Portada » Actualidad » La DGT inicia una campaña de control de distracciones al volante

La DGT inicia una campaña de control de distracciones al volante

Víctimas mortales conducción teléfono móvil

La DGT considera que el uso del teléfono móvil es una de las principales distracciones de los conductores.

La DGT inicia esta semana una campaña especial para controlar las distracciones al volante. Se trata este de uno de los principales campos de batalla de la entidad dirigida por Pere Navarro para reducir la siniestralidad al volante (señala que uno de cada tres accidentes están motivados por esta causa), junto con el consumo de alcohol y estupefacientes y el exceso de velocidad.

La campaña durará una semana, del 14 al 20 de septiembre, y se llevará a cabo en todo tipo de carreteras de nuestro país poniendo especial atención a las vías secundarias en las que se concentra el mayor número de accidentes.

En esta participarán tanto la Guardia Civil de Tráfico como las entidades que controlen las carreteras en las comunidades que tengan las competencias transferidas y las policías locales de diversos ayuntamientos que se han sumado a esta campaña especial de vigilancia de distracciones.

Especial atención al uso del móvil

Guardia Civil

El teléfono móvil es la gran tentación de los conductores al volante. A pesar de la legalidad del uso de los sistemas manos libres, la propia DGT ha alertado en muchas ocasiones de la pérdida de atención que supone conducir mientras se habla con otra persona a distancia. Este riesgo se agrava si se coge el teléfono para mirar los mensajes recibidos o, en el peor de los casos, se responde a algunos de estos.

No solo se quita una mano del volante sino que se circulan decenas de metros sin prestar atención a la carretera, sin mantener nuestra posición en el carril y sin capacidad de reacción ante un posible imprevisto.

La DGT lleva años intentando atajar este problema con cámaras de vigilancia especial o el propio radar Pegasus, que también identifica estos comportamientos. Hace algo más de un año intentó añadir drones con cámaras de vigilancia para multar estos comportamientos, aunque la falta de homologación y las lagunas en la ley de seguridad Vial se lo impidió.

Así, desde hace unos meses, ha empezado a utilizar furgonetas camufladas, sin identificación de la Guardia Civil de Tráfico para que agentes desde la posición privilegiada que le da su altura sobre la carretera puedan vigilar a los conductores y su disposición ante el volante.

Una sanción que podría incrementar su cuantía

Víctimas mortales conducción teléfono móvil

La sanción por el uso del teléfono móvil es, actualmente, de 200 euros y una pérdida de 3 puntos en el carné de conducir. Sin embargo, entre los planes de la DGT está la de aumentar tanto la cuantía de la sanción como la resta de puntos, que podría alcanzar los 6 puntos próximamente.

Son muchas las veces que Pere Navarro ha planteado esta posibilidad y otras tantas las veces que se ha rumoreado que este cambio podría salir adelante. Pero, por el momento, no ha habido cambio y hay noticias al respecto de una fecha próxima en la que se podría cambiar esta normativa.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *