Portada » Actualidad » Porsche 911 GT3 RS Tribute: homenaje de altura

Porsche 911 GT3 RS Tribute: homenaje de altura

El Porsche 911 Carrera RS 2.7 cumple medio siglo de vida y la firma de Stuttgart ha querido rendirle homenaje con la primera edición especial del 911 GT3 RS.

Poco ha tardado Porsche en presentarnos la primera edición especial del nuevo 911 GT3 RS. Concretamente han pasado dos días desde que saliera a la luz pero el motivo bien merecía la pena. Y es que la versión más radical y llamativa de la gama Nueveonce ha querido rendir su particular homenaje a uno de los modelos más deseados y legendarios de la marca y del modelo: el 911 Carrera RS 2.7 que acaba de cumplir 50 años. Como no podía ser de otra manera se ha presentado en la Monterey Car Week atrayendo las miradas de los allí presentes.

El modelo que se ha exhibido en la lujosa muestra de California y que ha sido ‘parido’ por GT Model Line y Style Porsche, servirá lienzo para que Porsche Manufaktur realice una versión exclusiva para los conductores norteamericanos. De momento no está confirmado que vaya a ocurrir lo mismo con el mercado europeo, pero no perdemos la esperanza.

Entrando ya en materia, lo cierto es que uno ve las imágenes de uno y otro y tiene que romper una lanza en favor del 911 Carrera RS 2.7 porque se le ve tan actual como el GT3 RS. Lo que sí varía, obviamente, es el rendimiento ya que esta edición tributo mantiene el exquisito motor bóxer de seis cilindros atmosférico que entrega la nada despreciable cifra de 525 CV cuando gira a 9.000 vueltas. Un potencial que se envía a las ruedas traseras mediante la caja de cambios automática PDK de siete relaciones.

Como decíamos, el diseño del 911 Carrera 2.7 sigue luciendo actual y eso es lo que han querido plasmar con este 911 GT3 RS Tribute. Lo consigue gracias a la icónica combinación del blanco de la carrocería con el verde presente en los vinilos, las llantas y las carcasas de los retrovisores. No pasa desapercibido, ni mucho menos, el descomunal alerón posterior mientras que las luces posteriores enfatizan esa elección de colores. Sin salir de los grupos ópticos, los delanteros cuentan con una raya blanca circundante que es exclusiva de esta versión tributo. En el interior se mantiene el patrón de colores verde y blanco para algunas de las molduras así como en las barras antivuelco.

Karam El Shenawy

Enamorado del motor y de todo lo que le rodea. La fortuna y las vicisitudes de la vida me permitieron trabajar en mi gran pasión. Cada coche, al igual que cada día, es una oportunidad de aprender un poco más.

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.