Portada » Pruebas » Primera prueba de los Peugeot híbridos enchufables: 508 Hybrid y 3008 Hybrid4

Primera prueba de los Peugeot híbridos enchufables: 508 Hybrid y 3008 Hybrid4

peugeot híbridos enchufables

Son los Peugeot híbridos enchufables más potentes de la marca hasta la fecha.

La estrategia electrificada de Peugeot continúa con paso firme, ahora con los híbridos enchufables. Si hace unas semanas nos poníamos a los mandos tanto del e-208 como del e-2008 hoy el protagonismo se dirige hacia modelos que, aunque también poseen enchufe, se siguen apoyando en las mecánicas de propulsión para aumentar su versatilidad. Nos referimos, claro está, a la nueva gama híbrida enchufable de Peugeot.

Peugeot híbridos enchufables: Doble apuesta

Peugeot híbridos enchufables

En efecto, hablamos de gama. Porque Peugeot, a diferencia de otras marcas del grupo PSA como DS y Opel, con el DS7 Crossback E-TENSE o el Grandland X Hybrid4, respectivamente, propone a sus clientes una doble apuesta formada por el 508 Hybrid y por el 3008 Hybrid4.

Dos modelos que, en realidad, corresponden a tres versiones. Esto es porque el Peugeot 508 híbrido enchufable también puede escogerse con carrocería familiar. Y antes de verano llegará hasta las cuatro versiones. El 3008 recibirá la correspondiente versión Hybrid. Ni que decir queda que todos ellos lucirán la etiqueta CERO de la DGT, con todas las ventajas que ella implica.

Primero el Peugeot 508 SW Hybrid

peugeot 508 sw híbrido enchufable

La jornada de prueba de la gama híbrida de Peugeot comienza con la berlina. Desconectamos el cargador de la toma situada en la parte trasera izquierda, junto con los logos. Este es el único elemento de diseño diferente al resto de modelos y nos acomodamos en su i-Cockpit.

De un primer vistazo notamos que el diseño interior es el mismo que el de cualquier otro 508 SW. Todo salvo la tecla E en la botonera central y de los menús específicos del sistema híbrido. Tanto en el cuadro de instrumentos digital como en la pantalla central táctil.

508 híbrido: prueba con 30 km de autonomía eléctrica

peugeot 508 híbrido

Damos el contacto y el silencio es la nota predominante. El 508 SW siempre arranca en modo eléctrico siempre y cuando haya batería para ello. En nuestro caso está a tope y aquí nos sorprende el primer detalle: 30 km de autonomía cuando en teoría Peugeot homologa 52 km con la carga a tope. Por cierto, para obtener el 100% de la misma habrá que esperar entre 2 y 7 horas en función de la toma de carga.

Los primeros metros se realizan con suavidad por una zona urbana. Ahí podemos comprobar tanto la sutileza del motor eléctrico delantero de 80 kW (110 CV) como el modo de retención B de la caja de cambios automática eEAT8. Esta, sin llegar a tener una función one pedal feeling, sí permite desahogar los frenos en conducción metropolitana. Teóricamente podríamos seguir así hasta esos 52 km homologados gracias a la energía almacenada en la batería de 11,8 kWh. Aunque en el momento en el que salimos a carretera secundaria vemos cómo la autonomía se rebaja de forma drástica.

Potente sí, pero más pesado

Es el momento en el que activamos el programa Hybrid, dejando que sea el propio vehículo el que optimice el funcionamiento del sistema. Con él conseguimos el mayor rango eléctrico y el menor consumo de combustible. Él es decide si nos movemos con el motor eléctrico, con el de combustión. Que por cierto es el 1.6 PureTech de 180 CV, o con los dos de manera simultánea.

Circunstancia, esta última, que se puede forzar activando el programa Sport y desatando todo el potencial del vehículo, es decir, los 225 CV y 360 Nm de par totales. Cifras casi idénticas a las de un 508 SW GT animado por el motor PureTech de 225 CV. No obstante, la sensación dinámica difiere y no percibimos a este Peugeot 508 SW híbrido enchufable como un vehículo muy apto para correr. Y es que el extra de peso que aporta su batería y que le lleva hasta los 1.820 kilos (1.795 en la berlina) se dejan notar desde el primer acelerón.

Le cuesta coger velocidad y no es tan ágil en curva como un térmico, pero al menos sí mantiene el aplomo del resto de la gama al rodar por autopista, a lo que se suma una menor sonoridad gracias a la incidencia del motor eléctrico. Además, a poco que sepamos ser dóciles con el acelerador y juguetear con los diferentes modos, podemos registrar consumos cercanos a los 4 l/100 km sin despeinarnos.

Peugeot 3008 híbrido enchufable

peugeot 3008 híbrido enchufable

El feeling cambia por completo al ponernos al volante del 3008 Hybrid4. Primero, porque su 1.6 PureTech entrega 200 CV y, segundo, porque en el eje trasero se coloca un segundo motor eléctrico de 83 kW (113 CV) que además de ser el encargado de impulsarle en modo 100% eléctrico es el que le otorga la tracción a las cuatro ruedas.

En total, 300 CV y 520 Nm de par máximo que se acompañan de unas prestaciones más que notables: 5,9 segundos para pasar de 0 a 100 km/h y 235 km/h de punta. Cierto es que el peso total también aumenta respecto a un 3008 ‘normal’, pero las casi 2 toneladas que cifra no resultan tan evidentes como en la berlina. Solo si buscamos el límite en zonas reviradas notaremos un exceso de balanceo.

SUV cero emisiones

Una de las peculiaridades de este Peugeot 3008 Hybrid4 es el modo de conducción 4WD que ofrece en exclusiva. Con él, el sistema fuerza el uso de todos los motores para tener siempre el máximo agarre. De hecho, si somos gentiles con el pedal derecho podemos incluso circular por fuera del asfalto en modo cero emisiones.

Así lo comprobamos durante las pruebas realizadas en un circuito off-road del mítico trazado de Terramar. Allí, el 3008 Hybrid4 demostró buenas aptitudes para sortear pendientes empinadas o bajar cuestas pronunciadas, momento en el que es ideal conectar el control de descenso de pendientes. Asistente que funciona tanto con la marcha engranada o, si queremos que la velocidad sea algo más baja, colocándola en punto muerto (N).

Más autonomía teórica

El uso exhaustivo de dicho modo reducirá la autonomía eléctrica final, estipulada en 59 kilómetros gracias a los 13,2 kWh de capacidad de su batería. No obstante, durante la prueba ocurrió igual que con el 508, con la carga a tope el ordenador de a bordo marcaba 38 km. Una ventaja tanto de este 3008 Hybrid como de los 508 Hybrid es el programa eSave, con el que podremos guardarnos bien 10, 20 o la capacidad total de la carga para hacer uso de ella más adelante. En caso de que dispongamos de menos recorrido, el motor de combustión actuará de generador, cargando la batería hasta el rango seleccionado pero, claro está, aumentando considerablemente el consumo.

En ruta y sin hacer mucho caso de la eficiencia, alternando tanto el programa Hybrid como el Sport y discurriendo por muchas zonas reviradas de la Sierra del Garraf, el gasto registrado fue de 7,5 l/100 km. Ahora bien, el rendimiento general convence de manera satisfactoria, pues este 3008 Hybrid4 tiene guardado ese extra de potencial proporcionado por el segundo motor. Bloque que, por cierto, reduce ligeramente la capacidad de carga del maletero, en unos 15 litros según lo consultado a los expertos de Peugeot (en el caso de los 508, la capacidad de carga es la misma a cualquier otro modelo de combustión). 

Ya a la venta 

peugeot híbridos enchufables precios

Los concesionarios de Peugeot ya han empezado a recibir las primeras unidades de estos híbridos enchufables, tanto de los 508 Hybrid y 508 SW Hybrid como del 3008 Hybrid4. En cuanto a la disposición de la gama, la berlina y el familiar estarán disponibles con los acabados Allure y GT Line mientras que el SUV arrancará con el GT Line y también estará disponible con el acabado GT. Con todo el listado de precios desde es el siguiente:

  • Peugeot 508 Hybrid: desde 36.050 euros
  • Peugeot 508 SW Hybrid: desde 37.250 euros
  • Peugeot 3008 Hybrid4: desde 42.950 euros
  • Peugeot 3008 Hybrid: desde 35.200 euros (disponible más adelante)

Texto: Karam el Shenawy.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *