Portada » Destacados » Kia Stonic Vs. Volkswagen T-Cross, gemelos a distancia

Kia Stonic Vs. Volkswagen T-Cross, gemelos a distancia

Enfrentamos dos de los SUV más buscados del mercado: Kia Stonic y Volkswagen T-Cross.

Con el segmento B-SUV (SUV urbanos) en plena ebullición, enfrentamos dos de sus modelos más equilibrados. Kia Stonic y Volkswagen T-Cross apuestan en este duelo por motores y transmisiones casi calcadas. Tampoco hay grandes diferencias dinámicas o de consumo. ¿Aguantará el veterano coreano la mayor tecnología y sentido práctico del alemán?

El segmento de los B-SUV goza de buena salud, si tenemos en cuenta la amplia oferta disponible en estos momentos y sus atractivas cifras de ventas. En estas páginas enfrentamos dos de los más completos y equilibrados del mercado. Con esto de la globalización uno es coreano, pero afincado y desarrollado en Europa. El otro es alemán, si bien su pasaporte es español, pues se fabrica en Navarra.

Lo curioso es que pese a proceder de mundos tan diferentes, al analizarlos son una suerte de gemelos, aunque de distinta madre. Y es que tanto el Kia Stonic como el Volkswagen T-Cross son muy similares por tamaño y vocación, casi dos gotas de agua en cuanto a motor, cambio y prestaciones. El primero deriva del utilitario Kia Rio y el segundo, del equivalente Volkswagen Polo.

El Kia Stonic es algo más veterano. De hecho este mismo año será sometido a una leve actualización inherente a su cuadro comercial. Es algo que pasa factura a nivel de equipamiento tecnológico frente a su rival, con imposibilidad de montar faros Full LED o algún que otro asistente en materia de seguridad. Eso sí, mantiene vigentes un diseño que gusta y un agradable tacto general.

Milimetrados

Los dos miden prácticamente lo mismo y se impulsan con ‘modestos’ motores de un litro tricilíndricos. Notaremos su naturaleza impar bajo el capó al arrancar en frío y al acelerar con energía. Suenan diferente, pero sin llegar a ser molestos, ni mucho menos. El Kia Stonic prefiere jugar en la parte alta del cuentavueltas, con más caballería (+5 CV), mientras que su rival ofrece más capacidad de trabajo en baja fruto de su mayor valor de par máximo (+28 Nm).

La gestión del cambio en los dos también es prácticamente un calco. Hablamos aquí de transmisiones automáticas con doble embrague y 7 relaciones, rápidas de su funcionamiento pero algo bruscas y poco refinadas en ciertas circunstancias, como al iniciar la marcha o maniobrando.

La del Volkswagen T-Cross ofrece un poco más de juego: dispone de un programa deportivo y permite cambiar secuencialmente a través de levas de volante, detalles que no contempla el coreano.

No parecen SUV

Dinámicamente son opciones muy completas, hasta el punto de parecer más turismos que SUV, sensación más acusada en el Kia Stonic. Ambos controlan de manera eficaz los balanceos de carrocería, y la dirección es suficientemente comunicativa, más limpia de vibraciones en el Volkswagen T-Cross, que saca ventaja debido a unos neumáticos opcionales más deportivos, con menos perfil.

También permite variar ligeramente el comportamiento al ofrecer un asistente de conducción con cuatro programas: ECO, Normal, Sport e Individual. Actúan sobre dirección y propulsión.

Bien sobre asfalto, sus alturas libres hasta el suelo permiten afrontar con éxito pistas de tierra… y punto. No hay posibilidad de llevar tracción total o asistentes offroad, como control de descensos.

Las prestaciones son parejas, como es lógico en vehículos similares en tamaño, peso y potencia. Eso sí, el alemán es algo más rápido. Tampoco cambian mucho los consumos. Estos motores de escasa cilindrada son ‘mecheros’ en conducción sosegada, pero cambian de registro si les fuerzas. Como todos, dirán. Sí, pero aquí es proporcionalmente más acusado. En cualquier caso, manejan medias reales de 6,5 a 7,0 l/100 km.

Falta por analizar el interior. La sensación de amplitud en ambos juega a favor, pero aquí también se nota que el Volkswagen T-Cross lleva menos tiempo en el mercado. Lo decimos porque porta el cuadro de mandos digital Virtual Cockpit y una pantalla táctil multimedia en el salpicadero más amplia y con mejor resolución.

SUV

Delante, uno y otro acoplan confortables butacas, pero detrás el germano vuelve a cobrar ventaja porque ofrece más hueco para las piernas y, sobre todo, una cota de anchura más favorable, con prácticamente cuatro centímetros adicionales. Es más, de serie incluye banqueta con regulación longitudinal (14 centímetros), solución muy práctica que permite jugar con la capacidad del maletero (hasta 455 litros en su posición más adelantada).

El Kia Stonic no brilla en este capítulo, pues cubica 332 litros, el umbral de carga queda más alto y encima al abatir el respaldo no determina un piso totalmente plano. Con todo, el coreano resulta más accesible si repasamos precios y se dota de un equipamiento muy generoso, aún no tan avanzado… de momento.

Texto: A. Zarzuela // Fotos: Paloma Soria

Ficha técnica Volkswagen T-Cross 1.0 TSI DSG7

TIPO DE MOTORGasolina, 3 cilindros en línea, turbo
CILINDRADA999 cm3
POTENCIA115 CV a 5.500 rpm
PAR MÁXIMO200 Nm entre 2.000 y 3.500 rpm
V. MÁXIMA193 km/h
ACELERACIÓN10,2 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO6,3 l/100 km (WLTP)
MEDIDAS4.110 / 1.782 / 1.580 mm
NEUMÁTICOS205 / 55 R 17
PESO EN VACÍO1.270 kg
MALETERO385-455 l
PRECIO24.805 €
GAMA DESDE19.300 €
CUOTA RENTING472 €/mes*
LANZAMIENTOMarzo de 2019

*Importe aproximado para 4 años y 25.000 km anuales

Ficha técnica Kia Stonic 1.0 T-GDI 120 CV 7DCT

TIPO DE MOTORGasolina, 3 cilindros en línea, turbo
CILINDRADA998 cm3
POTENCIA120 CV a 6.000 rpm
PAR MÁXIMO172 Nm entre 1.500 y 4.000 rpm
V. MÁXIMA185 km/h
ACELERACIÓN10,6 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO6,1 l/100 km (WLTP)
MEDIDAS4.140 / 1.760 / 1.520 mm
NEUMÁTICOS205/ 55 R 17
PESO EN VACÍO1.200 kg
MALETERO332 l.
PRECIO23.675 €
GAMA DESDE18.425 €
CUOTA RENTING459 €/mes*
LANZAMIENTOSeptiembre de 2017

*Importe aproximado para 4 años y 25.000 km anuales

Equipamiento Volkswagen T-Cross 1.0 TSI DSG7

De serie: Faros Full LED; Asistente Front Assist con frenada de emergencia; climatizador bizona; asistente de arranque en pendiente; control de crucero adaptativo ACC con función stop & go; cuadro de mandos digital; cámara trasera; detector de fatiga; control del ángulo muerto; asistente de salida de aparcamiento; radio Composition Media; sensores de luces y lluvia; selección perfiles de conducción; sensores de aparcamiento delanteros y traseros; VW Connect; asientos delanteros deportivos; banqueta trasera con regulación longitudinal; lunas trasera oscurecidas; control de presión del aire en los neumáticos; barras en el techo; piso del maletero en dos alturas; kit reparapinchazos y start-stop con recuperación de energía de frenado .

Opcional: Llantas de aleación de 18 pulgadas (470 euros); Paquete deportivo R Line exterior e interior (2.200 euros); asistente de luz de carretera Light Assist (150 euros); Paquete de Invierno con asientos delanteros y eyectores térmicos (320 euros); Paquete Tecnología con sistema de aparcamiento asistido Park Assist (755 euros); rueda de repuesto temporal (125 t euros); sistema de navegación Discover Media (550 euros); sistema de sonido beats con 300W (485 t euros); volante multifunción en cuero y con levas (75 euros) y asientos delanteros con apoyos lumbares.

Equipamiento Kia Stonic 1.0 T-GDI 120 CV 7DCT

De serie: Luces de carretera inteligentes; detector de fatiga; asistente de alerta y mantenimiento de carril; asistente de arranque en pendientes; asist. de frenada de emergencia; sensores de luces y lluvia; sistema start-stop; climatizador automático; control de velocidad de crucero; cámara trasera; sistema de control de la presión del aire en los neumáticos; llantas de aleación de 17 pulgadas; sistema de navegación, Android Auto y Apple Car Play y servicios de conectividad TomTom con pantalla táctil de 7 pulgadas; retrovisor interior electrocrómico; sensores de aparcamiento traseros; antena de techo tipo aleta de tiburón; volante en piel multifunción; retrovisores exteriores térmicos y plegables eléctricamente; faros antiniebla; barras en el techo; conexión Bluetooth con reconocimiento de voz; cargadores USB en la plazas delanteras y traseras; dirección asistida eléctrica; cuatro elevalunas eléctricos; pedales en aluminio; rueda de repuesto temporal; cuadro de mandos Supervision con pantalla LDC de 3,5 pulgadas y asiento del conductor regulable en altura.

Opciones: Pintura metalizada (415 euros) y pintura bicolor (624 euros).

Galería de nuestra comparativa entre el Kia Stonic y el Volkswagen T-Cross


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *