Portada » Actualidad » Comparativa de compactos radicales: BMW M135i vs. Mercedes-AMG A 35, duelo al sol

Comparativa de compactos radicales: BMW M135i vs. Mercedes-AMG A 35, duelo al sol

Comparativa Mercedes-AMG A 35 vs BMW M135i

Las versiones más divertidas y deportivas de los compactos premium dominantes: BMW M135 vs Mercedes-AMG A 35.

Hace ya un tiempo que BMW y Mercedes-Benz trasladaron su eterna guerra también a la batalla de los compactos. En el caso que nos ocupa, el BMW Serie 1 con acabado M Performance y el Mercedes-AMB A 35 pelean con armas tan parejas que resulta difícil de entender cómo los resultados son tan diferentes.

Comparativa Mercedes-AMG A 35 vs BMW M135i

Si en 2018 llegaba al mercado la actual generación del Mercedes-Benz Clase A, hace apenas unos meses le tocaba el turno al BMW Serie 1. Y, como no podía ser de otra manera, ambos cuentan ya en su catálogo con la correspondiente versión deportiva.

Parten de conceptos muy similares, con motores de 2 litros turboalimentados que rinden 306 CV, asociados a cajas de cambios secuenciales y disponibles únicamente con tracción total. Este último punto elimina cualquier discusión en torno a la polémica que se desató cuando BMW resolvió hacer la Serie 1 tracción delantera, decisión del todo punto lógica que no terminó de gustar a los puristas.

Alta costura

Prueba BMW M135i

Centrándonos en nuestros protagonistas, está claro que el BMW Serie 1 se muestra mucho más llamativo que el Mercedes-AMG, con su pintura azul y detalles en los paragolpes y las taloneras que evidencian que no estamos ante una versión más.

En el caso del Mercedes-Benz Clase A, resulta discreto incluso el color, lo que obliga a afinar mucho el ojo para descubrir que estamos frente a una variante AMG. Cuentan con filosofías de diseño muy diferentes, pero no hay duda de que, si las versiones normales ya son llamativas, nuestros dos protagonistas derrochan atractivo.

Prueba Mercedes-AMG A 35

Ese estilo se traslada a los interiores. En el caso del BMW, todo resulta un punto más convencional, aunque gusta especialmente por la integración de la pantalla del equipo de infoentretenimiento o la relojería digital, además de una postura de conducción soberbia, como cabe esperar siempre de un modelo de la marca bávara. El Mercedes-AMG, por su parte, ofrece un habitáculo más vanguardista, con la conocida doble pantalla enteriza que ya es marca de la casa protagonizando el salpicadero.

Cuidado en el detalle

Prueba Mercedes-AMG A 35

La calidad de los materiales y los acabados es muy similar en ambos, excelente en los dos, aunque uno y otro recurren a molduras plásticas en color piano negro que acaban por convertirse en un imán para las huellas y la suciedad en general.

No faltan los baquets delanteros, imprescindibles dadas las prestaciones de nuestros invitados. En este caso, quien arriesga más con los colores interiores es el Mercedes-AMG A 35, pues combina el negro y el rojo en asientos y molduras de las puertas, mientras el BMW Serie 1 recurre al negro en todo el habitáculo.

Prueba BMW M135i

Al valorar la vida a bordo, el BMW Serie 1 impone un espacio interior mejor aprovechado (pese a que mide 11,7 centímetros menos) algo que se nota especialmente en la mayor cota disponible para las piernas en las plazas posteriores. Tanto uno como otro permiten viajar con tres adultos detrás, aunque el asiento central resulta más incómodo y queda reservado para personas de hasta 1,75 metros. El BMW Serie 1 también ofrece 10 litros extra de cubicaje en el maletero, 380 litros frente a los 370 del Mercedes-Benz Clase A.

Mundos distintos

Prueba BMW M135i

Si hasta ahora nuestros protagonistas eran diferentes, una vez nos ponemos en marcha parecen llegados de planetas distintos. Por supuesto, son dos excelentes ruteros que ofrecen una calidad de rodadura más propia de modelos de categoría superior, con niveles de confort excepcionales.

Pero aquí no se trata de eso, sino de seleccionar el modo de conducción más agresivo y comprobar de qué pasta están hechos. En programa Sport, el BMW M135i es un verdadero demonio, con aceleraciones contundentes y un paso por curva rapidísimo, aunque traslada sensaciones un tanto amortiguadas, con un sonido que apenas llega al habitáculo.

Prueba Mercedes-AMG A 35

Le falta un punto de agresividad con el que sí cuenta su rival en estas páginas, pues el Mercedes-AMG A 35 se muestra mucho más incisivo en toda circunstancia, imponiendo su superior anchura de vías y su mayor batalla en el paso por curva, donde permite mayores velocidades.

Incluso a la hora de acelerar es mucho más contundente, casi diríamos que violento, con un punto macarra que gusta en este tipo de versiones y al que añade unos petardeos provenientes del tubo de escape que no hacen sino disparar más aún nuestra adrenalina.

Cuestión de gustos

Prueba BMW M135i

El BMW Serie 1 es, por el contrario, mucho más civilizado, quizá en exceso, aunque su chasis resulta excelente, por encima de lo que da el motor. Ambos disponen de buenas levas con las que actuar los cambios secuenciales (de 8 marchas en el BMW y de 7 en el Mercedes-AMG), si bien es cierto que en el modo de conducción más agresivo tanto uno como otro apuran al completo el rango de revoluciones, por lo que resultan más útiles en reducción.

Buscando una explicación a la gran diferencia de sensaciones que ofrecen, quizá se deba en parte por el kilometraje acumulado de cada unidad: el BMW apenas superaba los 1.100 km, mientras que el otro alemán había recorrido ya más de 10.000 km, todos en pruebas de periodistas, lo que sin duda debería contribuir a estirar su mecánica.

Prueba Mercedes-AMG A 35

Explico esto porque, sobre el papel y más allá de que Mercedes-AMG tienda a ofrecer un reglaje más radical en sus preparaciones, las prestaciones de ambos son casi idénticas: 250 km/h de velocidad punta y 4,8 s para el 0 a 100 km/h en el M135i y 4,7 s en el A 35. Es más, si miramos las cifras de par, incluso el modelo bávaro cuenta con cierta ventaja.

Aunque solo sea como curiosidad, ambos anuncian unas cifras de consumo WLTP calcadas de 7,9 litros a los 100 kilómetros en ciclo mixto.

Precios dispares

Cuando llega la hora de echar cuentas, el Mercedes-AMG es mucho más caro, 58.750 euros por los 51.700 euros del BMW M135i. Aunque ambos ofrecen un listado de opcionales tan amplio que, a poco que nos descuidemos, podrán disparar su precio muy por encima de lo que dicta la lógica, por más que estemos ante las versiones más divertidas de la gama… aunque en el caso de Mercedes-Benz, lo mejor está por llegar: el AMG A 45. Y quién sabe, tal vez un futuro Serie 1 M.

Fotos: Paloma Soria.

Ficha técnica BMW M135i xDrive

Prueba BMW M135i
TIPO DE MOTOR Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado
CILINDRADA 1.998 cm3
POTENCIA 306 CV entre 5.000 y 6.250 rpm
PAR MÁXIMO 450 Nm entre 1.750 y 4.500 rpm
V. MÁXIMA 250 km/h
ACELERACIÓN 4,8 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO 7,9-8,3 l/100 km (mixto)
MEDIDAS 4.319 / 1.799 / 1.434 mm
NEUMÁTICOS 225 / 40 R 18
PESO EN VACÍO 1.600 kg
MALETERO 380 l
PRECIO 51.700 €
GAMA DESDE 28.800 €
CUOTA RENTING N.d.
LANZAMIENTO Julio de 2019

*Importe aproximado para 4 años y 25.000 km anuales

Equipamiento BMW M135i xDrive

Prueba BMW M135i

De serie: Llantas de 18 pulgadas; techo de cristal panorámico; acristalamiento de protección solar; climatizador; volante multifunción de cuero M con airbag; control de distancia en aparcamiento; control de crucero; Active Guard Plus; TeleServices; servicios ConnectedDrive; Connected Package; paquete compartimentos maletero; asientos deportivos para conductor y acompañante; punto de acceso Wi-Fi; faros LED; paquete de iluminación; BMW Individual Exterieur Line Aluminium satinado; spoiler trasero M; frenos deportivos M; dirección deportiva M; suspensión deportiva M y paquete aerodinámico M.

Prueba BMW M135i

Opcional: Llantas de 19 pulgadas (796 euros); tapicería en Cuero Dakota (1.723 euros); paquete Executive (1.243 euros); paquete Travel (1.459 euros); paquete Executive Plus con BMW Live Cockpit Plus, Connected Package Plus, Parking Assistant (1.891 euros); paquete Connectivity (2.593 euros); head-up display (1.108 euros); control por gestos (369 euros); telefonía con carga inalámbrica (492 euros); BMW Live Cockpit Plus (1.231 euros); BMW Live Cockpit Professional (2.461 euros); Parking Assistant (369 euros); control de crucero activo con funcion Stop&Go (554 euros); Driving Assistant (923 euros); sistema de fijación para asiento infantil ISOFIX (123 euros); Connected Package Plus (615 euros); Connected Package Professional (861 euros); sistema de carga variable (246 euros); asientos delanteros deportivos M (615 euros); reglaje eléctrico de los asientos, con memoria en el asiento del conductor (1.169 euros); rsistema de sonido Surround Harman/Kardon (1.046 euros); dalarma con mando a distancia (615 euros); acceso confort (615 euros); asistente para luz de carretera (197 euros); suspensión adaptativa (185 euros) y paquete M Performance (1.846 euros).

Ficha técnica Mercedes-AMG A 35 4MATIC+

Prueba Mercedes-AMG A 35
TIPO DE MOTOR Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado
CILINDRADA 1.991 cm3
POTENCIA 306 CV entre 5.800 y 6.100 rpm
PAR MÁXIMO 400 Nm entre 3.000 y 4.000 rpm
V. MÁXIMA 250 km/h
ACELERACIÓN 4,7 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO 7,9-8,4 l/100 km (mixto)
MEDIDAS 4.436 / 1.797 / 1.405 mm
NEUMÁTICOS 225 / 45 R18
PESO EN VACÍO 1.555 kg
MALETERO 370 l
PRECIO 58.750 €
GAMA DESDE 29.415 €
CUOTA RENTING 997 €/mes*
LANZAMIENTO Enero de 2019

*Importe aproximado para 4 años y 25.000 km anuales

Equipamiento Mercedes-AMG A 35 4MATIC+

Prueba Mercedes-AMG A 35

De serie: Llantas de aleación AMG de 18”; kit estético AMG; climatización THERMOTRONIC; navegación por disco duro; conexión automática de luces de cruce; función de arranque KEYLESS-GO; Star&Stop; iluminación de ambiente 64 colores; listones de umbral AMG; asientos AMG Performance; cámara de marcha atrás con líneas de guía dinámicas; ayuda activa para aparcar con PARKTRONIC; cámara de 360°; luces de carretera automáticas Plus; faros LED High Performance; detector y asistente activo de cambio de carril; alerta por cansancio ATTENTION ASSIST; asistente de frenado activo con función de cruce; asistente de salida; tren de rodaje deportivo; TEMPOMAT y AMG Dynamic Select.

Prueba Mercedes-AMG A 35

Opcional: Paquete AMG Edition 1 con adornos en aluminio y paquete aerodinámico (8.864 euros); Paquete aerodinámico AMG con alerón (2.229 euros); asistencia a la conducción con asistente para señales (2.595 euros); Paquete aparcamiento con cámara de 360° (588 euros); Paquete Night AMG (1.078 euros); conectividad Smartphone con Apple CarPlay o Android Auto (575 euros); asientos AMG Performance (3.222 euros); llantas de aleación AMG de 19” multirradio (1.366 euros); tapicería en cuero gris titanio rojo clásico/negro con asientos deportivos (1.653 euros); tapizado de cuero AMG (1.653 euros); techo corredizo panorámico (1.340 euros); asientos AMG Performance High-End con asiento multicontorno (6.354 euros); sistema inalámbrico de carga para Smartphone (287 euros); AMG Track Pace (359 euros); cuadro de instrumentos digital (588 euros); radio digital (261 euros); sistema de sonido surround Burmester (594 euros); realidad aumentada para navegación MBUX (359 euros); control de ángulo muerto (647 euros); head up display (1.294 euros); asistente para señales de tráfico (424 euros); luces MULTIBEAM LED (601 euros); asistente de distancia DISTRONIC (862 euros) y tren de rodaje con amortiguación ajustable (1.425 euros).

Galería de fotos de nuestra comparativa entre el BMW M135i y el Mercedes-AMG A 35.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *