Portada » Actualidad » Los efectos del Covid-19 en la conducción

Los efectos del Covid-19 en la conducción

La DGT alerta sobre la influencia del Covid-19 en la conducción.

La DGT ha alertado de los riesgos que tiene conducir siendo víctima del Covid-19 y de las consecuencias que esto podría tener sobre las capacidades y respuesta al volante de un enfermo, independientemente de que quienes sufren este virus deben mantenerse en cuarentena el tiempo que les dure la enfermedad. Además, apuntan a que buena parte de estos efectos de la enfermedad se mantienen una vez se supera el coronavirus.

Así, la DGT alerta de que los principales síntomas son fiebre, tos, dolor de garganta, ausencia del gusto, debilidad muscular, síndrome de dificultad respiratoria aguda, mareos, malestar, náuseas, diarrea y fallo renal.

sueño conducir

Además, hay veces que aparecen alteraciones cardiovasculares, de los niveles de glucosa, del nivel de consciencia, visión borrosa y se pueden sufrir accidentes cerebrovasculares, neuralgias, fenómenos trombóticos o fallos multiorgánico. Sobra decir que con cualquiera de estos síntomas, independientemente de que se haya sufrido Covid-19 o no, se desaconseja la conducción.

Junto a estos, desde la DGT también señalan que han detectado en los conductores, en estos tiempos de pandemia, mayores niveles de estrés, dificultades para la concentración, insomnio e incremento del consumo de alcohol, síntomas que también deberían alejarnos del volante.

Recomendaciones de la DGT

Así, ante esta situación, la DGT ha realizado una serie de recomendaciones sobre cómo reaccionar cuando sufrimos alguno de los síntomas del Covid-19.

  • Debilidad, fatiga, dolor muscular y articular: evite viajes largos, realice periodos de descanso de conducción con movilización de extremidades, planifique los trayectos, comparta el tiempo de conducción.
  • Insuficiencia respiratoria: realice una ventilación adecuada del vehículo, impida que se fume en el habitáculo, evite las horas de mayor calor.
  • Alteraciones cognitivas (toma de decisiones, proceso de información): evite conducir hasta recuperar su capacidad y desaparecer el estado confusional.
  • Enfermedades cardiovasculares o metabólicas anteriores al Covid-19: pueden sufrir alteraciones y complicaciones con procesos como hipoglucemia en caso de diabetes, mareos o pérdida de conocimiento por arritmias. En todos estos casos es conveniente no conducir hasta estabilizar el proceso.
  • Problemas de visión (borrosa, ojo seco…): consulte a su oftalmólogo y evite conducir en horas de iluminación extrema.
  • Síntomas neurológicos (mareo, alteración de conciencia, temblores, ataxia…): no conduzca e informe a su médico de cabecera para descartar trastornos del sistema nervioso.
  • Si es conductor profesional o el vehículo es su herramienta de trabajo, antes de volver a conducir, hable con su médico de cabecera y consideren posibles alternativas.

Carlos Olmo

Carlos Olmo

Desde pequeño dando la tabarra con los coches en casa. He conseguido convertir mi pasión en mi profesión, y llevo más de diez años intentando ponerme al volante de cualquier coche y reflejar mis impresiones en un folio en blanco. Producto, competición, producción, concesionarios, mercado, talleres, componentes, primer equipo, clásicos… no en este orden pero de todo he escrito. Y espero seguir escribiendo durante mucho tiempo.

Ver todas las publicaciones