Portada » Vídeos » Sólo en Rusia: fabrican un coche de 8 ruedas a partir de un Fiat antiguo

Estos mecánicos rusos crean auténticas maravillas con poco.

Internet se está convirtiendo el escaparate de las modificaciones de coches más alocadas. Y Desde Rusia nos llegan las más atrevidas. Si a alguien le dices que con un Fiat Uno de los noventa puedes llegar a crear un original coche de ocho ruedas seguramente te dirá que desvarías. Pero una vez le enseñes este vídeo de los mecánicos rusos de Garaje 54 igual te deba una disculpa.

Este canal de YouTube ya es un viejo conocido por la originalidad de sus creaciones. Hace pocas semanas se atrevieron a hacer una copia del Tesla Cybertruck con el chasis de un todoterreno y varios trozos de hojalata. Y ahora han transformado un viejo Fiat Uno 5 puertas en un monstruoso coche de ocho ruedas. Y además funciona.

Fiat Uno de ocho ruedas

coche ocho ruedas fiat

Así, la clave está en alojar bien dos ejes más al coche, con su respectivo par de ruedas. Para ello, los mécanicos transformaron completamente la parte trasera del coche. Retiraron los asientos, cortaron parte de la chapa de la carrocería y albergaron uno de los ejes justo delante del trasero original. Para el segundo optaron por instalarlo por entre ellos y por encima de ambos, que se conseguiría mover al entrar en contacto con las ruedas inferiores.

Para crear el eje utilizaron una gruesa barra de acero, atravesada sobre lo que era la fila de plazas traseras. Así, el coche de ocho ruedas sería un biplaza, que además le quisieron dar un aspecto diferente pintándolo de rojo. En una primera prueba, el coche se llenó de nieve ya que el triángulo de ruedas posteriores no contaba con protección. Así que añadieron unos pasos de ruedas extra de chapa para que no pusiera perdido todo el vehículo.

La sensación del pueblo

Una vez solucionado este error, el coche echó a rodar y las ocho ruedas se movieron al unísono sin ningún problema. Aunque el protagonista del vídeo reconoció que el motor iba bastante ahogado. Costaba imprimir toda su potencia a tantas ruedas, por lo que la velocidad era notablemente más baja.

Además, el comportamiento del coche varió. La suspensión ahora era mucho más rígida y el coche traccionaba más. De esta manera y con no demasiado esfuerzo, se puede crear un divertido y original coche a partir de otro obsoleto, que acaparaba todas las miradas de los vecinos del pueblo. Lo que no sale en el vídeo es si lo vio la policía y permitió que volviera al taller.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *