Portada » Destacados » Citroën C5 X 2022: vuelve el buque insignia… diciendo adiós al diésel

Citroën C5 X 2022: vuelve el buque insignia… diciendo adiós al diésel

La firma gala recupera su mítico modelo y lo transforma ligeramente en un crossover. El nuevo C5 X se despide además de los motores de gasóleo para abrazar la hibridación enchufable. Llegará a principios de 2022.

Citroën ha vuelto a repetir la misma estrategia que con el C4. Tras dejarle desaparecer lentamente (en el compacto hubo un ligero periodo de transición con el Cactus) ha vuelto a resucitarlo de manera brillante. El nuevo C5 X 2022 llega con un diseño espectacular, con todo un arsenal de tecnología (tanto de comunicación como de seguridad) y con lo último en eficiencia.

Citroën C5 X trasera

Rasgos, cualidades y características que nos hacen hablar de él como el nuevo buque insignia de la firma del doble chevrón, siguiendo así los pasos de las grandes berlinas de su historia.

Citroën C5 X: un poco de todo

Hablamos de un coche que mide 4,80 metros de largo por 1,86 de ancho y 1,48 de alto que completa con una distancia entre ejes de 2,78 metros. Se sostiene sobre la misma plataforma que da vida a los Peugeot 508 o DS 9 aunque con un envoltorio mucho más característico y menos tradicional.

El Citroën C5 X está a medio camino entre una berlina y un crossover

Porque lo lógico por nuestra parte hubiera sido denominarlo como una berlina (no en vano así lo posiciona la marca) pero si nos atenemos al diseño, resulta complicado clasificarle. Comparte rasgos estéticos con el nuevo C4 visibles sobre todo en el frontal. Sin embargo, a medida que vamos visualizando su lateral y, sobre todo, llegamos a su zaga, la sensación es la de estar ante un crossover.

Robusto y atlético ofrece las típicas protecciones inferiores de este tipo de coches, con unos paragolpes algo protegidos. Las llantas son de 19 pulgadas y la ilimunación tanto delantera como trasera cuenta con tecnología LED.

Prima el espacio

Citroën C5 X asientos traseros

En el interior se hereda buena parte del diseño del C4, con un salpicadero muy horizontal y completamente digitalizado gracias a la pantalla central en formato panorámico con 12 pulgadas y al cuadro de instrumentos digital. No falta tampoco un Head-up display a color proyectado sobre el parabrisas (dando la sensación de tener una pantalla de 21 pulgadsa) y una consola central amplia desprovista de pomo del cambio.

Y es que el confort y la amplitud serán las máximas de este C5 X. El primer apartado está cubierto con los asientos, que emplean la tecnología Advanced Comfort de la marca, con un extra de mullido en sus respaldos. El espacio lo proporciona gracias a la comentada batalla de 2,78 metros que no solo promete un generoso hueco para sus ocupantes sino también un maletero de buena capacidad, con 545 litros ampliables a 1.640 litros cuando abatimos los respaldos traseros. Para acceder, dispone de portón eléctrico con función manos libres.

Seguro, ante todo

El puesto de conduccion comparte diseño con el C4

Dado que el C5 X se convierte en el nuevo buque insignia de la marca, es obvio que contará con lo último en sistemas de asistencia y seguridad. Tal es así que presume de un Nivel 2 de conducción autónoma gracias a los múltiples sensores, radares y cámaras que incorpora. A destacar el Highway Driver Assist con control de velocidad de crucero adaptativo con función Stop&Go y la alerta activa de mantenimiento en carril. A ello se suman el control de ángulo muerto, el asistente de alerta de tráfico cruzado trasero, la cámara Top 360 Vision…

No habrá motores diésel

En el apartado mecánico podríamos decir que no hay sorpresas… aunque la realidad es bien distinta. Porque si hace años nos hubieran dicho que una berlina carecería de motores diésel nos hubiéramos llevado las manos a la cabeza. Pero este C5 X así lo propone y el encargado de sustituir a esos bloques será una variante híbrida enchufable.

ElCitroën C5 X tendrá una versión PHEV

Comparte sistema con el C5 Aircross Hybrid por lo que combina un bloque térmico 1.6 PureTech de 180 CV con otro eléctrico de 109 CV para generar una potencia conjunta de 225 CV. Se combina con la caja de cambios automática EAT8 de ocho relaciones y gracias a la batería de 13,2 kWh homologará una autonomía en modo eléctrico superior a los 50 kilómetros por lo que lucirá la etiqueta CERO de la DGT.

El resto de alternativa a escoger serán exclusivamente gasolina, a buen seguro los PureTech de 130 y 180 CV combinados con caja de cambios manual de seis relaciones o automática de ocho velocidades (opcional en el primero y estándar en el segundo). Habrá que esperar hasta el otoño para poder conducirlo y las primeras entregas se realizarán en los primeros meses de 2022.

Karam El Shenawy

Enamorado del motor y de todo lo que le rodea. La fortuna y las vicisitudes de la vida me permitieron trabajar en mi gran pasión. Cada coche, al igual que cada día, es una oportunidad de aprender un poco más.

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *