Portada » Destacados » Comparativa ECO, Toyota Prius Vs. Hyundai Ioniq Hybrid, la lucha contra el consumo está servida

Comparativa ECO, Toyota Prius Vs. Hyundai Ioniq Hybrid, la lucha contra el consumo está servida

Comparativa Toyota Prius vs Hyundai Ioniq Hybrid 2020

Los compactos híbridos más buscados frente a frente Toyota Prius Vs Hyundai Ioniq Hybrid.

Aunque los híbridos son ya casi un estándar, incluso en sus propias gamas, tanto el Hyundai Ioniq como el Toyota Prius siguen siendo los portaestandartes de una tecnología que, en el caso concreto de estos dos vehículos, se olvida de pasión y diseño y se centra en lo verdaderamente importante: reducir al mínimo el gasto de combustible.

Comparativa Toyota Prius vs Hyundai Ioniq Hybrid 2020

No me puedo imaginar actualmente a un comprador de Hyundai o Toyota decantarse por los Ioniq o Prius por un simple motivo estético o pasional. Esto actualmente, porque hace apenas cinco años la tecnología híbrida pasaba por este tipo de modelos sí o sí. Son coches creados única y exclusivamente para consumir poco, y hasta ahora representaban la máxima tecnología dentro de sus respectivos grupos automovilísticos.

Afortunadamente la tecnología híbrida se ha democratizado y hay más donde elegir. Sin ir más lejos, la práctica totalidad de la marca japonesa se centra en este tipo de motor ‘verde’, mientras que la coreana va sumando cada vez más opciones, especialmente en su gama SUV. Sin embargo, todavía hoy confían en este formato tan específico, coches cuyo diseño y forma de trabajar está completamente supeditado a la reducción de gasto.

El incombustible

Y si hay que hablar del híbrido por antonomasia, ese es el Toyota Prius. Un modelo que recientemente se renovó y que suma, como es el caso, elementos como la tracción total, dando un paso más y abriéndose a una clientela mayor. Emplea la última tecnología de Toyota (aunque se ha extendido a modelos tan dispares como el Toyota C-HR), la cual ha evolucionado ligeramente tras esta actualización.

Combina un motor de gasolina de 1,8 litros y 98 CV con otro eléctrico de 72 CV, a los que suma, en esta variante AWD-i un tercer propulsor en el eje trasero con una pequeñísima potencia: solo 7 CV. Lo justo para impulsar el coche desde parado o mejorar la adherencia puntualmente hasta 70 km/h.

La potencia total no varía, 122 CV, que mueven al Toyota Prius bastante mejor de lo que podría parecer, aunque sin alardes, suficiente para la conducción eficiente a la que nos reta el coche cada vez que lo arrancamos. Su verdadero hándicap, aunque teóricamente es más eficiente, es el cambio de engranajes planetarios, que viene a funcionar como un variador continuo. Es agradable durante la conducción tranquila, más en esta generación en la que el impulso eléctrico tiene más protagonismo.

Falta de vigor

Prueba Hyundai Ioniq Hybrid 2020

El problema llega cuando necesitamos respuesta. El motor no gira solidario a la ganancia de velocidad, lo que implica un ruido en el habitáculo mayor de lo esperado. Ojo, esto ocurre en situaciones puntuales, no es algo que moleste habitualmente. Por su parte, el motor eléctrico funciona hasta 70 km/h, aunque todavía hay que ser suave con el pedal del acelerador para disfrutar de sus bondades.

Prueba Hyundai Ioniq Hybrid 2020

El resultado es un consumo ajustadísimo, de menos de 5 l/100 km en prácticamente todas las situaciones y de menos de 4 l/100 km incluso en ciudad a poco que atendamos a una conducción eficiente. En carretera pierde algo de ventaja, como cualquier híbrido, aunque la carrocería y su famoso perfil Kammback optimizan la aerodinámica para rebajar el gasto.

Es, en cualquier caso, un consumo menor aún que el de su aquí rival, y de paso su competidor más directo, el Hyundai Ioniq, que dicho sea de paso casi clava las cifras. Su rendimiento es excelente y, de hecho, anuncia una potencia mayor. Acude a un motor gasolina de 1,6 litros y 105 CV de potencia, junto a otro eléctrico de 44 CV que, juntos, producen 141 CV.

Buenas sensaciones

Prueba Hyundai Ioniq Hybrid 2020

Las sensaciones son las esperadas. Aunque el coreano apura más la batería (prioriza el motor eléctrico más que el Toyota Prius), la fuerza con la que mueve el coche es menor. La sensación de empuje de su rival es solo mayor en ese caso, pues cuando ambos funcionan a la vez, el Hyundai Ioniq devuelve una sensación más agradable.

No es tanto una cuestión de sensaciones, sino de cómo actúa la caja de cambios, una de doble embrague de seis relaciones que naturaliza la conducción. Da la sensación de que no estamos a los mandos de un híbrido, especialmente en esos momentos en que practicamos una conducción enérgica. Ni el motor sube tanto de vueltas ni el sonido del mismo invade tanto el habitáculo.

Y esto del sonido es algo que no solo se centra en la rumorosidad del motor: es un coche claramente mejor resuelto en lo que respecta a aislamiento: el ruido de rodadura está mejor camuflado en el Hyundai Ioniq, lo que repercute en el confort a bordo.

Buenos rodadores

Ambos se prestan a un uso mixto, tanto en ciudad como en carretera. Y es que son coches bastante grandes, en el entorno de los cuatro metros y medio, que ruedan bien aplomados a alta velocidad. Y aun así hay diferencias. Salvo por el ruido de rodadura antes mencionado, el Toyota Prius es ligeramente más blando y cuida más a sus ocupantes, un tarado que me gusta mucho y más en un vehículo de este tipo.

El Hyundai Ioniq es también cómodo y muy apto para grandes distancias, pero también algo más firme, lo que, por otra parte, lo declara ganador en tramos revirados, donde, de nuevo, su conducción más natural invita a conducir más despreocupado. Y eso que apenas tiene modos de conducción como el Toyota Prius, solo un modo Sport que tensa la respuesta.

Prueba Hyundai Ioniq Hybrid 2020

El japonés es más avanzado en este sentido. No solo propone los habituales modos Sport, Normal y Eco, también permite forzar la entrada del motor eléctrico si la carga es suficiente y hasta una velocidad muy limitada, lo justo para rodar por pequeñas calles o garajes, algo que empieza a ser necesario en muchas calles peatonales de nuestro país.

Por último, ambos calcan batalla y casi cotas interiores, algo justas para pasajeros altos en las plazas traseras (más de 1,85 m) debido a las formas de la carrocería. En cuanto a capacidad de carga, el Toyota Prius bate a su rival, con un hueco de 502 litros, casi 60 litros superior.

Texto: Eduardo Lausín          Fotos: Paloma Soria

Ficha técnica Hyundai IONIQ Híbrido 1.6 GDi 141 CV DCT Style

Prueba Hyundai Ioniq Hybrid 2020
MOTOR TÉRMICOGasolina, 4 cilindros en línea, atmosférico
CILINDRADA1.580 cm3
POTENCIA105 CV a 5.700 rpm
PAR MÁXIMO147 Nm a 4.000 rpm
MOTOR
ELÉCTRICOSíncrono de imán permanente
POTENCIA32 kW / 44 CV
PAR MÁXIMO170 Nm
MOTOR HÍBRIDOSistema híbrido eléctrico-gasolina
POTENCIA COMBINADA141 CV a 5.700 rpm
PAR MÁXIMO
COMBINADO265 Nm
V. MÁXIMA185 km/h
ACELERACIÓN10,8 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO3,6 l/100 km (mixto)
MEDIDAS (L/A/AL)4.470 / 1.820 / 1.450 mm
NEUMÁTICOS225 / 45 R 17
PESO EN VACÍO1.445 kg
MALETERO443 l
PRECIO BASE30.975 €
GAMA DESDE25.825 €
LANZAMIENTOOctubre de 2016

Equipamiento Hyundai IONIQ Híbrido 1.6 GDi 141 CV DCT Style

Prueba Hyundai Ioniq Hybrid 2020

De serie: Airbags frontales, laterales y de cabeza delante y detrás, airbag de rodilla para conductor, sistema antibloqueo de frenos ABS, repartidor electrónico de la fuerza de frenado, control de tracción TCS, control de estabilidad dinámica VSM/VDC, asistente al arranque en pendientes HAC, control de velocidad de crucero adaptativo y limitador, sistema de alerta por cambio involuntario de carril, sistema de aviso de colisión frontal, sistema de detección de ángulos muertos, sistema de frenada de emergencia automática, alerta de aproximación de tráfico trasero, faros delanteros de Xenón, pilotos traseros LED, retrovisores exteriores regulables eléctricamente y calefactados, retrovisor interior electrocromático, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, sensores de lluvia e iluminación, ordenador de a bordo, climatizador automático bizona, sistema de arranque y entrada sin llave, cámara de visión trasera, asientos delanteros calefactables y ventilados, asiento del conductor de reglaje eléctrico, volante calefactado, climatizador bizona, sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas, Bluetooth, toma USB, tapicería de cuero, techo solar practicable, y llantas de aleación de 17 pulgadas.

Opciones: Pintura Plar White (220 euros).

Ficha técnica Toyota Prius 125H AWD-i

MOTOR TÉRMICOGasolina, 4 cilindros en línea, atmosférico
CILINDRADA1.798 cm3
POTENCIA98 CV a 5.200 rpm
PAR MÁXIMO142 Nm a 3.600 rpm
MOTOR
ELÉCTRICOSíncrono de imán permanente
POTENCIA53 kW / 72 CV
PAR MÁXIMO163 Nm
MOTOR HÍBRIDOSistema híbrido eléctrico-gasolina
POTENCIA COMBINADA
PAR MÁXIMO
COMBINADOn.d.
V. MÁXIMAn.d.
ACELERACIÓNn.d.
CONSUMO3,7 l/100 km (mixto)
MEDIDAS (L/A/AL)4.540 / 1.760 / 1.470 mm
NEUMÁTICOS215 / 45 R 17
PESO EN VACÍOn.d.
MALETERO502 l
PRECIO BASE35.250 €
GAMA DESDE32.550 €
LANZAMIENTODiciembre de 2018

Equipamiento Toyota Prius 125H AWD-i

De serie: Asientos calefactados; cámara trasera; cargador teléfono inalámbrico Qi; antinieblas; faros Bi-LED; head up display; llantas de 17”; sensor de lluvia y de parking con asistencia de aparcamiento IPA; audio JBL con 10 altavoces; pantalla táctil multifunción de 7”; Bluetooh; navegador; entrada y arranque sin llave; volante de cuero; Toyota Safety Sense con avisador de cambio involuntario de carril; control de crucero adaptativo con limitador; control de luz de carretera; reconocimiento de señales y sistema precolisión con detector de peatones.

Opciones: Pintura blanco perlado y rojo pasión (825 euros); pintura metalizada (550 euros); tapizado en tela color claro (gratuito).

Galería fotográfica de nuestra comparativa ECO: Toyota Prius Vs Hyundai Ioniq


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *