Portada » Actualidad » Mercedes-AMG C63 Cabrio 2016, de estreno hasta con 510 CV

Mercedes-AMG C63 Cabrio 2016, de estreno hasta con 510 CV

Con la llegada de la primera generación del Mercedes Clase C Cabrio, todos esperábamos ansiosos una versión de altas prestaciones firmada por AMG.

Y ya la había, pero como variante de acceso. El Mercedes-AMG C63 Cabrio 2016 es lo último de Mercedes en el salón de Nueva York, una versión de altas prestaciones del descapotable que llega con un aspecto más agresivo y deportivo, y con un motor V8 disponible hasta con 510 CV de potencia. La primera iteración del Clase C en el mundo de los descapotables ya tiene sello AMG.

Inconfundible

Mercedes-AMG C63 Cabrio 2016

Además de potencia y prestaciones, AMG significa disfrutar de un nuevo estilo más deportivo y agresivo a través de un nuevo kit de carrocería. Luce un nuevo paragolpes delantero con tomas de aire más grandes, una nueva parrilla, taloneras, aletas ensanchadas, llantas específicas o un paragolpes trasero con un marcado difusor y cuatro salidas de escape. A esto hay que sumar el techo de lona retráctil, su mayor diferencia frente al Clase C Coupé del que deriva.

En el interior hay cambios sustanciales, todos ellos configurados para crear una atmósfera más deportiva. Los asientos pueden ser de tipo baquet en opción, del mismo modo que estrena un nuevo volante deportivo, detalles y molduras específicas o logotipos de AMG repartidos por el habitáculo. Hay sutiles diferencias entre los modelos base y los “S”, como las llantas de 19 pulgadas en el “S”, de 18 en el modelo estándar.

Hasta 510 CV de potencia

Mercedes-AMG C63 Cabrio 2016

El motor que equipa el mercedes-AMG C63 Cabrio 2016 es ya un viejo conocido en la gama Mercedes. Se trata de un motor V8 biturbo de 4,0 litros disponible con potencias de 476 y 510 CV de potencia. Van siempre asociados a una caja de cambios automática de doble embrague y 7 relaciones “AMG Speedshift MCT”. La versión más potente “S” equipa de serie un modo “Race” en su funcionamiento.

Pero las diferencias entre ambos van más allá. Además de la potencia, en ambas versiones hay un diferencial autoblocante en el eje trasero, que es de funcionamiento mecánico en el modelo de acceso y electrónico en el “S”. Con todo ello, el mercedes-AMG C63 Cabrio 2016 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos (4,0 segundos el “S”) y alcanzar una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h.

No conocemos aún los precios ni demasiados detalles de comercialización de este descapotable de altas prestaciones, pero se espera que llegue a los concesionarios después de este verano.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *