Portada » Pruebas » Comparativa SUV: Audi Q2 vs Mazda CX-3, vocación deportiva

Comparativa SUV: Audi Q2 vs Mazda CX-3, vocación deportiva

audi q2 y mazda cx-3

Audi Q2 y Mazda CX-3 poseen carrocerías que pueden ofrecer diversión al volante sin grandes potencias de gasolina.

Dado que los SUV son los reyes del mercado, tendencia que no se prevé que cambié a corto o medio plazo, son varias las marcas que han puesto a la venta propuestas de marcado carácter deportivo.

No hablamos de versiones prestacionales, sino de SUV con un comportamiento cada vez más cercano al de un compacto, permitiéndonos disfrutar al volante sin renunciar a las ventajas de este tipo de carrocerías, más elevadas.

Envase diferente

Así las cosas, el coqueto Mazda CX-3 fue de los primeros automóviles en llegar bajo esta filosofía, seguido del SEAT Ateca y, más recientemente, de nuestro segundo protagonista,  el Audi Q2. Puestos uno junto al otro, calcan medidas exteriores. El Q2 ofrece un aspecto más sofisticado y moderno, mientras que las formas del CX-3 resultan incluso más arriesgadas, con detalles cromados que le aportan un plus de elegancia.

Los pasos de rueda y taloneras de plástico confieren al Mazda un semblante campero que no tiene el Audi, cuya silueta deja meridianamente claro que su hábitat natural es el asfalto, especialmente con el paquete S line que monta nuestro invitado. En todo caso, son autos que gustan y llaman la atención allá por donde circulas.

Materiales de primera categoría

También en el interior las cosas son bien diferentes. El Q2 es una nueva muestra del saber hacer de la casa de los cuatro aros, con terminaciones y materiales de primerísima categoría, casi sin rival en el mercado, detalles como las luces interiores táctiles o el espejo sin marco. La postura de conducción es simplemente perfecta, con todos los mandos perfectamente a nuestro alcance, incluyendo el touchpad mediante el cual controlaremos el sistema de infoentretenimiento.

Este no es táctil porque la posición elevada de la pantalla complica el acceso, pero a cambio no hay que desviar apenas la vista de la carretera. Nuestra unidad equipaba el virtual cockpit, el fantástico cuadro digital de la marca por el que hay que pagar 565 €; merece la pena, por calidad y posibilidades de personalización. Contamos con levas tras el volante, aunque el tamaño se antoja un tanto escaso si pensamos practicar conducción deportiva, mismo problema que encontraremos en el Mazda. Los asientos son excelentes y no solo sujetan bien el cuerpo, además son muy cómodos en trayectos kilométricos.

En la parte trasera del Q2, dos adultos disponen de un espacio e incluso podremos pensar en alojar a tres, pues la plaza central es mucho mejor que la del Mazda. A cambio, cede en la cota habilitada para las piernas. Si miramos al maletero, cubica 405 litros, nada menos que 55 litros más que el del CX-3. Eso sí, este último alberga un espacio de almacenamiento extra bajo el piso.

Un rival muy serio

El SUV de Mazda propone un interior que coquetea sin disimulo con el segmento premium, sin llegar a los niveles del Audi, pero con una propuesta de diseño que apuesta por la elegancia y el minimalismo.

El cuero blanco del paquete White (1.500 €) configura un interior bicolor aún más atractivo. No convence el tacto de la botonería del volante, al menos si lo comparamos con su rival. También aquí la ergonomía es excelente, y de nuevo nos encontramos con una pantalla sobreelevada de fácil lectura, con una ruleta en el túnel central para movernos por el sistema de infoentretenimiento.

Es más, la citada pantalla permite la actuación táctil en apartados como la navegación. Entre los puntos negativos, la extrema lentitud con la que se pone en marcha ese mismo infoentretenimiento cada vez que arrancamos el coche.

Repasando las plazas posteriores, parecen reservadas a dos adultos de hasta 1,85 metros, pues la central es demasiado dura e incómoda y pierde cota en altura. A cambio, disponemos de más espacio para las piernas que en el Q2.

Compacto dentro de un SUV

Cuando pulsamos el botón de arranque, ambos muestran formas deportivas que serían la envidia de muchos compactos y que, por momentos, hacen dudar de que estemos circulando en SUV. El Q2 contempla, como es marca de la casa, hasta cinco modos de conducción vía Audi drive select: Eco, Comfort, Dinamic, Auto e Individual. Se seleccionan a través de un botón que (también es marca de la casa) no está especialmente accesible.

La diferencia entre ellos es acusada, pasando de ser una comodísima berlina a mostrar un talante abiertamente deportivo de manera instantánea. Tanto que en Dynamic permite enlazar curvas y curvas con una facilidad pasmosa, mientras que en Eco y Confort es un tragamillas de categoría. En general, es algo más refinado que el Mazda, aún sin grandes diferencias.

En el CX-3 solo podemos elegir entre modos normal y Sport, este con un reglaje de motor y cambio que casi se torna brusco. A los mandos también asegura diversión, pero le falta un punto de refinamiento porque los saltos entre marchas se dejan notar en exceso.

Por el contrario, si lo que deseamos es afrontar recorridos largos permitirá acumular kilómetros sin mayor cansancio. Como detalle, en ciudad se agradece el generoso tamaño de los retrovisores exteriores.

Audi Q2: consumo menor

La batalla de los consumos se resuelve con una victoria clara del Audi en todos los frentes, con una diferencia que se va por encima de un litro cada 100 km en ciclo mixto (6,9 l/100 km), en parte porque el CX-3 lleva tracción total. De todos modos, las cifras oficiales del Q2 40 TFSI con tracción total quattro también mejora los consumos del nipón. Eso sí, en conducción deportiva, las cifras se vuelven bastante más parejas.

A la hora afrontar la compra, mucho e importante a tener en cuenta. De entrada, el Mazda cuesta 4.275 € menos, 29.550 € frente a los casi 34.000 € que tendremos que desembolsar por el Q2. Además, el CX-3 viene bastante mejor equipado, pues apenas deja nada para la lista de opciones. Mientras, en el del los cuatro aros tenemos una lista casi infinita de opcionales (caros, en general) y posibilidades de personalización de todo tipo, eso sí, algunas de ellas no disponibles en el modelo japonés.

Fotos: Paloma Soria. 

Ficha Técnica del Audi Q2 Design 35 TFSI

TIPO DE MOTORGasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado
CILINDRADA1498 cc
POTENCIA150 CV entre 5.000 y 6.000 rpm
PAR MÁXIMO250 Nm entre 1.500 y 3.500 rpm
V. MÁXIMA212 km/h
ACELERACIÓN8,5 segundos (de 0 a 100 km/h)
CONSUMO6,9 l/100 km
MEDIDAS4.191 / 1.794 / 1.538 mm
NEUMÁTICOS215/ 50 R 18
PESO EN VACÍO1.365 kg
MALETERO405 l
PRECIO33.825 €
GAMA DESDE28.325 €
CUOTA RENTING703 €/mes*
LANZAMIENTOAgosto de 2018

*Importe aproximado para 4 años y 25.000 km anuales.

Equipamento del Audi Q2 Design 35 TFSI

DE SERIE: Audi pre sense front ; detector de fatiga; ordenador de viaje (FIS monocromo); retrovisor interior con antideslumbramiento automático; volante con ajuste horizontal y vertical; aire acondicionado; asientos delanteros con ajuste de altura; cierre centralizado; climatizador; cristales antitérmicos tintados en verde; elevalunas eléctricos delanteros y traseros; encendido automático de faros; freno de estacionamiento electromecánico; función Start/Stop; iluminación interior LED; limpiaparabrisas con sensor de lluvia; Mando de apertura a distancia; reposabrazos delantero de confort; retrovisores exteriores con regulación eléctrica; inserciones interiores en pintura anodizada y color blanco; tapicería de tela Aspecto; asientos trasero abatible 60:40; Audi smartphone interface con Android auto y Apple CarPlay; control por voz; cuatro altavoces delanteros ; interfaz Bluetooth; pantalla en color de 7”; radio MMI plus con lector de CD y recuperación de energía de frenado.

OPCIONAL: paquete Vision (1.300 €); equipo de sonido Bang & Olufsen (965 €); faros LED y grupos ópticos traseros LED (1.520 €); Audi virtual cockpit (565 €); calefacción estacionaria (1.590 €); portón del maletero eléctrico (600 €); sistema de alarma (450 €); MMI Navegación plus (2.260 €); Audi music interface (185 €); Audi phone box (415 €); Adaptative cruise control Stop&Go (475 €); Audi lane assist + Audi side assist (1.380 €); Audi hold assist (100 €); Audi parking system plus (420 €); cámara de visión trasera (465 €); head-up display (735 €); amortiguación regulable con Audi drive select (975 €) y suspensión deportiva (270 €).

Ficha técnica del Mazda CX-3 2.0 Skyactiv-G 150 Zenith White Cruise

TIPO DE MOTORGasolina, 4 cilindros en línea, atmosférico
CILINDRADA1.998 cc
POTENCIA150 CV a 6.000 rpm
PAR MÁXIMO207 Nm a 2.800 rpm
V. MÁXIMA195 km/h
ACELERACIÓN9,7 s (de 0 a 100 km/h)
CONSUMO8,1 l/100 km
MEDIDAS4.275 / 1.765 / 1.535 mm
NEUMÁTICOS215 / 55 R 18 92V
PESO EN VACÍO1.288 kg
MALETERO350 l
PRECIO29.550 €
GAMA DESDE26.645 €
CUOTA RENTING562 €/mes*
LANZAMIENTOSeptiembre 2018

*Importe aproximado para 4 años y 25.000 km anuales.

Equipamiento del Mazda CX-3 2.0 Skyactiv-G 150 Zenith White Cruise

DE SERIE: Llantas de aleación 18”, Gun Metal; tapicería de tela y cuero sintético; radio digital (DAB); reproductor CD/MP3; 6 altavoces; pantalla táctil a color de 7”; HMI Commander; dos entradas USB, AUX y Bluetooth; Apple CarPlay y Android Auto; sistema de navegación; asistente de arranque en cuesta; limitador de velocidad ajustable; reconocimiento de peatones delantero; airbags frontales; airbags laterales y de cortina; sistema de alerta de cambio involuntario de carril LDWS; control de crucero; retrovisores exteriores con plegado eléctrico automático; cristales traseros tintados; antiniebla delanteros LED; faros Full LED con nivelación automática y luces diurnas LED; retrovisores exteriores calefactados y ajustables eléctricamente; sensor de lluvia; faros traseros LED; spoiler de techo; sensores de aparcamiento delantero y trasero; ordenador de a bordo y alarma de velocidad; volante telescópico; sensor de luz; climatizador automático; inmovilizador; elevalunas eléctricos delanteros y traseros; palanca de cambio en cuero; asientos delanteros ajustables en altura; arranque por botón; volante en cuero con mandos integrados de Audio y Bluetooth, levas en el volante; reposabrazos delantero y trasero e i-Stop.

OPCIONAL: Pack White con asiento del conductor con ajuste eléctrico, asientos delanteros calefactados, tapicería de cuero blanco y sonido BOSE con 7 altavoces (1.500 €) y Pack Safety (1.050 €).


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *