Portada » Destacados » Lotus Eletre: otra historia

Lotus Eletre: otra historia

La firma inglesa se mete de lleno en el segmento de los SUV de lujo deportivos con este Eletre que, además, propone un sistema de propulsión 100% eléctrico.

Otro más. Tras Bentley, Maserati, Lamborghini e incluso Ferrari, la cuenta de firmas históricamente relacionadas con la deportividad que se han pasado al segmento de los SUV suma un nuevo integrante: Lotus. La marca británica ya lo anunció hace meses y ahora por fin conocemos cómo luce el que será su primer todocamino: el Eletre. Un modelo que además confirma la estrategia eléctrica de la marca, la misma que comenzó con el Evija, convirtiéndose además en el primer Lotus de la historia que tiene cinco puertas y cinco plazas.

Pero antes de entrar en esos detalles, es de recibo que te hablemos sobre su entramado mecánico. Como buen SUV será un modelo de tracción total gracias a los dos motores que equipa, uno en cada eje, capaces además de proporcionarle un rendimiento conjunto de, al menos 600 CV. De esta forma, las prestaciones están aseguradas pues Lotus asegura que es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos y de alcanzar velocidad máxima de 240 km/h.

Se sostiene sobre la plataforma EPA en la que se integra un paquete de baterías de 100 kWh de capacidad bruta consiguiendo así homologar una autonomía de 600 kilómetros. Ahora bien, lo más importante es que cuenta con tecnología de 800 voltios lo que le permitirá recuperar 400 kilómetros en solo 20 minutos si lo conectamos a una toma de 350 kW. Como es lógico, en el apartado dinámico, este Eletra no tendrá nada que envidiar al resto de sus hermanos de marca.

Descomunal estética

En lo que respecta al diseño, este Eletre es un SUV de grandes dimensiones como bien atestiguan sus 5,1 metros de largo, cota que completa con una anchura de 2,14 metros y una altura de 1,63 metros. Su diseño recuerda, en cierto modo, al del Lamborghini Urus con un frontal poderoso, un lateral de aspecto coupé en el que lo más destacado es la colocación de retrovisores digitales o una zaga con una tira de LED que conecta los extremos.

En el habitáculo propone una gran revolución no solo por ser el primer modelo con cinco asientos (se puede pedir igualmente con cuatro) o por el hecho de tener una capacidad del maletero de 400 litros en la parte trasera a los que se une otro frontal de 77 litros, sino por su diseño. No se le parece a nada visto anteriormente en la marca. A destacar la enorme pantalla central OLED de 15,1 pulgadas que puede desaparecer y plegarse cuando no sea necesaria, secundada en este caso por dos pequeños monitores situados tras el volante y frente al copiloto, cada uno de 30 mm de alto, que muestran información detallada. Sin salir de las pantallas, recuerdas que te hemos dicho que no tenía retrovisores, pues la imagen se refleja en dos pantallas situadas en las puertas, al más puro estilo del e-tron de Audi.

Karam El Shenawy

Enamorado del motor y de todo lo que le rodea. La fortuna y las vicisitudes de la vida me permitieron trabajar en mi gran pasión. Cada coche, al igual que cada día, es una oportunidad de aprender un poco más.

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.