Portada » Destacados » Autocaravanas, guía para disfrutar de un viaje diferente y con todas las garantías

Autocaravanas, guía para disfrutar de un viaje diferente y con todas las garantías

Autocaravanas

Todo que necesitas saber para viajar en autocaravana en un verano que se prevé diferente.

Este verano va a ser diferente. La pandemia del Covid-19, la limitación de la circulación de personas a nivel nacional e internacional y el miedo a nuevos rebrotes han hecho que muchos vuelvan a mirar a nuestro país como destino turístico para este verano. Y, entre las opciones que se contemplan en un intento de innovar, de hacer algo diferente a lo habitual, emergen las autocaravanas para perderse por parajes inhóspitos y desconocidos hasta ahora.

Hacemos un repaso de todo lo que necesitas saber sobre este mundo con un gran número de seguidores en nuestro país, aunque en países como Francia, Inglaterra o los Países Bajos son legión.

Alquiler de autocaravanas

Como siempre, son muchas las empresas de alquiler de autocaravanas que encontrarás, y, como en otros sectores, no siempre obtendrás un servicio de calidad. Revisa la documentación, comprueba el mantenimiento del vehículo, la limpieza de las zonas a utilizar y que esté homologada para el número de personas que la vais a ocupar. El precio varía entre 100 y 200 euros diarios a los que añadir una fianza o depósito que se reembolsará en la devolución.Comprar una autocaravana

Si te ha gustado tu primera con una autocaravana y te has decidido a hacerte con una, recuerda que puedes encontrar hasta cuatro tipos de caravanas diferentes: capuchina (cuenta con la cama en el techo, de donde se despliega una estructura de tela con forma de tienda de campaña), perfilada (vehículo comercial que ha sido carrozado para portar un salón, baño y dormitorio), integral (una verdadera casa rodante, construida sobre un chasis) y camper (vehículo comercial destinado al transporte de pasajeros capaz de convertir los asientos en camas y que incorpora algunas comodidades, pero no baño).

Los precios de partida de una autocaravana nueva rondan los 35.000 euros, aunque se pueden encontrar modelos que valen más que un chalet adosado, mientras que de segunda mano se pueden encontrar opciones por menos de 20.000 euros.

Seguro

Tienen su propio seguro. Se pueden encontrar seguros básicos, a todo riesgo y con franquicias.

Mantenimiento

A nivel mecánico es el mismo que cualquier vehículo normal: aceite, filtros, líquidos, correa de distribución cada 100.000 km, frenos y suspensiones cuando lo marque el fabricante… En cuanto a la parte habitacional, habría que realizar control de gases si la cocina funciona con gas butano.

Carné de conducir

Se requiere carné B, el mismo que para un turismo. Solo en caso de que la caravana supere los 3.500 kg de MMA requiere de una licencia tipo C1 y si es un remolque se precisa un carné B96 o un B+E dependiendo del peso.

Coste del viaje

Normalmente incorporan mecánicas diésel, bien nutridas de potencia. Así, aunque influye el peso, el número de ocupantes y el tipo de conducción, lo normal es un consumo de unos 10 l/100 km. Y suelen tener depósitos de más de 70 litros, así que llenarlo no va a resultar demasiado barato.

 Documentación

El conductor debe portar su carné de conducir y la autocaravana necesita la propia de un turismo: la documentación del vehículo, el permiso de circulación, el justificante del alquiler (si no es de nuestra propiedad), el seguro en vigor, la tarjeta de la ITV y la documentación de homologación si se hubiera realizado alguna modificación sustancial.

Si se va a salir de España, también habría que comprobar si el seguro es válido fuera de nuestras fronteras y/o en el país al que nos dirigimos. En algunos países también hay que contratar una ‘viñeta’, un permiso especial para circular por sus autovías y autopistas.

Distribución de los pasajeros

Cada autocaravana cuenta con un número de plazas homologadas por lo que cada ocupante debe ocupar uno de los puestos durante el viaje. Estos asientos cuentan con cinturón de seguridad y, en algunos casos, con sujeciones Isofix para la instalación de los sistemas de retención de niños o transportines para animales. Durante el viaje no se puede viajar de pie ni acostado en las camas.

Conducción

Similar a la de un vehículo comercial por lo que su comportamiento es diferente al de un turismo. Al ser un vehículo alto y largo, se producen balanceos durante la conducción, las frenadas son más largas y los giros más cerrados.

Además, las referencias al aparcar también varían, a veces no contamos con ellas al carecer de retrovisor central por lo que para algunas maniobras que conveniente ayudarse de una segunda persona. Parte de estos problemas se han subsanado con la llegada de la cámara de visión trasera, aunque a veces queda tapada cuando portamos una bicicleta atrás.

Límites de velocidad

Los mismos que los de un turismo: 120 km/h en autovía y autopista, 90 km/h en carretera convencional y 50 km/h en entornos urbanos, salvo cuando haya otras limitaciones en la vía. Sin embargo, si la autocaravana supera los 3.500 kg de MMA, la velocidad máxima en autovía y autopista se reduce a 90 km/h, en carretera convencional a 80 km/h mientras que en ciudad se mantienen los 50 km/h.

Dónde estacionar

El estacionamiento de las autocaravanas está regulado por ordenanzas municipales por lo que habrá que informarse de la normativa local que impera en la localidad en la que deseamos quedarnos. Normalmente, no suele haber problema para aparcar en una vía pública (sí podríamos encontrar alguno si ocupamos la carretera, aparcamientos o aceras con toldos, mesas y sillas), salvo que lo hagamos en lugares donde está terminantemente prohibido o porque interrumpamos la circulación del tráfico.

Existen aplicaciones para encontrar los mejores lugares para acampar (como Campercontact y Park4Night) y foros donde los usuarios comentan sus experiencias. Está terminalmente prohibido vaciar los depósitos de líquidos grises –procedentes de la cocina y ducha – y negros –del inodoro – en la vía pública.

Estancia en camping

El mejor lugar para dejar la autocaravana. Estaremos en un entorno tranquilo, vigilado y con todas las necesidades cubiertas. Podremos alquilar por días nuestra parcela donde extender los toldos, mesas, camas y hasta barbacoa, contaremos con puntos de carga y enchufes (elementos como la vitrocerámica, el aire acondicionado o la televisión no funcionan si la autocaravana no está conectada a la red) y tendremos todo tipo de facilidades para recargar el depósito de agua potable y donde descargar los depósitos de agua gris y negra.

Depósitos de aguas

En caso de aparcar en la calle, un depósito de agua gris, la que contiene los residuos de la ducha y la cocina, se podría verter en el alcantarillado (no en plena calle), cosa que no sucede con los depósitos de aguas negras, los que llegan desde el váter. Se podrían tirar por el inodoro de un baño de gasolinera o bar pero su tamaño es considerable por lo que no resultará fácil llevarlo hasta allí.

Carga de electricidad

Muchos de los aparatos que tiene una autocaravana requieren de conexión a la red eléctrica para funcionar. Y aquí cada modelo es un mundo. Las hay que emplean un cable y una conexión como la de cualquier enchufe de casa, aunque otras necesitan un conector industrial o CEE 17. Estos van a ser difíciles de encontrar en áreas de servicio o en plena calle.

Viajar a otros países

Ya nos referimos a ello antes levemente. Hay que estar seguros de que nuestro seguro nos permite salir del país y hay que tener en cuenta las normativas locales en cuanto a circulación de vehículos por autovías y carreteras, tanto en lo relativo a límites de velocidad como a peajes a pagar (en Francia, los vehículos de más de dos metros tienen un coste extra en las autovías, por ejemplo). En países como Suiza, Hungría o Chequia hay que contratar una ‘viñeta’, un permiso de circulación especial, que hay que pegar en la luna delantera.

¿Y a África?

Un continente con miles de rincones por descubrir aunque para hacerlo sería recomendable emplear una unidad con tracción total y mayor recorrido de las suspensiones ante las maltrechas carreteas que podamos encontrar cuando no directamente tengamos que circular por caminos para llegar a nuestro destino. En cuanto a la documentación, necesitamos el permiso de circulación, la ficha técnica del vehículo, la carta verde del seguro y el pasaporte de todos los ocupantes (con una validez superior a seis meses). En algunos países piden documentación de las mascotas que portemos. Además, es recomendable contratar un seguro médico que incluya repatriación y revisar el listado de vacunas necesarias para entrar en algunos países.

Seguridad ante posibles robos

Autocaravanas

Nunca está de más un extra de seguridad en las autocaravanas. Sí, tienen cerrojos como cualquier vehículo o cualquier casa, pero en algunos casos no resulta difícil forzarlas. Así, conviene cerrar bien las puertas y ventas… y colocar una alarma para cuando no estemos en el interior.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *