Portada » Destacados » Estos son los modelos que en 2020 se convierten en Coches Clásicos

Estos son los modelos que en 2020 se convierten en Coches Clásicos

Hacemos un repaso a los coches que en 2020 se convierten en coches clásicos al cumplir 30 años en el mercado.

Hacemos un repaso a los modelos que en este 2020 han pasado a ser coches clásicos y que, por tanto, pueden beneficiarse del cambio de matrícula a histórica. Mucho cuidado a la siguiente lista que vas a ver pues te vas a encontrar con formas que quizás no asocies a un coche antiguo.

Hay que recordar que en 2017 cambió la ley de matriculación como históricos de los coches. Hasta entonces se convertía en coche clásico cualquiera que hubiera cumplido los 25 años pero con la nueva normativa, esta edad se elevaba a 30 años. Así, en 2020 se convierten en históricos, se vuelven a convertir en históricos, los coches matriculados en 1990 que no hubieran cambiado su placa entre 2015 y 2017.

Para los que estuvieran descuidados entonces, hacemos un resumen de los coches que pueden pasar a ser considerados históricos desde este mismo 2020.

BMW Serie 3

También conocido como E36 es un modelo muy apreciado por los aficionados a la marca… y a las carreras y a los ejercicios de drifting gracias a su tracción trasera que liberal de forma fácil toda la potencia de su motor. Es este aspecto el que dificulta la búsqueda de una unidad que no esté muy quemada o que no haya sido maltratada por alguno sus propietarios.

Renault Clio

No lo tuvo fácil el Renault Clio cuando llegó al mercado. Tenía que sustituir a todo un referente del mercado y de la historia de la marca como era el Renault 5. Pero no solo lo hizo sino que al año siguiente fue nombrado Coche del Año de Europa 1991. Su lanzamiento coincidió con la era dorada de la relación entre Renault y el equipo de Williams de Fórmula 1 por lo que hubo varias versiones Clio Williams (ningún otro modelo de la gama pasó por las manos del equipo de F1) muy demandadas por coleccionistas y aficionados. El Renault Clio acaba de presentar su quinta generación.

Honda NSX

En una época en la que los deportivos eran religión y los japoneses dominaban este arte apareció un modelo que fue presentado como el anti-Ferrari, que tuvo como probador a Ayrton Senna y cuyo nombre procedía de las siglas New Sport eXperimental (nuevo experimento deportivo). Con estas premisas solo podía salir un coche adorado por multitudes. Contaba con chasis monocasco hecho de aluminio, dirección asistida electrónica, un sistema de admisión electrónico y un motor V6 hecho de titanio y platino que respondía con 270 CV y que lanzaba su velocímetro hasta los 280 km/h.

Land Rover Discovery

Cuando llegó buscaba completar la oferta de la firma Land Rover, que ya contaba con el Defender, con un modelo de calidad aunque con ello perdiera capacidades off-road. En realidad se trataba de una variante del Range Rover más económica y que buscaba hacer competencia a algunos todoterrenos accesibles para el gran público que ya empezaban a popularizarse en el mercado como el Nissan Patrol o el Mitsubishi Montero.

Alfa Romeo 33

Segunda generación de un modelo que ayudó a expandir la marca por nuestro mercado convirtiéndola en accesible para el bolsillo medio. Sin embargo, no obtuvo los resultados esperados a pesar de su excesivo parecido al Alfa Romeo 164, un modelo superior. Los problemas de fiabilidad le perseguían.

Audi 100

Cuarta generación del Audi 100 donde se mostraban ya los nuevos diseños en los que trabajaba la firma de los cuatro aros con unas líneas suaves y redondas mientras que en el interior resulta apreciable un notable avance en comodidad y seguridad. Audi ponía de esta manera las tablas para enfrentarse a los tradicionales oponentes del segmento Premium. Cinco años después, su sucesor fue el Audi A6.

Fiat Tempra

Berlina compacta que surgió de la estrategia de Fiat de crear cuatro modelos con una misma plataforma y un diseño muy similar, algo habitual hoy día aunque una extrañeza entonces, y con la que se pretendía abandonar el halo de deportividad que pervivía en la firma para convertirla en una marca de masas. Este, junto con el Tipo y el Uno, tuvieron un éxito más que aceptable, aunque con el cambio generacional posterior se intentó mover a la marca hacia el segmento Premium y ese paso ya no lo logró poniendo la puntilla a una marca que mantiene el cariño de la gente.

Ford Escort 

Quinta generación del compacto se disponía como la punta de lanza de la nueva hornada de modelos que la firma estadounidense tenía preparada para Europa. En sus primeros años sufrió algún problema de diseño que fueron pronto solventados aunque fue el último de la lista de los modelos nombrados como Escort (se sucedería el Focus). Las versiones que más recordamos nosotros son los acabados Cosworth, con su doble alerón sobre la luna trasera.

Lamborghini Diablo

El modelo que ha logrado que muchos aficionados al motor que hoy tienen edades comprendidas entre los 30 y los 40 años tengan más cariño a la firma del toro que a Ferrari. Y eso solo lo ha podido conseguir un superdeportivo biplaza con formas afiladas, puertas de tijera y obviando el alerón (se podía montar uno muy prominente) sobre la tapa de un motor V12 de seis litros que se dispone en posición central trasera y que responde con 492 CV (en sus diferentes evoluciones llegó hasta los 604).

Toyota Land Cruiser

Séptima generación de un todoterreno puro que, con esta evolución, aumentaba no solo de tamaño y prestaciones sino también de acabados para situarse como un modelo que llamaba a las puertas del segmento Premium.

Nissan Sunny

Hubo una época en la que Nissan contaba con un representante en todos los segmentos de peso del mercado y el Nissan Sunny era su representante en el espacio de los compactos, aunque aún mantenía unas formas demasiado japonesas para el gusto europeo. Este fue el último de los Nissan Sunny del mercado y sentó las bases del posterior éxito del Almera.

Nissan Primera

Repetimos lo dicho para los que no estuvieron atentos a la anterior entrada, hubo una época en la que Nissan estuvo presente en todos los segmentos de volumen del mercado, y el Nissan Primera fue la berlina que le ayudó a popularizarse en nuestro país. Sustituía al Nissan Bluebird, demasiado radical y demasiado ‘japo’ para el estilo de la familia media española.

Toyota Celica

Un deportivo de gratos recuerdos para los aficionados españoles al automovilismo pues fue con el que Carlos Sainz logró su segundo título del mundial de rallys (1992), aunque este modelo llegó al mercado en 1990 cuando ‘El Matador’ se alzaba con su primer título con el Celica anterior. Sus formas redondeadas rompían con una tradición de modelos de líneas rígidas y angulosas aunque mantuvo los faros retráctiles (fue la última). Hubo varias versiones y evoluciones, alguna de ellas con tracción total y una edición especial denominada Carlos Sainz.

Mitsubishi 3000GT

En pleno apogeo de los deportivos en nuestro mercado, de pronto apareció un modelo llegado desde Japón, el origen de los deportivos más radicales, con un tamaño que superaba los 4,8 metros y que contaba con tracción total permanente, dirección a las cuatro ruedas, aerodinámica activa y suspensión electrónica. Era el no va más. Y, sí, a toda esta electrónica ya se le puede poner la matrícula histórica, para dolor de muchos puristas de los coches clásicos.

Volvo 940

Esta berlina sustituyó en el mercado al Volvo 740, hubo que esperar tres años para que apareciera la variante familiar (denominada 960), y supuso la confirmación de la marca sueca como firma de cualidades Premium y preocupada por la seguridad familiar y el espacio interior. Sin embargo, el diseño y algunos de los mandos eran una evolución del modelo anterior. Con el tiempo este fue sustituido por el Volvo S90 (y la variante familiar por el Volvo V90).

Nissan 100NX

Y, como no podía ser de otra manera, en una época en la que en el mercado se encontraban deportivos de todos los tamaños y estilos, la firma japonesa introdujo un pequeño deportivo, accesible para los más jóvenes, con unas formas que contenían la radicalidad vista en deportivos más grandes. Se podía elegir con dos motores, de 1,6 litros y 2 litros.

Alfa Romeo Spider

Cuarta y última generación de un modelo que nació en 1966 y que intentó estirar el diseño original mucho más allá de lo necesario adaptándolo a los nuevos tiempos, a los nuevos gustos del mercado y modernizando su interior. No fue el final que merecía este modelo histórico que dejó muy buenas sensaciones en los 60 y 70, que fue protagonista de infinidad de películas y que ayudó a introducir la marca en Estados Unidos.

Toyota Previa

Fue la réplica japonesa a los primeros monovolúmenes que ya habían llegado a los mercados europeo y estadounidense. Mucho más modernos que aquellos y con un diseño atrevido, contaba con una puerta corrediza que facilitaba en acceso a la tercera fila de asientos. No se vieron muchas unidades de este modelo en España aunque sí las hubo en algunos países de nuestro entorno. Sí, los monovolúmenes de aspecto moderno también pueden montar ya matrículas históricas.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *