos con la oferta mecánica a nuestra disposición. Además, el más potente ya integra de serie un avanzado sistema de tracción total que pone cordura a tanta potencia. Un M235i, por cierto, muy rápido y efectivo pero algo falto de emoción frente a su principal rival.

Ficha técnica BMW 220d Gran Coupé

TIPO DE MOTORDiésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado
CILINDRADA1.995 cc
POTENCIA190 CV entre 2.500 y 4..000 rpm
PAR MÁXIMO400 Nm entre 1.750 y 4.000 rpm
V. MÁXIMA235 km/h
ACELERACIÓN7,5 s
CONSUMO4,9 l/100 km WLTP (combinado)
MEDIDAS4.526 / 1.800 / 1.420 mm
NEUMÁTICOS225/ 55 R17
PESO EN VACÍO1.580 kg
MALETERO430 l
PRECIODesde 41.500 €
GAMA DESDE31.100 €
CUOTA RENTING*690 €/mes*
LANZAMIENTOMarzo de 2020


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *