Portada » Galerías » La infinita colección de coches de Floyd Mayweather

La infinita colección de coches de Floyd Mayweather

Apertura Mayweather

Repasamos la colección, o al menos una parte, del garaje que atesora Floyd Mayweather.

Floyd Mayweather jr. está considerado el mejor boxeador de la historia libra a libra tras haber logrado una bagaje de 50 victorias en su carrera profesional y ninguna derrota. Sin embargo, si lo traemos aquí es para descubrir su impresionante colección de coches. O al menos intentarlo porque Mister Money (señor dinero) como él mismo se define tiene una de las colecciones de coches más amplias a nivel mundial, de la cual hace ostentación en sus redes sociales.

Aficionado a los relojes, la ropa llamativa, los complementos repletos de piedras preciosas y a las fotografías rodeado de dinero, Floyd Mayweather jr. atesora una colección de coches con un coste incalculable. Aunque también hay muchas leyendas urbanas alrededor. Se dice que tiene coches repetidos en los que solo cambia el color que tiene concesionarios de cabecera a los que llama en mitad de la madrugada para que le atiendan (y que se compra dos), un vendedor asegura haberle vendido más de 100 coches…

Y aunque tiene lo último de lo último y modelos de colección, también cuenta con coches veteranos que no conduce, dicen, pero que conserva para poder escuchar la música en su equipo de audio con cassettes antiguas. Estos son los coches de Floyd Mayweather jr. O, al menos, algunos de ellos.

Pagani Huayra

Pagani-Hyuira

Quizás el superdeportivo más exclusivo del mercado. Pagani no es una marca demasiado conocida, solo fabrica un puñado de vehículos al año, el Huayra está considerado como el superdeportivo de producción en serie más caro del planeta y su unidad pertenece a una edición limitada a 100 unidades. ¿Qué más puede pedir? Se desconoce la factura que pagó pero el modelo inicia sus tarifas en los 2 millones de euros. Se mueve con un motor V12 twin-turbo de origen Mercedes-AMG que responde con 730 CV para lograr una punta de 388 km/h y un 0 a 100 km/h en solo 2,9 segundos.

Aston Martin One-77

Aston-Martin-One-77

Un vehículo muy especial en la historia de Aston Martin. Se trata de un superdeportivo del que solo se construyeron 77 unidades, de ahí su nombre (aunque ya solo quedan 76 pues uno se estrelló en 2012, al poco de salir del concesionario). Equipa un motor V12 de 7,3 litros y 750 CV y su precio de salida rondaba los 2 millones de euros, aunque hay quien dice que la unidad de Floyd Mayweather, tras pasar por el listado de personalizaciones, tuvo un coste superior a los 2,5 millones de euros. Alcanza los 320 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,5 segundos.

Porsche 911 Cabrio

Porsche-911-CAbrio

En una colección de deportivos no podía faltar el emblema de la deportividad alemana, el Porsche 911. En este caso cuenta con un motor bóxer de seis cilindros que responde con 510 CV para acelerar de 0 a 100 km/n en solo 3,2 segundos. Algunas voces señalan que lo habría conducido menos de una decena de veces.

Mercedes-Benz SLS AMG

Mercedes-Benz-SLS-AMG

Tampoco podía faltar uno de los coches de coleccionista más aclamados de los últimos años, un homenaje al ‘alas de gaviota’, el mítico 300 SL, que la firma de la estrella lanzó en el año 2010. Su motor V8 de 6,2 litros ofrece potencia de 571 CV.

McLaren 650S Spider

McLaren-650S-Spider

En su colección de superdeportivos del mundo también debía contar con, al menos, un integrante de la casa McLaren, un vehículo que hereda la experiencia de su equipo británico en la Fórmula 1 desde hace más de 50 años. Cuenta con un motor V8 de 3,8 litros y 650 CV capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3 segundos para lograr una velocidad punta de 329 km/h.

Mercedes-Benz SLR McLaren

Mercedes-Benz-SLR-McLaren

Hubo una época en la que McLaren ejercía su dominio sobre la Fórmula 1 gracias a los motores de Mercedes-Benz, una unión que duró hasta que la firma alemana apostó por tener su propio equipo. Fruto de aquella relación también surgieron varios modelos como este Mercedes-Benz SLR McLaren que fue puesto a punto por el personal del equipo de F1 británico. Este deportivo de morro infinito lanzado en el 2004 contaba con un motor V8 de 625 CV para lograr una velocidad punta de 334 km/h.

Bentley Flying Spur

Bentley-Flying-Spur

Aunque tiene predilección por los Rolls-Royce, tampoco le hace ascos a su enemigo natural y cuenta con varios modelos de Bentley en su colección. Este Flying Spur equipa un motor W12 de 6,0 litros y 616 CV, una berlina de lujo, un vehículo de representación, un coche cómodo para disfrutar del viaje, pero que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,3 segundos y que lleva el velocímetro hasta los 320 km/h.

Bentley Mulsanne

Bentley-Mulsanne

Berlina de gran tamaño con un amplio habitáculo y mucho cuidado en el detalle final. Eso sí, con un motor V8 de 505 CV y que acelera de 0 a 100 km/h en solo 4,8 segundos. Su precio está por encima de los 350.000 euros. Floyd Mayweather tiene dos.

Lamborghini Aventador

Lamborghini-Aventador

Llegó al mercado en el año 2011 con una primera edición de 12 unidades, una de las cuales fue para Mister Money. Cuenta con un propulsor V12 de 6,5 litros y 690 CV que acelera de 0 a 100 km/h en solo 2,9 segundos mientras que tiene la velocidad máxima limitada a 350 km/h.

Lamborghini Murcielago

Lamborghini-Murcielago

Un modelo que no lo tuvo fácil cuando llegó en 2001 pues debía reemplazar al icónico Lamborghini Diablo y sus primeras críticas no fueron del todo buenas. Poco importó esto a Mayweather. También se hizo con uno de los primeros que salió de la fábrica. Incorporaba un motor V12 atmosférico de 6,5 litros que respondía con 580 CV y que llegaba a 100 km/h desde parado en solo 3 segundos para contar con una punta de 340 km/h. Su precio de venta, cuando salió, rondaba los 300.000 euros.

Rolls-Royce Phantom

Rolls-Royce-Phantom

Tiene debilidad por la marca británica y por este modelo en concreto. Los tiene en todas sus variantes y algunos repetidos cambiando el color (hay épocas en las que le da por comprarlos en blanco y otras en negro). Algunos de ellos incluso los ha blindado ante posibles ataques terroristas. En su garaje se pueden ver las versiones cabrio, limusina, de batalla extendida… Se dice que podría haber comprado hasta 16 unidades de este modelo. Y que cada uno la habría pagado en efectivo.

Rolls-Royce Wraith

Rolls-Royce-Wraith

Esto es lo que la firma británica entiende por una berlina deportiva. Sí, tiene tres puertas (de apertura suicida) y una carrocería de estilo cupé, permítanme describirla así, aunque también un interior con todo lujo de detalles y cuatro plazas para disfrutar de la conducción (las traseras algo justas para las rodillas pero con butacones igualmente). Presume de 624 CV y de velocidad máxima de 250 km/h.

Rolls-Royce Ghost

Rolls-Royce-Ghost

La berlina de acceso a la gama Rolls-Royce sigue siendo un vehículo descomunal en todos los sentidos. Tiene un precio de partida de 200.000 euros, por lo que está al alcance de pocos bolsillos pero, además, mide 5.399 mm de largo, tiene una anchura de 1.948 mm y una altura de 1.550 mm. Además, luce un motor V12 de 571 CV para lograr una velocidad punta limitada a 250 km/h.

Rolls-Royce Cullinan

Rolls-Royce-Cullinan

El boxeador está al día en la gama Rolls-Royce. Los tiene todos. El último en llegar ha sido el todocamino británico, se lo ha llevado en color blanco, que lleva al segmento de los SUV el lujo que durante décadas ha exhibido en el segmento de las berlinas para mostrarse como un todocamino descomunal. Tiene un tamaño de 5.341 mm, una anchura de 2.164 mm y una altura de 1.835 mm para dejar un peso en báscula de 2.735 kg. Para mover semejante criatura se sirve de un motor V12 de 6,8 litros y 571 CV de potencia que le permite llegar a los 250 km/h. Su precio, como podrán sospechar, no es nada económico. Ronda los 300.000 euros.

Mercedes-AMG G63

Mercedes-AMG-G63

Otro de los símbolos de la riqueza y la ostentación hoy día: un todoterreno tradicional que apenas ha variado su aspecto en los últimos 40 años (sus formas chocan con las leyes básicas de la aerodinámica y las bisagras de las puertas asoman por fuera de la carrocería) que, tras pasar por el departamento AMG, se divierte con un motor V8 de 4,0 litros y 585 CV. Las llantas de 22 pulgadas no invitan a salir del asfalto, a pesar de que es un todoterreno puro.

Mercedes-Maybach S600

Mercedes-Maybach-S600

Si la Clase S es la máxima expresión de la capacidad de Mercedes-Benz de hacer un coche de lujo, la filial Maibach eleva esta capacidad a la máxima potencia hasta el punto de rivalizar con Rolls-Royce en muchos aspectos. Se mueve con V12 de 6,0 litros con el que llega a los 250 km/h.

Mercedes-Benz Clase S

Mercedes-Benz-Clase-S

Adquirido en 1996, Mayweather aún lo conserva. Y le tiene mucho cariño pues no es extraño verle con él yendo a reuniones o a eventos. Símbolo de la elegancia de los años 90 (también de los videoclips de cantantes de hip hop que entonces se puso de moda), ha realizado con él más de 40.000 km (parece poco pero se pueden considerar muchos cuando comparte garaje con decenas de coches) y, según apuntan algunos, uno de los aspectos que más le gusta de este modelo es que sigue contando con una radio antigua donde puede escuchar sus cassettes.

Ferrari Enzo

Ferrari-Enzo

Un modelo que homenajeaba a Enzo Ferrari, fundador de la marca, y que fue diseñado, desarrollado y puesto a punto por el equipo de Fórmula 1 en el año 2002 (Michael Schumacher fue uno de los pilotos probadores). Solo se fabricaron 400 unidades y una está aparcada en el garaje de Floyd Mayweather. Y decimos que está aparcada porque son pocas las veces que se le ha visto con él. Se ha filtrado en algún medio que su odómetro solo contabiliza 880 km (¿estará pensando en su valor cuando lo venda o lo subaste?). Cuenta con un motor V12 de 6,0 litros y 660 CV con el que acelera de 0 a 100 km/h en 3,65 segundos.

Ferrari 599 GTB Fiorano

Ferrari-599-GTB-Fiorano

Sucesor del 575M Maranello, su imagen lleva la firma de Pininfarina, se comercializó entre los años 2006 y 2012 y cuenta con un motor V12 de 6,0 litros de 620 CV asociado, en el caso de la unidad de Mayweather, a una caja de cambios manual de seis relaciones, lo que hace más apreciada aún esta unidad. Es capaz de llegar a los 330 km/h y de hacer el 0 a 100 km/h en solo 3,7 segundos. Su precio en nuestro país rondaba los 280.000 como punto de partida.

Ferrari 458 Italia

ferrari_458_italia

Biplaza de 4,53 metros con motor V8 de 4,5 litros y 570 CV con el que alcanza los 325 km/h y se mantiene pegado a la carretera gracias a un sistema de bloque controlado electrónicamente, un control de tracción con su origen en la fórmula 1 y una suspensión con amortiguadores de dureza variable mediante campos magnéticos. Su carrocería lleva también presume de sello Pininfarina y cuando llegó al mercado, a nuestro país, tenía una tarifa de 230.000 euros.

LaFerrari Aperta

LaFerrari-Aperta

Para muchos la obra culmen de la historia de Ferrari, al menos en su división de coches de calle, y eso que traiciona sus raíces y equipa un motor híbrido. Eso sí, de 963 CV, con un par de 900 Nm y en el que interviene un V12 de 800 CV. Se vendió entre los años 2013 y 2017 y en su desarrollo intervino Fernando Alonso. Solo se construyeron 499 unidades en total una de las cuales pertenece al boxeador estadounidense.

Bugatti Veyron

Bugatti-Veyron

El coche que llegó para romper todos los récords en cuanto a vehículos de producción en cadena. Más de 1.000 CV de potencia, más de un millón de euros de coste y más de 400 km/h de máxima (el 0 a 100 km/h lo hacía en 2,4 segundos) gracias a un propulsor W16 (en realidad dos V8 superpuestos). No contento con comprarse uno, Mayweather se llevó tres a su casa.

Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse

Bugatti-Veyron-Grand-Sport-Vitesse

Ya tenía Veyron, pero necesita uno más. Este acabado Sport Vitesse corresponde a la edición de despedida del superdeportivo antes de dar paso al Chiron. En su adiós aumentó la potencia hasta los 1200 CV, el par hasta los 1.500 Nm y su precio hasta los 3 millones de euros.

Bugatti Chiron

Bugatti-Chiron

Y si contaba con varios Veyron, el modelo que lo reemplaza (y lo supera en todos los sentidos) tampoco podía faltar. De hecho, como ya ha pasado con otros modelos de esta lista, fue uno de los primeros en llevárselo a casa. Cuando la marca llamó a Mayweather diciendo que estaba pensando en producirlo en serie, el exboxeador enseguida respondió con un sí Dispone del mismo motor que aquél, un W16 de 8,0 litros evolucionado para alcanzar los 1.500 CV, un par de 1.600 Nm, una velocidad máxima declarada de 420 km/h y una aceleración no apta para cardíacos. Acelera de 0 a 100 km/h en solo 2,4 segundos.

Bonus track – Koenigsegg CCXR Trevita

Koenigsegg-CCXR-Trevita

Un coche que ya no está en su garaje pero que merece una mención especial. Solo se fabricaron dos unidades de este superdeportivo sueco en 2010 (en un principio se iban a fabricar tres pero desistieron de crear al última por la dificultad y el coste que entrañaba). Mister Money se hizo con uno en 2015 pero en 2017 lo vendió en una subasta. Esperaba recibir entre 2,7 y 3 millones de euros por él pero tuvo que conformarse con 2,6 millones de dólares (unos 2,1 millones de euros). Se mueve con un motor V8 de 4,8 litros twinturbo que responde con una potencia de 1.018 CV y un par de 1.076 Nm.

Carlos Olmo

Carlos Olmo

Desde pequeño dando la tabarra con los coches en casa. He conseguido convertir mi pasión en mi profesión, y llevo más de diez años intentando ponerme al volante de cualquier coche y reflejar mis impresiones en un folio en blanco. Producto, competición, producción, concesionarios, mercado, talleres, componentes, primer equipo, clásicos… no en este orden pero de todo he escrito. Y espero seguir escribiendo durante mucho tiempo.

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *