Portada » Actualidad » Lancia Delta Safarista: tiempos modernos

Lancia Delta Safarista: tiempos modernos

El preparador Automobili Amos lanza su segundo restomod basado sobre el Lancia Delta. Esta vez el motivo es el mundial de rallies y el nombre: Lancia Delta Safarista.

No hay duda de que el Lancia Integrale 16V marcó una generación. Un modelo de esos que crean afición y que, en el caso concreto del mundial de rallies, amargó la existencia a Carlos Sainz. Una pasión por el modelo italiano que traspasa no solo fronteras sino también épocas, tal y como ya nos ha demostrado los chicos de Automobili Amos.

Porque el carrocero italiano lanzó hace algo más de tres años el Lancia Delta Futurista, del que se fabricaron 20 unidades cada una valorada en 300.000 euros. Mismo patrón que han seguido para lanzar el protagonista de estas líneas: el Lancia Delta Safarista el cual aumenta un punto la exclusividad dado que se solo se van a fabricar 10 unidades para todo el mundo cada una valorada en 570.000 euros.

Pensado para competir

En este caso, la base del Safarista no es otra que el Integrale 16V al que se le ha dotado de un look propiamente del mundo de los rallies. Lo primero que han hecho ha sido transformar la carrocería y quitarle las dos puertas traseras para dejarlo en tres. Lo segundo, apuntalarla con fibra de carbono y lo tercero, proponer un look muy radical con elementos como los paragolpes recortados, un difusor trasero de competición, llantas carenadas sobre neumáticos de tierra, guardabarros cuadrados, un capó prominente con varias salidas de ventilación y un alerón trasero colocado sobre el portón.

En el habitáculo se ha eliminado todo lo prescindible y se ha colocado un volante de competición extraíble forrado en Alcantara, diales minimalistas también de competición, unos asientos de tipo bacquet con arneses de cinco puntos, freno de mano hidráulico al estilo de los coches de rallies y una jaula antivuleco. También monta una rueda de repuesto donde irían los asientos posteriores y un extintor.

Mecánicamente, el bloque turbo de 2,0 litros ha sido revisado y actualizado para dotarle de un mayor rendimiento. Se han colocado un nuevo sistema de refrigeración para el agua y aceite así como un sistema de admisión K&N. Los frenos (con pedales de competición) también han sido recalibrados así como la suspensión ajustable. La caja de cambios es una secuencial que monta varios diferenciales derivados del mundo de la competición mientras que el chasis se ha reforzado para cumplir con la reglamentación del Grupo A de rallies.

Según la empresa, el programa Safarista está ofreciendo a sus clientes “una experiencia no competitiva, que les permita alcanzar con seguridad sus límites y los de su automóvil, rodeados de contextos naturales increíbles desde el anillo de hielo de Suecia hasta las dunas de Arabia”.

Karam El Shenawy

Enamorado del motor y de todo lo que le rodea. La fortuna y las vicisitudes de la vida me permitieron trabajar en mi gran pasión. Cada coche, al igual que cada día, es una oportunidad de aprender un poco más.

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.