Portada » Destacados » El buen gusto de David Beckham, analizamos su colección de coches

El buen gusto de David Beckham, analizamos su colección de coches

Mostramos una representación de los coches que tiene o han pasado por las manos de David Beckham.

Uno de los mejores futbolistas de la historia de Inglaterra que además de ser capitán de su selección también ha vestido las camisetas de algunos de los mejores equipos del mundo a lo que suma un amplio recorrido empresarial. Sin embargo, para muchos su papel de celebrity o icono de la moda ha superado todos estos rasgos. David Beckham no deja indiferente a nadie.

Ejemplo a seguir para muchos, especialmente en lo tocante a la moda, ahora se encuentra en Estados Unidos liderando su propio equipo de fútbol. Aunque a nosotros lo que realmente nos atrae es su flota de coches. Esta es la colección de coches de David Beckham:

Volkswagen Golf MKIII

Se trata del primer coche que tuvo el jugador, el que utilizaban con 19 años para ir a sus primeros entrenamientos con el primer equipo del Manchester United y al estadio cuando empezaba a despuntar como jugador. Mucha atención al color elegido, un azul turquesa, un tono muy diferente al color que ha imperado en la gran mayoría de los coches que ha tenido.

Bentley Mulsanne

Caso curioso este pues si bien al exjugador de fútbol le gusta conducir él mismo sus propios vehículos, cuando utiliza este Bentley Mulsanne prefiere emplear un chófer para que le lleve mientras ocupa una de las plazas traseras. En este caso cuenta con un motor V8 de 6,75 litros y una potencia de 537 CV.

Ferrari 360 Spider

En un garaje tan extenso era prácticamente una obligación que apareciera un modelo de la firma italiana. Se trata de un Ferrari 360 Spider que adquirió en 2001 teñido de negro, sí, también hay modelos del cavallino rampante vestido con colores que no son el rojo. Lo personalizó con un cambio de Fórmula 1, asientos de competición y alguna chuchería más entre las que se incluye la matrícula que hace referencia a su nombre y su número: D7 DVB. Exhibía un V8 de 3,6 litros que homologaba 395 CV y una aceleración en el 0 a 100 km/h en solo 4,7 km/h, aunque su respuesta podría ser superior gracias a la caja de cambios montada.

Lamborghini Gallardo

Un coche que compró en 2006 mientras jugaba en España y que vendió en una subasta en 2012. Si en su casa había un Ferrari, también debía estar su enemigo natural, un ‘Lambo’. Bajo su capó trasero rugía un motor V10 de 5,0 litros y una potencia de 520 CV que le lanzaba a 308 km/h. Y no era negro, algo reseñable, en esta ocasión lo vistió de un insulso gris metalizado.

McLaren MP4-12C Spider

Se podría decir que este es uno de los pocos deportivos de la firma británica que hay en Estados Unidos. Se lo compró en 2013 y se lo llevó allí cuando jugaba en Los Angeles Galaxy. Además, no es una unidad cualquiera. Este McLaren MP4-12C Spider de David Beckham fue modificado antes de cruzar el Atlántico elevando su potencia de 593 a 616 CV.

BMW 645

Como buen amante de los vehículos deportivos no pudo evitar comprar una berlina deportiva y descapotable de origen alemán, un BMW 645 Convertible, aunque por lo que sabemos, lo condujo pocas veces, por lo que pronto se lo apropió su mujer que incluso lo personalizó con diversos detalles en los que inscribió sus iniciales VB, el símbolo de su marca de moda. Se sabe que lo vendió en 2014 a través de un famoso compraventa de coches de lujo inglés por un precio de unas 100.000 libras (112.000 euros) mientras que en su cuentakilómetros reflejaba 8.000 millas, algo menos de 13.000 km.

Rolls-Royce Phantom Drop Head Coupe

Uno de los más exclusivos entre los más exclusivos. Se trata de un acabado especial del Rolls-Royce Phantom en su versión cabrio, con numerosos detalles que convirtieron a esta berlina en el modelo más caro de la familia de la firma británica hasta que llegó el Rolls-Royce Cullinan. Se mueve con un motor V12 de 6,75 litros que registra una potencia que supera los 400 CV. No está mal para un coche de 2.600 kg.

Audi S8

Una berlina representativa que bien pudo conocer en su estancia en el Real Madrid pues en su época como jugador blanco (entre los años 2003 y 2006) la firma de los cuatro aros ya cedía coches a la plantilla blanca. El último que ha llegado a su garaje es un Audi S8 de la generación anterior, con un motor V8 de 4,0 litros y 520 CV de potencia.

Chevrolet Camaro SS

Un coche que se mantiene fiel a la tradición de los muscle car de los 60, un sedán con altas dotes de diversión que se mueve con un V8 de 426 CV. Eso comprado de serie porque la unidad que conduce el británico pasó por las manos del preparador Platinum Motorsport para exprimir al máximo su potencial.

Bentley Bentayga

Fiel a la tradición británica, en su garaje también se encuentra un Bentley Bentayga adquirido en 2016 por un precio aproximado de 225.000 dólares (189.000 euros). Se mueve con un V12 de 600 CV que acelera de 0 a 100 km/h en solo 5 segundos. Nada mal para un todocamino de corte tradicional.

Cadillac Escalade

No podía faltar en su garaje. El Cadillac Escalade es un SUV sinónimo de lujo y distinción al otro lado del Atlántico y también se puede encontrar entre su colección de coches, aunque en su caso no puede ser uno cualquiera, como si esto se pudiera decir de un Cadillac Escalade. Lo ha personalizado pues en su calandra ha sustituido el logo de la marca por el número 23, el que llevó en su etapa en el Real Madrid y Los Angeles Galaxy.

Aston Martin V8 Vantage

Un clásico en su garaje, un Aston Martin V8 Vantage para sentirse como el James Bond del fútbol.  Se trata de un clásico que se fabricó entre 1977 y 1989 y del que solo se construyeron, con este acabado, 534 unidades. Se mueve al ritmo de un V8 de 5,3 litros y una potencia que alcanzaba los 403 CV. En este caso, cuenta con el volante a la derecha por lo que lo mantiene en Inglaterra. ¿Por tener este coche ya se le puede considerar aficionado a los clásicos?

Jaguar F-Type Project 7

A David Beckham no le valía con un Jaguar F-Type al uso, necesitaba uno especial por lo que se decantó por este acabado Project 7 del que solo se construyeron 250 unidades. Cuenta con motor V8 de 5,0 litros con una potencia que alcanza los 575 CV y que acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,9 segundos con lograr una velocidad máxima de 300 km/h.

Range Rover Evoque

Caso especial este pues se trata de un SUV de éxito que contó con una edición especial que se puso a la venta en 2013 en cuyo diseño participó la propia Victoria Beckham. No varió su mecánica, mantuvo sus 240 CV, aunque sí que intervino en la elección del color gris mate, detalles rosados en el interior y el tamaño de las llantas, de 20 pulgadas. Se crearon 200 unidades de este acabado especial y el suyo, el que se llevó a casa, el único con el pomo de la palanca de cambios con su firma, lo vendió tres años después con solo 3.000 km en su haber.

Hummer H2

El símbolo de la ostentación de los primeros años del siglo XX, un vehículo que parecía una obligación poseer para grandes figuras de aquellos años. Según apunta DuPont Registry, lo compró por 103.000 dólares (86.000 euros) a los que añadió más de 33.000 dólares (27.000 euros) en personalizarlo con detalles como el número 7, el que fuera su número en Inglaterra, las iniciales de su esposa VB y unas llantas de perfil muy bajo. Estaba tan contento con él que compró uno en miniatura para sus hijos. Tuvo que pagar 30.000 dólares (25.000 euros) por él.

Bentley Continental GT Supersports

Se podría decir que en su garaje cuenta con casi todos los modelos que Bentley ha lanzado al mercado. Es un regalo de su esposa, Victoria Beckham, que le hizo allá por 2010 y es uno de los pocos modelos que posee el exfutbolista que no es estrictamente negro. El motivo, según apuntan algunos, es para diferenciarlo del Bentley Continental GTC de la propia Victoria, que es negro. Cuenta con uno motor W12 que responde con 621 CV y acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,7 segundos para llevar el velocímetro hasta los 328 km/h de máxima.

Rolls-Royce Ghost

Símbolo del lujo y la elegancia británica del que presumir en Estados Unidos, aunque con un toque de extravagancia tras pasar por las manos del preparador estadounidense Platinium Motorsport que le otorgan un aspecto ciertamente deportivo. Cuenta con un motor V12 de 6,6 litros que responde con una potencia de 560 CV.

Jaguar XJ

Nuevo modelo británico del que presumir en tierras estadounidenses, una berlina Premium de gran tamaño con toques deportivos que también suele usar Victoria. En este caso cuenta con un motor V6 de 3,0 litros y 340 CV.

Ferrari 612 Scaglietti

También cuenta con un Ferrari 612 Scaglietti al que un V12 de 5,7 litros y 533 CV propulsa hasta los 320 km/h. Como no podía ser de otra manera, aunque cueste verlo así, es de color negro. En esta ocasión ha respetado bastante su formato original, aunque también ha recibido alguna personalización como el número 7, el número que lució en el Manchester United y la selección inglesa. Su precio de compra estuvo en torno a los 400.000 dólares, unos 335.000 euros.

Audi RS6

Uno de los coches que tenía en Londres para utilizar cuando regresaba a su país y con el que sufrió un accidente a finales de 2014 tras recoger a su hijo Brooklyn de un entrenamiento con el Arsenal (sí, su hijo mayor intentó ser futbolista pero no despuntó y terminó cambiando el balón de fútbol por la cámara de fotos). Chocó contra un Peugeot 206 CC dejando graves daños en la suspensión delantera y el motor por lo que decidió venderlo en una página web especializada en vehículos siniestrados.

Porsche 911 Turbo Cabriolet

Ya se echaba en falta la presencia del deportivo más vendido de todos los tiempos. Como no podía ser de otra manera, en su garaje también hay un Porsche 911 Turbo Cabrio customizado. Se gastó unos 60.000 dólares (unos 50.000 euros) en personalizarlo con, entre otros detalles, una pintura de color negro y el número 23 en los asientos.

Jeep Wrangler Unlimited

Y, cuando tienes o has tenido todos los coches con los que un aficionado al motor sueña, ¿qué más puedes tener? Pues una locura como esta, un Jeep Wrangler Unlimited customizado para convertirlo en un vehículo estratosférico. Y no lo decimos solo por su tracción total permanente, sino por el ensanchamiento de ejes que ha realizado, sus ruedas camperas de 22 pulgadas (habrá que ver cómo frena esta máquina a altas velocidades), nuevas suspensiones, un color negro especial (como no podía ser de otra manera), y un motor V6 del que no se ha revelado la potencia pues también fue modificado. Se le ha visto en numerosas ocasiones llevando a los niños al cole con este coche.

Bonus Track: Confederate F131 Hellcat Combat

David Beckham también es un aficionado a las motocicletas. Y, como era de esperar, no se conforma con una de las mejores del mercado, necesita una de las más exclusivas. Esta F131 Hellcat Combat es una edición final con 149 CV que cuando se puso a la venta, allá por el 2010, costaba 80.000 dólares, unos 67.000 euros. Otro de sus aclamados propietarios es Tom Cruise, el actor reconocido amante de las motos.


1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • YO Tambien soy un tipo con legancia y estilo pero me falta mucho dinero.

    -Maseratti cuartriporte negro y rojo vino
    -Alfa romeo giulia GTAm
    -Ferrari scaglietti
    -Alfa romeo 4c
    -Abaht 124 spider
    -chevrolet camarro ss
    -Fiat Dino motor ferrari
    -Alfa romeo 8c
    -Abaht 500 Biposto
    -Woswagen sirocco RS