Portada » Actualidad » La crisis de los microchips paraliza la actividad

La crisis de los microchips paraliza la actividad

El Programa Audi Ideas se puso en marcha en 1994

La factoría de Vigo paró su actividad el pasado jueves y la de Figueruelas ha paralizado la línea 2 hasta el martes 25. A ella se suman otras tantas.

La falta de componentes y los problemas de suministros por parte de determinados proveedores está poniendo en jaque a la producción de vehículos a nivel nacional. Tal es así que la bautizada como ‘crisis de los microchips’ ya se está cobrando sus dos primeras víctimas.

Nos referimos a las plantas de Vigo y Figueruelas (Zaragoza), ambas del recientemente creado Grupo Stellantis, quienes han visto suspendida su actividad de manera total o parcial ante “circunstancias de fuerza mayor”.

Hace un año los rumores apostaban por una salida de Mitsubishi del mercado europeo.

En Vigo desde el jueves…

La dirección de la planta del grupo Stellantis en Vigo confirmó el pasado jueves que suspendería la actividad de los dos sistemas de producción debido a problemas de aprovisionamiento. El parón se inició a las 22 horas del pasado 20 de mayo y a día de hoy todavía dura.

No es la primera vez que la planta viguesa ha de parar su actividad por culpa de los problemas de suministro sino que ha sido una tónica habitual desde principios de año. De hecho, en las últimas semanas las paradas han sido habituales en la factoría de Balaídos y en los últimos diez días apenas ha habido jornadas de trabajo con normalidad.

Producción-vehículos-España-Citroën-Vigo

Según apunta europa press, en las últimas horas, el director de la planta viguesa, Ignacio Bueno, ha mantenido una reunión con el comité de empresa para informar de la situación y para confirmar que el escenario de “incertidumbre” se puede prolongar, aunque con la previsión de que “la situación más desfavorable” se viva durante el primer semestre de este año.

En cualquier caso, la planta viguesa aprobó a finales de marzo pasado la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), del que se desmarcaron los sindicatos CIG y CUT, para gestionar esta situación. La regulación afecta a trabajadores fijos a tiempo completo que hayan agotado otros mecanismos de flexibilidad, como la adecuación de jornada o la bolsa de horas, por un máximo de 60 días y tiene vigencia hasta final de este año.

… y en Zaragoza desde ayer

Figueruelas contrata a 200 trabajadores

Por su parte, la planta de Stellantis/Opel en Figueruelas (Zaragoza) ha detenido la producción en su línea 2 por problemas con los suministros de semiconductores desde este domingo en el turno de noche con la intención de reanudarla el martes 25 de mayo a las 06.00 horas. De este modo, se ha cancelado los turnos de domingo por la noche y los tres del lunes (mañana, tarde y noche) dejando completamente operativa, eso sí, la línea 1 de la fábrica en horario matinal y vespertino.

No son las únicas

Si bien parece que las fábricas del Grupo Stellantis están siendo las más afectadas, la realidad es que la ‘crisis de los microchips’ está afectando a todos los fabricantes por igual. La planta de Mercedes-Benz de Vitoria-Gasteiz tiene previsto suspender la actividad de sus tres turnos de producción desde el próximo 25 de mayo por la falta de suministros de un proveedor de cables. Del mismo modo,  Toyota ha anunciado que dos de sus plantas locales detendrán en días alternos del mes de junio su producción como consecuencia de esta falta de suministros.

Karam El Shenawy

Enamorado del motor y de todo lo que le rodea. La fortuna y las vicisitudes de la vida me permitieron trabajar en mi gran pasión. Cada coche, al igual que cada día, es una oportunidad de aprender un poco más.

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *