Portada » Destacados » Opel Corsa-e: extraemos su consumo y autonomía real

Probamos el primer Opel eléctrico tanto en ciudad como en carretera.

El año 2020 es crucial para el sector del automóvil europeo, sobre todo si, como fabricante, no quieres pagar las multas que impondrá la Comisión Europea si la media de emisiones de CO2 supera los 95 gr/km. Un contexto en el que la electrificación se torna como clave e indispensable. Por eso Opel se ha adelantado poniendo ya a la venta su Opel Corsa-e, el primero coche eléctrico de la marca al que ya hemos hecho la primera prueba.

Opel quiere liderar esa estrategia eléctrica y para ello su promesa es que de aquí a 2024 cada modelo que forme parte de su gama tenga una versión electrificada. Liderándolos estará el Opel Corsa-e que hemos probado por las calles de Berlín y también por sus carreteras. La elección de la capital germana no ha sido una cuestión al alzar ya que es un de las ciudades más “electrificadas” no solo del Viejo Continente, sino de todo el mundo.

Opel Corsa-e: sus tiempos de carga

Opel Corsa-e prueba

El Opel Corsa-e ya estaba listo para esta prueba en un parking subterráneo completamente adaptado a estos modelos, ya que cada plaza disponía de un cargador. Un lugar perfectamente preparado para cualquier conductor que decida adquirir este Opel Corsa-e, ya que el pequeño utilitario germano acepta multitud de conexiones.

Desde las domésticas de 1,8 kW y 3,7 kW, donde cada hora conseguiremos llenar 10 y 20 km, respectivamente, hasta las rápidas con corriente continua de 100 kW que nos permitirán pasar de 0 al 80% en poco más de 30 minutos. Entre medias, conexiones urbanas típicas como la de 11 o 22 kW, que nos harán esperar como mucho cinco horas para obtener el 100% de la carga.

Prueba en ciudad: gasto sensible

Si has hecho la cuenta (y si no te lo decimos nosotros), el Opel Corsa-e monta una batería de iones de litio (situada parte bajo los asientos traseros y la otra bajo los delanteros), de 50 kWh. Una capacidad que le permite homologar una autonomía en ciclo WLTP de 337 km y que está cubierta con una garantía de 8 años o 160.000 km.

Ya os podemos contar que nos gastó el Opel Corsa-e durante esta primera prueba. Con un uso estrictamente urbano en la primera ruta, el dato nos asombró. En primera lugar, porque al activar el encendido la autonomía total marcada con la batería a tope fue de 220 km; y segundo, porque tras los más de 40 km de ruta no conseguimos bajarlo de 22 kWh/100 km. Una cifra elevadísima que obtuvimos realizando una conducción despreocupada, alternando los diferentes programas propuestos (Eco, Normal y Sport) y ‘jugueteando’ con el modo B que aumenta la intensidad de la regeneración. Sin llegar, eso sí, a ser el conocido one pedal.

Test en carretera: potencia contenida

Opel Corsa-e prueba

Tras el parón culinario, volvimos a la carga, esta vez con un recorrido más extraurbano que nos llevó hasta Postdam (a unos 36 km). Avisados de su sensibilidad al gasto y sabedores que las autovías son el talón de Aquiles de los eléctricos, nos eco-concienciamos conteniendo la tentación de activar el modo Sport.

Circunstancia que provoca que nunca contemos con los 136 CV y 260 Nm de par que es capaz de generar. Sí, con el modo Eco, el Opel Corsa-e limita su potencia a 60 kW (80 CV) y el par a 180 Nm. Mientras que con el Normal obtenemos 80 kW (108 CV) y 220 Nm. Solo con el Sport activo haremos uso de todo su potencial. Capados anímicamente, el lado positivo fue observar cómo el consumo se rebajó ostensiblemente, obteniendo durante estos 70 km, algo menos de 18 kWh/100 km.

Las ventajas de la bomba de calor

Haciendo de nuevo un cálculo rápido, la media sale a 21 kWh/100 km. Por lo que en total, y con nuestra experiencia con una carga a tope, podremos recorrer unos 240 km. No son los 337 km prometidos pero al menos superamos esos 220 km con los que iniciamos la ruta.

Intentando dejar a un lado la tan importante variable del consumo, nos consolamos con algunas de las bondades de este Corsa-e. La primera, que gracias a la bomba de calor al activar el climatizador la autonomía no se ve reducida. Y segundo, y más importante, que este Opel Corsa-e resulta muy divertido de conducir.

Dinámica de conducción

Sus 4,05 metros resultan más que suficientes para moverse por entornos urbanos con soltura, mientras que la nueva configuración de la suspensión trasera para hacer frente a los 345 kilos de batería (en total pesa 1.530 kilos) unido a un centro de gravedad un 10% más bajo, le confieren una gran estabilidad. En marcha resulta firme, sí, pero en tramos revirados es una delicia entrar en curva. A falta de poder compararlo con alguno de sus hermanos de combustión, nos atrevemos a decir que este Corsa-e es el más dinámico de la gama.

Además, para detenerlo, Opel monta un equipo de frenos diferente, con discos más grandes y pinzas o pastillas específicas. El tacto del freno es algo esponjoso, pero gracias a los neumáticos montados, unos Michelin Primacy 4, el agarre está más que asegurado. En el lado opuesto, toca hablar de la aceleración. Desatando todo su potencial, el Corsa-e puede pasar de 0 a 50 km/h en 2,8 segundos y de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos, mientras que la velocidad punta es de 150 km/h.

Cuesta diferenciarlo

Opel Corsa-e prueba

Entrando en el apartado estético, lo cierto es que este Opel Corsa-e resulta complicado de distinguir. Mantiene las mismas dimensiones que los Corsa de combustión, a excepción de unas vías 7 mm ensanchadas para encajar esa nueva suspensión. Por lo demás, los detalles exclusivos se centran, lógicamente en el nombre Corsa-e del portón trasero, el logo ‘e’ de cada pilar B o las llantas de aleación de 17 pulgadas con un diseño único, más aerodinámico.

Una ventaja: mantiene elementos de equipamiento de sus hermanos, tanto en materia de seguridad, como de iluminación, donde opcionalmente ofrece los faros IntelliLink Matrix que aumentan la visibilidad cuando circulamos de noche. En el habitáculo, los cambios más representativos se observan en el comando ‘e’ situado en la botonera principal. Esto nos lleva a los menús específicos del sistema eléctrico (flujo, estadística de consumo y carga) y en el mencionado modo B de la palanca.

Con menos maletero

Ya que hablamos del interior toca hacerlo de la habitabilidad. Pese a ganar 7 mm de distancia entre ejes, el espacio interno es similar al de cualquier otro hermano con una fila trasera justa para ocupantes de más de 1,80 metros. Bueno, no del todo similar, porque un poco más atrás, el maletero pierde capacidad.

En efecto, el Corsa-e pierde el hueco de la rueda de repuesto a causa de la comentada suspensión, cifrando 265 litros desde el piso que sí, son los mismos que un Corsa normal, pero en total acaban siendo menos. De nuevo el consuelo viene por los 1.040 litros que obtenemos al abatir los asientos traseros.

Asequible con las ayudas del MOVES

Sin echar absolutamente nada en falta en cualquiera de los tres niveles de equipamiento que oferta, e-Edition, e-Selection y e-Elegance, los precios parten, respectivamente, de los 28.650 €, 29.600 € y 30.900 €. A este precio hay que sumareso el descuento comercial de la marca estipulado en 1.250 € para los dos primeros y 1.850 € para el más alto.

Con todo, el Corsa-e sigue sin ser afrontable para todos los bolsillos. Aunque tanto el rango de autonomía homologado como el obtenido durante la prueba dan para cubrir las necesidades diarias de más del 80% de los conductores europeos (de media realizan 60 km), no puede ser considerado como vehículo único y resulta algo caro para pensar como segundo… algo que les ocurre, de momento, a los que son sus grandes rivales: Peugeot e-208, Honda e, Renault ZOE o Mini Cooper SE.

Este escenario cambia en el momento en el que el Plan MOVES proporciona hasta 5.500 € de descuento, entonces sí hablamos de un Corsa-e más asequible. Un vehículo que con todos sus muchísimos pros y sus desventajas, se llevará un buen trozo del pastel, al menos mientras el segmento B eléctrico no esté tan concurrido como hasta ahora.

Texto: Karam el Shenawy // Fotos: Karam el Shenawy y Opel.

Opel Corsa-e: ficha técnica

TIPO DE MOTOR             Eléctrico, síncrono de imanes permanentes

POTENCIA                          136 CV entre 3.673 y 10.000 rpm

PAR MÁXIMO                    260 Nm entre 300 y 3.674 rpm

VELOCIDAD MÁXIMA   150 km/h

ACELERACIÓN                8,1 s (0 a 100 km/h)

CONSUMO                          N.D. (21 kWh/100 km durante la prueba)

MEDIDAS (L/A/AL)           4.060 / 1.765 / 1.435 mm

NEUMÁTICOS                   195 / 55 R 16

PESO EN VACÍO               1.530 kg

MALETERO                          267-1.042 l

PRECIO BASE                    28.650 € (con descuentos)

LANZAMIENTO                Marzo de 2020


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *