Portada » Actualidad » Construye el Dodge Charger de Toretto con… ¡LEGO!

El Dodge Charger de LEGO consta de 1.077 piezas y tiene un precio de 99 dólares.

LEGO es de esas firmas que saben reinventarse, y desde luego da sus frutos. Han encontrado un tirón con los coches, de todos los tipos. Encontramos desde un Audi Quattro de rallies hasta un Fiat 500. Pero, ¿y qué pasa con los muscle car americanos? Pues ahora tienes todo un set de LEGO del Dodge Charger de Toretto.

La saga A Todo Gas, concretamente la primera entrega, llega fuerte a la oferta del fabricante de juguetes. Y es que uno de los coches más icónicos, que aparece en alguna otra entrega como hilo conductor de la furia de uno de sus personajes principales, puede ahora decorar tu estantería. Y el resultado promete.

El Charger

Para cualquier amante del motor el Dodge Charger es uno de los más icónicos muscle car americanos. Un vehículo que no solo tuvo pasado, sino también presente. Es a día de hoy, aunque en un formato distinto, todavía uno de los modelos que oferta la firma del país yanqui.

En la gran pantalla ha tomado el protagonismo en numerosas ocasiones, pero tal vez el Charger más recordado, junto a General Lee, sea el de Dominic Toretto (Vin Diesel). El primero enemigo y luego socio de Brian O’Conner (Paul Walker) guarda el coche de su padre en el garaje, coche que no conduce por miedo. Y es que no solo tiene un récord en el cuarto de milla de 9 segundos, sino que se anuncia una potencia cercana a los 900 CV. Un Charger que en la primera película acaba siniestrado luego de una carrera a modo de huida junto con O’Conner.

La maqueta

Precisamente el modelo de la primera película es el que trata de representar este set de LEGO. Un coche que mezcla partes de Dodge Charger de diferentes años, además de una preparación de nivel, como un compresor de tipo Roots que también está representado en esta maqueta. Pertenece a la serie LEGO Technic, que da más libertad a la hora de crear. Y créeme, hay mucho para crear en un modelo que, montado, mide 39 cm de largo y 16 cm de ancho.

Además de su estética siniestra, con unas proporciones sinceramente bien resueltas, tiene dirección activa, suspensión e incluso un motor totalmente detallado que puede admirarse todavía mejor al retirar el capó. Si queremos exponer el coche haciendo un caballito, como en la película, tiene un soporte en la parte inferior con el que dejar la parte delantera en el aire. Por cierto, hablando de detalles, también se recrean las botellas de óxido nitroso en el maletero. 1.077 piezas que pueden animar más de un fin de semana, especialmente en época de cuarentena.

La maqueta ya está disponible en el catálogo de LEGO, aunque por ahora solo para América. Aunque llegará también a Europa a partir de27 de abril, a un precio en torno a los 110 €.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *