Portada » Actualidad » Así ha cambiado el reglamento para hacer el examen del carné de moto A2

Así ha cambiado el reglamento para hacer el examen del carné de moto A2

Así ha cambiado el reglamento para el examen del carné de moto A2

Son muchos los cambios que está introduciendo la DGT en las normativas de circulación en los últimos meses, tantas que algunas pasan desapercibidas pero que son igualmente importantes. En esta ocasión nos fijamos en las novedades en el examen del carné de moto A2. No son demasiadas, pero sí que tienen el suficiente calado como para que puedan cambiar el modo de obtención para algunos aspirantes.

El motivo de estos cambios en el examen es que las motos utilizadas y el equipamiento empleado se parezcan al máximo a lo que estos aspirantes a motociclistas encontrarán posteriormente en el mercado.

Así, entre las novedades encontramos cambios en el equipamiento que han de emplear durante los exámenes prácticos, el tamaño de la rueda de las motos con las que podrán realizar las pruebas o el esquema mecánico que tendrán estos vehículos.

Motos automáticas

Quienes obtengan el carné con una motor automática no podrán emplear una motor de marchas después

Las motos automáticas están permitidas para la obtención de carné de moto desde el año 1997, aunque ahora se ha introducido un cambio para mostrar qué se considera moto automática y qué moto con marchas. Así, para que una moto sea considerada moto de marchas debe contar con maneta de embrague y la posibilidad de cambiar de marchas con el pie izquierdo. En caso contrario, será automática.

Cabe recordar que quienes superen el examen con una moto automática, este detalle se reflejará en la expedición de su carné de conducir y solo estarán habilitados para conducir este tipo de vehículos por lo que no podrán llevar motos de marchas manuales.

Son muchos los que se sacan el permiso pensando en conducir una scooter y después se llevan la sorpresa de que no pueden conducir motos de marchas cuando deciden cambiar de moto.

Examen con una moto eléctrica

Las motos eléctricas están permitidas para la realización del carné de conducir

Las motos eléctricas están habilitadas para la prueba desde el año 2013 aunque entonces apenas había modelos con esta mecánica en el mercado. Sin embargo, en los últimos años se han popularizado. De hecho, es muy habitual encontrarlas en las ciudades para contratarlas en modalidad de motosharing.

En este caso, como sucedía con el anterior, quienes superen la prueba con una moto eléctrica solo estarán habilitados para conducir una moto con cambio automático, nunca con marchas manual.

La normativa señala que para la obtención del carné de moto A1, la moto con motor térmico debe tener una cilindrada de entre 115 cm3 y 125 cm3, y una potencia máxima de 11 kW, con una relación peso potencia no superior a 0,1 kW/kg y una velocidad máxima de 90 km/h. si el motor sea eléctrico, la relación debe ser inferior a 0,08 kW/kg.

En el caso de las motos para la prueba del A2, las que tengan motor térmico deben contar con una cilindrada mínima de 250 cm3 (antes el umbral estaba en 395 cm3) y una potencia de entre 20 kW y 35 kW, así como una relación peso potencia de 0,2 kW/kg. En caso de que se muevan con un motor eléctrico, esta relación peso potencia debe ser de al menos 0,15 kW/kg.

Rueda delantera de un mínimo de 15 pulgadas

Las novedades en el reglamento están encaminadas a que las motos de los exámenes se parezcan a lo que el examinado va a encontrar después en el mercado. Por ello, el tamaño mínimo de la rueda delantera ha bajado de 16 pulgadas a 15 pulgadas, teniendo en cuenta que son muchas las motos eléctricas que emplean esta medida.

Sin embargo, no bajan hasta las 14 pulgadas. El motivo: dejar a las Vespas fuera.

El equipamiento necesario para presentarse al examen

Los guantes se añaden al equipamiento necesario para la realización del examen

Desde principio de año se han añadido los guantes al equipamiento obligatorio para los motoristas, una obligación que se ha trasladado al examen del carné de moto. Las autoescuelas podrían facilitarlos, aunque en una situación como la que nos encontramos, con una pandemia que campa descontrolada y con el cuidado y las recomendaciones que debemos seguir para evitar nuevos contagios, es más que recomendable que cada uno lleve sus propios guantes.

Según especifica el reglamento, hay que utilizar casco homologado, guantes, chaqueta con protecciones para espalda, hombros y codos y pantalones con protecciones en las rodillas. A esto hay que sumar botas que protejan en tobillo.

Carlos Olmo

Desde pequeño dando la tabarra con los coches en casa. He conseguido convertir mi pasión en mi profesión, y llevo más de diez años intentando ponerme al volante de cualquier coche y reflejar mis impresiones en un folio en blanco. Producto, competición, producción, concesionarios, mercado, talleres, componentes, primer equipo, clásicos… no en este orden pero de todo he escrito. Y espero seguir escribiendo durante mucho tiempo.

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *