Portada » Actualidad » Un estudio señala un nuevo agente contaminante del aire en nuestras carreteras

Un estudio señala un nuevo agente contaminante del aire en nuestras carreteras

Un estudio de la Universidad de Yale apunta que el asfalto contaminante el aire.

Centrados en el tráfico rodado, los gobiernos y administraciones han buscado la restricción del acceso de los vehículos a las ciudades para reducir la contaminación de los núcleos urbanos con el objetivo de mejorar la calidad del aire y evitar así las enfermedades a las que dan lugar estas emisiones. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Yale, y que recoge Europa Press, ha demostrado que hay un agente que también contamina, que hay que tener en cuenta y en el que pocas veces hemos reparado: el asfalto.

El laboratorio de Drew Gentner, profesor de ingeniería química y ambiental de dicha universidad habría demostrado que el asfalto, con un gran número de agentes químicos en su composición, muchos de ellos contaminantes, también contamina cuando se desprenden algunos de estos elementos ante las altas temperaturas y al estar expuestos al sol, añadiendo nuevos agentes patógenos a la atmósfera.

Sus conclusiones han sido publicadas en la revista Science Advance y ha sido aceptado por la comunidad científica. En estas se indican que los agentes contaminantes pueden conllevar la formación de aerosoles orgánicos secundarios con partículas de categoría PM2.5 lo que supone que tienen un diámetro de menos de 2,5 microgramos, con los consiguientes problemas que pueden generar para la salud pública.

Proceso de estudio y análisis

El profesor Gentner y varios colaboradores recogieron diferentes muestras de asfalto fresco y lo elevaron a diferentes temperaturas. En este proceso encontraron que el asfalto produce diversas emisiones contaminantes, las cuales son de gran importancia en los primeros meses para posteriormente continuar emitiendo de forma constante aunque a un nivel inferior.

Este mismo proceso lo encontraron cuando el asfalto está expuesto a los rallos solares de forma moderada. Vieron un aumento importante en las emisiones, hasta un 300 %, con respecto a cuándo el asfalto solo está caliente. Estas emisiones estarían al nivel de las que produce un vehículo.

Situación preocupante, aunque no alarmante

Es por esto que, en el propio estudio apuntan a que habría que estudiar nuevas composiciones del asfalto, teniendo en cuenta que en Estados Unidos hasta el 20 % de las viviendas utilizan el asfalto en el techo y ante la sensibilidad que muestran algunos gobiernos por reducir las emisiones contaminantes de las ciudades.

Sin embargo, aunque admiten la contaminación que produce el asfalto, apuntan a que esta es muy inferior a la genera el tráfico rodado a diario en una ciudad como Los Angeles, una de las que más ha trabajado en las últimas fechas para rebajar la contaminación ambiental.

Pero el estudio está ahí. Si se lucha por rebajar el impacto medioambiental de los vehículos, habría que hacer lo mismo con el asfalto una vez se ha comprobado que también contamina el aire.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *