Portada » Galerías » Los coches más famosos del cine

Los coches más famosos del cine

Ecto-1

Repasamos los coches más icónicos de la historia del cine.

Llega el momento de hacer nuestro repaso especial al mundo del celuloide desde el punto de vista que más nos gusta en Clicacoches: el de los mejores coches, o al menos los más icónicos de la historia del cine.

No ha sido fácil la selección, comenzamos pensando en destacar diez. No hubo quórum y conseguimos que la criba quedara en solo 25. El listado podría ser mucho mayor pero al final, estos son nuestros favoritos.

Dodge Charger – Fast and Furious

Dodge Charger – Fast and Furious

El tesoro de Toretto, un Dodge Charger de los 70, el coche que fue de su padre y que no es capaz de terminar de arreglar para hacer el cuarto de milla. El sueño está a la misma altura que el miedo. El coche más importante de la primera entrega de una saga que lleva ya nueve entregas.

Alfa Romeo 1600 duetto spider – El graduado

Alfa Romeo 1600 duetto spider - El graduado

Como sucede con otros integrantes de la lista, el coche no es uno de los ejes principales de la trama pero su aparición es de gran importancia. Hizo un tándem perfecto con un entonces desconocido Dustin Hoffman que cogió alas tras esta película, lo mismo que el coche y la marca, que consiguió hacerse un hueco entre las más deseadas de Estados Unidos.

Ford Econoline – Dos tontos muy tontos (Dumb and Dumber)

Ford Econoline – Dos tontos muy tontos

Bajo ese traje de perro se esconde un Ford Econoline, una furgoneta de la marca del óvalo que contó con variantes de vehículo comercial, de transporte de pasajeros y hasta de caravana. Sin embargo, ninguna mejor que esta. Qué bien le sienta el disfraz de perro, lengua y orejas incluidas (que se levantan cuando la furgoneta salta).

Ford C-Max – The Hitman’s Bodyguard

Ford C-Max – The Hitman’s Bodyguard

Un guardaespaldas de éxito tiene que proteger a un sicario y llegar a tiempo a La Haya para declarar en contra de uno de los peores dictadores de la Europa del Este. Solo disponen de 24 horas y, ¿cómo lo logran?, ¿en avión? No, sembrado el caos por media Europa a bordo de un Ford C-Max.

Ford Thunderbird – Thelma & Louise

Ford Thunderbird – Thelma & Louise

Una road movie que marcó una época. Dos amigas que emprenden un viaje para reencontrarse con ellas mismas y reordenar sus ideas a bordo de un Ford Thunderbird, con algunas escenas que forman parte de la historia del cine.

Volkswagen Beetle – Herbie

Volkswagen Beetle – Herbie

Muchos queremos a nuestros vehículos como si fueran miembros de nuestra familia. Les mimamos, les cuidamos, evitamos que sufran como si tuvieran sentimientos… y en este caso es verdad. Herbie es un vehículo que tiene vida propia, que siente y padece, que se hace amiga de Maggie Peyton y que le ayuda a conseguir varias victorias en algunas carreras de automovilismo.

Lincoln Futura – Batman

Lincoln Futura – Batman

Muchos dirán que Batman no es un superhéroe sino un potentado con mucho dinero para comprar gadget de todo tipo que le ayuden en su búsqueda de combatir el mal. Entre sus herramientas, siempre ha contado con numerosos vehículos, todos ellos muy llamativos y preparados, aunque nosotros nos quedamos con el primero, un original Batmovil basado en un Lincoln Futura.

Ford DeLuxe Convertible – Grease

Ford DeLuxe Convertible – Grease

Una película que marcó a una o varias generaciones y que muestra las carreras callejeras de los abuelos de los de Fast & Furious. Cuenta las aventuras, vivencias y amoríos de un grupo de amigos de un instituto típico estadounidense de la década de los 50 mientras preparan el coche de Danny Zuko para que sea el nuevo rey de la carretera. El resultado final te sorprenderá, y no solo por la evolución de los personajes o lo pegadizas de las canciones sino por la decoración con la que termina el Ford De Luxe Convertible.

Volkswagen T2 Microbus – Pequeña Miss Sunshine

Volkswagen T2 Microbus – Pequeña Miss Sunshine

Una road movie atípica donde el coche es el escenario principal de la persecución de un sueño de una niña que quiere participar en un concurso de baile de jóvenes talentos. Recuerdos, conversaciones profundas y problemas mecánicos jalonan una historia en la que el drama les visita en algún momento para un final que sorprende por inesperado.

BMW M5 – Ronin

BMW Serie 7 – Ronin

Esta película reúne varias de las mejores persecuciones que se han rodado jamás en el mundo del cine, alguna de ellas por calles en las que apenas podría circular una bicicleta. Sin embargo, nos quedamos con una que protagonizan en Paris, tanto por el centro de la ciudad como por los túneles, donde se ven perjudicados varias docenas de coches, que quedan listos para el desguace.

DeLorean DMC-12 – Regreso al futuro

DeLorean DMC-12 – Regreso al futuro

Qué mejor máquina del tiempo que un De Lorean, uno de los vehículos más extraños creados nunca pero que más adeptos tiene a nivel mundial, un detalle que ha logrado en gran parte gracias a la película. Aunque nosotros planteamos la pregunta, ¿habría tenido el mismo éxito esta historia protagonizada por Michael J. Fox y Christopher Lloyd si en lugar de un De Lorean DMC-12 hubieran utilizado un frigorífico para dar saltos en el tiempo?, ¿y si en lugar de este DeLoren hubieran empleado otro coche más ‘normal’? Y, para terminar, ¿qué es el condensador de fluzo?

Ford Mustang GT – Bullitt

Ford Mustang GT – Bullitt

Una de las mejores persecuciones de la historia del cine, con las empinadas calles de San Francisco como marco. Steve McQueen demostró aquí que era un excelente conductor, posteriormente lo demostraría en Le Mans, y el Ford Mustang que era mucho más que “el coche de las secretarias”, aunque aquí aparezca sin los logos de la marca y el modelo (los del óvalo no le cedieron ningún coche para la grabación, por lo que los tuvieron que comprar y quitaron los logos para no hacer publicidad). Hay quien considera que el escarabajo que aparece mil y una veces es coprotagonista de la escena junto al Mustang.

Plymouth Fury – Christine

Plymouth Fury – Christine

Película basada en la obra homónima de Stephen King. Entendió que un Plymouth Fury de 1958 podría albergar en el fondo de su alma al mismísimo diablo, y eso son palabras mayores cuando la historia procede de la mente del rey literario del terror. El coche, con vida propia, era capaz de acabar con todo lo que se pusiera por delante y su deseo de venganza era insaciable. Intentaron acabar con él, pero se regeneraba solo. Durante la filmación se utilizaron entre 23.

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio – Seis en la sombra

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio - Seis en la sombra

Es una película reciente y no le ha dado tiempo aún a llegar a nuestros corazones, algo que tendrá difícil tras elegir los productores un verde chillón para decorar este Giulia Quadrifoglio. Se podría aceptar el debate si ya se le puede considerar un coche icónico de la historia del cine… pero tiene que estar aquí. La escena de persecución que protagoniza al inicio de la película por las calles de Florencia es simplemente bestial. Y el destrozo de otros coches que provoca, también, los daños generados solo en los coches superan el millón de euros.

Cadillac Miller Meteor – Los cazafantasmas

Cadillac Miller Meteor – Los cazafantasmas

Pocos sabrán que en realidad este familiar de finales de los 50 y que albergaba bajo su capó un motor V8 de 6,3 litros y 320 CV era una ambulancia, aunque después se le aderezó con todo lo necesario para luchar contra los entes venidos de otro mundo, y con una sirena chillona que provocaba sordera para varios días. Su nombre era ‘Ecto 1’.

Ford Mustang Fastback– 60 segundos

Ford Mustang Fastback– 60 segundos

El Ford Mustang es uno de los coches con más seguidores a nivel mundial. El mérito de 60 segundos, más allá del increíble catálogo de bellezas automovilísticas que muestra este remake de ‘Gone in 60 seconds’, está en que ha logrado que el Mustang más deseado sea un coche que nunca se fabricó en serie. Y es que ‘Eleanor’, que así es como se le conoce, es en realidad un Ford Mustang Fastback 1967 al que se le acopló un kit aerodinámico creado por Chip Foose y fabricado por Unique Performance, la cual después se puso a fabricar unidades para el mercado que aún se pueden adquirir. Todo una mentira de Hollywood.

Austin Mini – The Italian Job (Un juego italiano)

Austin Mini – The Italian Job (Un juego italiano)

Si vas a robar un banco has de estar seguro de que cuentas con la manera de escapar. Uno pensará que la mejor opción es un coche bien nutrido de caballos, aunque no siempre es la mejor opción. En la película original de The Italian job, que tuvo una réplica en el año 2000, un Austin Mini es el encargado de poner a buen recaudo tanto el botín como a los asaltantes aprovechando su pequeño tamaño dando lugar a persecuciones muy curiosas. Por cierto, el remake del 2000 repite modelo aunque con el entonces nuevo MINI.

Aston Martin DB5 – Goldfinger

Aston Martin DB5 – Goldfinger

No podía faltar. James Bond ha contado con todo tipo de vehículos en sus películas, incluso alguno submarino, pero por alguna razón, el Aston Martin DB5 se ha convertido en el modelo icónico del personaje. Apareció por primera vez en Goldfinger y dicen no hubo entendimiento entre los productores y Aston Martin. Los primeros querían un deportivo británico para servir a la reina y el fabricante dinero por sus coches. Tuvieron que comprarlos. El éxito fue tal que desde entonces Aston Martin puso toda su flota a disposición de James Bond, y le ha tocado pasar por caja para que aparezcan sus coches, como les ha pasado a otras marcas.

Porsche 917 – Le Mans

Porsche 917 – Le Mans

Todo un icono de la competición, fue el que acabó con el dominio del Ford GT40 en Le Mans, y uno de los coches de carreras de más bella factura. Sin embargo, muchos lo recuerdan por ser el coche protagonista de la película Le Mans protagonizada por Steve McQueen. Con esta el resto de mortales (más allá de los aficionados al automovilismo) descubrieron una carrera que dura 24 horas, que se celebra uniendo varias carreteras comarcales y que es de las más duras de cuantas se celebran a nivel mundial.

Checker Cab – Taxi Driver

Checker Cab – Taxi Driver

Un taxi estadounidense, de los amarillos de toda la vida, se convierte en la nave con la que un veterano de la guerra del Vietnam navega sin rumbo por las noches de Nueva York visitando los bajos fondos y comprobando en qué se ha convertido su ciudad mientras da rienda suelta a sus reflexiones y deseos de hacer justicia. Y todo lo hace a bordo de este Checker Cab fabricado por Checker Motor Corporation compañía especializada en la fabricación de taxis, hasta su cese de actividad en 1982.

Peugeot 406 – Taxi

Peugeot 406 – Taxi

Un amante de las carreras se gana la vida como taxista con un Peugeot 406 muy especial. No es que tenga sobrealimentación con óxido Nitroso, como otros protagonistas de otras películas, es que directamente se convierte en un coche de competición gracias a un botón mágico que cambia ruedas, despliega taloneras y desarrolla un alerón de competición. Y así vive en su día a día hasta que es requerido por la policía de Marsella para perseguir a una banda de maleantes.

Lamborghini Countach – Los locos del Connonball II

Lamborghini Countach - Los locos del Connonball II

En una película donde la trama es una carrera en la que un grupo de locos deben cruzar Estados Unidos en coche sin ninguna regla, resulta difícil decidirse por uno en concreto, y si ampliamos las miras al resto de la saga, la elección es más complicada. Sin embargo, destacamos este Lamborghini Countach que aparece en la segunda cinta que resulta especialmente llamativo por el alerón que tiene en el morro similar al que llevan los monoplazas. Al volante estaba Burt Reynolds.

Ford GT40 – LeMans’66

Ford GT40 – LeMans’66

Una película que narra el desarrollo del coche que fue capaz de batir a Ferrari en su competición favorita, las 24 horas de Le Mans, iniciando así su despedida de la pista francesa (perdió 4 veces contra Ford para después hacer lo mismo con Porsche). No faltan los delirios propios de Hollywood pero es muy cercana a los hechos que sucedieron en los meses previos a 1966 cuando un equipo comandado por Carroll Shelby desarrolló el coche que no solo lograría la victoria sino el triplete siendo, además, la única vez que el vencedor de la carrera no fue el primero en ver la bandera a cuadros.

Audi A8 L – Transporter

Audi A8 L - Transporter

Aunque la saga se inició con un BMW 735, el resto de las entregas han sido con un Audi A8, un coche también potente y elegante para un superhéroe moderno que siempre combate el mal con traje y corbata.

Chrysler New Yorker – Pulp Fiction

Chrysler New Yorker – Pulp Fiction

Nos tomamos la licencia de incluir este coche, o lo que queda de él, en nuestro listado. Cuando Vicent Vega y Mia Wallace deciden salir a cenar juntos se dirigen al restaurante Jack Rabbit Slim y comen en una mesa que está en el centro de un coche, un Chrysler New Yorker. De hecho, para acceder a su mesa el camarero les tiene que abrir la puerta. Poco después llegaría la archirrepetida escena del baile entre John Travolta y Uma Thurman.


1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Me parece que estáis confundidos
    En la película Ronin, no es un bmw serie 7,el del artículo, sino un serie 5 e 34 m5, por las llantas, aparentemente. Saludos.