Portada » Actualidad » Contacto Peugeot e-Expert 2021, con 136 CV y hasta 340 km de autonomía para los repartos del mañana

Contacto Peugeot e-Expert 2021, con 136 CV y hasta 340 km de autonomía para los repartos del mañana

Prueba Contacto Peugeot e-Expert 2021, ágil y silencioso para la ciudad de hoy

Peugeot es líder del mercado en el canal de empresas gracias a una amplia gama y oferta en la que se pueden encontrar opciones de todos los tamaños y capacidades para desarrollar la actividad profesional… o para mezclar esta con la vida personal. Ahora le toca refrendar dicha posición con la llegada de las variantes eléctricas. La Peugeot e-Expert 2021 es la primera que aterriza en los concesionarios, los pedidos se iniciarán en los próximos días y las primeras entregas llegarán antes que el calor del verano.

Nosotros ya hemos podido tener un primer contacto, corto, pero representativo de lo que se va a encontrar cuando llegue a las manos de un profesional del transporte: el centro de una gran ciudad, en hora punta y con muchos recorridos de escasa distancia.

El Peugeot e-Expert llega con una única mecánica disponible de 136 CV

Y, a decir verdad, la realidad es que, a nivel estético y de comodidad apenas hay variaciones de la Peugeot e-Expert con respecto a sus hermanas de motor térmico con cambio automático. Solo unos detalles en su exterior que aluden a su mecánica sin emisiones y en el interior, la palanca de cambios da paso a un selector desde el que indicamos si estamos estacionados, queremos avanzar o dar marcha atrás, para lo que utilizaremos las posiciones P, D y R como en un vehículo automático. Es resto, todo igual. Cuenta con un motor de 136 CV y, en este caso, una batería de 75 kWh y una autonomía de 340 km.

Lo mismo podríamos decir de su hermano pasa pasajeros o para familias numerosas. El Peugeot e-Traveller 2021 se dispone como una excelente opción para las familias que han de moverse por las calles de la gran ciudad sin que una Zona de Bajas Emisiones o una restricción a la circulación por altas emisiones les puedan detener.

Altas dosis de calidad

El puesto de conducción puede ser equivalente al de un SUV alto

No debemos olvidar que el Peugeot e-Expert 2021 es un vehículo comercial. Pero una vez dentro encontramos un habitáculo que desprende calidad. Los asientos son cómodos y la disposición de los mandos está pensada para que sean fáciles y rápidos de utilizar. A esto suma un importante número de huecos portaobjetos que nos permitirá tenerlos a mano y evitará que vayan sueltos por el habitáculo.

Sin embargo, también cuenta con sus puntos a mejorar, como la presencia de un exceso de plásticos duros por todo el habitáculo. Un ejemplo es el túnel para las piernas. Es amplio, pero los revestimientos laterales son demasiado duros. Eso, teniendo en cuenta la tendencia a apoyar aquí las rodillas puede resultar molesto. Y más para una persona que va a pasar muchas horas a diario repartiendo.

Es uno de varios detalles a tener en cuenta, que afean algo el entorno pero que no desmerecen al conjunto. Por otra parte, es un punto a mejorar que se repite en el sector, no es un problema exclusivo del Peugeot e-Expert 2021. En realidad, la nota media de nuestro protagonista es muy alta. Y, como hemos dicho, la sensación inicial está bastante alejada de la que dejan los comerciales medios.

El Peugeot e-Expert 2021 es un comercial con la agilidad propia de un turismo

Puede cargar hasta 1.400 kg y arrastrar 1.000 kg

Llega el momento de arrancar y se mantiene el silencio que había antes de entrar. Una de las ventajas de este tipo de mecánicas es que no solo ayudar a descarbonizar nuestras ciudades sino, también, a rebajar la contaminación acústica. Ponemos el selector en modo avance y, salvo por la mayor altura, podríamos pensar que estamos en un SUV.

Ante nosotros un puesto de conducción con un volante multifunción, una instrumentación de agujas y una pantalla TFT que se suma a una pantalla táctil en el centro del salpicadero a la que se suma un retrovisor desde el que se mostrará la información relativa al uso de la energía eléctrica.

Aparece con numerosas ayudas a la conducción y sistemas que facilitan su uso como la apertura eléctrica de puertas.

La entrega de la potencia es lineal. Encontramos todo el par desde la salida, por lo que hay que tener cuidado con los acelerones, especialmente cuando no lo llevamos cargado, pues el vehículo se lanzará con fuerza.

Una vez en la calle, y superados esos minutos de adaptación, encontramos un modelo ágil y convincente que sabe moverse con soltura en todo tipo de situaciones. Presume de un excelente ángulo de giro. Es más, en este caso no hemos notado esa mayor pesadez que suelen patentar los vehículos eléctricos en la dirección o la frenada.

Es rápido y efectivo en todo momento, y eso que contábamos con el tamaño medio de los tres que se ofertan (en orden de mayor a menor son Compact, Standard y Long). Aunque también lo hemos probado sin peso en el espacio de carga. Puede portar hasta 1.400 kg en su interior y arrastrar hasta 1.000 kg de remolque, aunque esto se notará en la autonomía de su batería.

El Peugeot e-Expert 2021 disponible desde 32.600 euros sin ayudas estatales

Tiene un precio de 32.600 euros, aplicando descuentos de la marca, que se quedan en 25.100 euros si se aplican las ayudas estatales.

El Peugeot e-Expert 2021 ya está a la venta con un precio de partida, aplicando descuentos de la marca, de 32.600 euros, una factura que se reduciría a 25.100 euros de aplicar el Plan Moves.

Cabe recordar en este punto la necesidad de cambio de mecánicas que van a ‘sufrir’ muchos empresarios con la llegada de las Zonas de Bajas Emisiones, obligatorias a partir de 2023 en todas las ciudades con un mínimo de 50.000 habitantes, sumado a las habituales restricciones a la movilidad por casos de alta contaminación. Las mecánicas térmicas están en jaque mientras que las ECO y, sobre todo, las que lucen distintivo Cero no hacen sino incrementar su cuota y las posibilidades de trabajo en la gran  ciudad.

Un detalle importante es el precio de partida, alto para muchos, pero cabe destacar que el coste de uso varía entre 1 y 1,5 euros por cada 100 km, muy inferior a los 7,5 euros de una furgoneta diésel (teniendo en cuenta un consumo de 6 l/100 km).

A esta comparativa habría que sumar los mayores costes de mantenimiento de los térmicos. Y el mayor valor residual que ya muestran los eléctricos en detrimento de los de combustión pues, ante las nuevas normativas ya anunciadas y las que se barruntan, apenas tendrán mercado de ocasión en el futuro.

La suma de todo esto nos deja una pronta amortización de este gasto añadido inicial.

Carlos Olmo

Carlos Olmo

Desde pequeño dando la tabarra con los coches en casa. He conseguido convertir mi pasión en mi profesión, y llevo más de diez años intentando ponerme al volante de cualquier coche y reflejar mis impresiones en un folio en blanco. Producto, competición, producción, concesionarios, mercado, talleres, componentes, primer equipo, clásicos… no en este orden pero de todo he escrito. Y espero seguir escribiendo durante mucho tiempo.

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *