Portada » Actualidad » Los coches patrulla de la Policía de Vigo pasan la ITV tras ser multados por los propios agentes

Los coches patrulla de la Policía de Vigo pasan la ITV tras ser multados por los propios agentes

Agentes de la policía municipal de Vigo denunciaron sus propios vehículos tras reclamar que pasaran la ITV y no ser escuchados.

Se podría decir que es la noticia estrambótica de la semana. El lunes se hacía público que los agentes de la policía local de Vigo multaban 9 coches patrulla y dos furgones al tener la ITV caducada desde hacía casi un mes y tras no haber sido escuchados por el equipo de Gobierno. Ahora, solo dos días después, ya podemos decir que los vehículos oficiales están al día de sus obligaciones con la ITV después de haber solucionado este trámite en solo una mañana.

Según informa La Voz de Galicia, en total eran doce  los coches patrulla que tenían la ITV caducada más los dos furgones, para un total de 14 vehículos. Y, aunque todos celebran el que los vehículos vuelvan a la circulación tras un mes parados, y tras la sanción impuesta por los propios agentes, el modo como se ha resuelto esconde un trasfondo de polémica.

ITV sin cita previa

La Jefatura de la Policía Local de Vigo se puso en la mañana de ayer manos a la obra para buscar las estaciones de ITV donde pudieran pasar la inspección los vehículos. Pero no tenían cita previa. Según apuntan desde el citado medio, tuvieron que llamar a varios centros para que les dejaran pasar la ITV, incluso de fuera de Vigo, a pesar de no cumplir con el requisito que se les impone al resto de conductores.

Finalmente encontraron el centro que les permitió pasar la inspección, que superaron todos los vehículos. Y eso que en un primer momento culparon a la compañía de renting de no haber cumplido con sus obligaciones.

La segunda parte de la polémica está en las declaraciones cruzadas que han tenido la dirección del cuerpo con los sindicatos, un enfrentamiento al que también se han querido sumar los partidos políticos de la oposición.

Desde la dirección de la policía local lamentan que esta irregularidad haya trascendido a los medios “por la mala imagen generada” y por el coste que ha supuesto esta protesta para el ayuntamiento. En total han sido once multas que, con un coste de 200 euros cada una, suponen un gasto extra de 1.800 euros para las arcas del ayuntamiento, una cantidad que se puede reducir a la mitad en caso de pagarlas en los 15 primeros días.

Motos paradas

No quedan ahí los problemas de movilidad de los agentes. Una vez superados la ITV de los coches de policía falta por saber qué sucederá con el parque de motos. Y es que, hay hasta 20 motocicletas paradas en dependencias policiales tras haber superado el límite de kilómetros para las que estaban hechas.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *