Portada » Destacados » Una conductora ebria circula más de un kilómetro sobre las vías del metro de Málaga

La conductora que se coló en el metro de Málaga adujo no ser de la ciudad y no conocer la zona.

El vídeo inexplicable de la semana. Una joven de 25 años se coló en el metro de Málaga y circuló durante más de un kilómetro sobre sus vías a pesar de las advertencias del personal de la compañía de que no lo hiciera y cruzando calles con tráfico abierto. Solo se detuvo cuando destrozó tres ruedas de su vehículo. La excusa de la conductora fue que seguía las indicaciones del GPS. También triplicaba la tasa de alcohol permitida.

La joven, que decía que no era de Málaga y que no conocía la zona, ha sido acusada de un delito contra la seguridad vial por superar la tasa de alcoholemia permitida. Además, desde la empresa del Metro de Málaga ya han comunicado que también van a reclamar daños y perjuicios por haber tenido que detener su actividad durante más de dos horas para que retiraran su vehículo.

Varias infracciones

A pesar de lo llamativo de las imágenes facilitadas por la Policía de Málaga, las infracciones comenzaron antes de que accediera a las vías del Metro. Y no lo decimos por su alto nivel de alcohol en sangre. Circuló en sentido contrario por el Bulevar Louis Pasteur, también en la glorieta de la avenida Jenofonte y desde aquí accedió a las vías del metro, que están claramente indicadas como tales a pesar de que estas se encuentran al nivel del asfalto.

Y, a partir de aquí ya no hubo quien la detuviera. Atravesó la parada del hospital Clínico, pasó por varios cruces abiertos al tráfico como el de la calle Jiménez Fraud, y llegó hasta la parada de la Universidad donde encalló con sus ruedas destrozadas.

Al acudir las dotaciones de la policía en socorro de los ocupantes del vehículo descubrieron que la conductora no estaba en plenitud de facultades por lo que le pidieron que les acompañara a las dependencias del Grupo de Investigación de Accidentes y atestados.

Aquí descubrieron que presentaba un nivel de alcohol de 0,84 mg/l en la primera prueba y 0,85 mg/l en la segunda, cuando el límite es de 0,25 mg/l y se considera delito contra la seguridad vial a partir de 0,60 mg/l, acusación formal de la que ha sido objeto.

Servicio cortado en pleno toque de queda

Metro de Málaga ha comunicado que apenas ha causado daños en sus instalaciones, tan solo roces en las vías, pero que no afectan a la circulación normal de los trenes ni a las instalaciones Sin embargo, sí que afectó al servicio con retrasos de más de dos horas que sufrieron los viajeros.

Y este incidente se produjo a las 21:40 en pleno toque de queda, cuando la población tenía que estar en sus casas a las 23:00 horas por lo que muchas personas tuvieron que buscar medios de transporte alternativos o, simplemente, llegar más tarde a sus domicilios exponiéndose a una sanción.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *