Portada » Actualidad » Porsche recupera sus colores históricos

Porsche recupera sus colores históricos

Bautizado como Porsche Paint to Sample se trata de las nuevas opciones de colores históricas disponibles para los modelos actuales. Además,la oferta de personalización se incrementa considerablemente.

Porsche Exclusive Manufaktur amplía su gama de colores exteriores especiales para todos los modelos de la marca con las nuevas opciones Paint to Sample y Paint to Sample Plus. La atención se centra en las tonalidades clásicas, muy reconocibles por los aficionados a lo largo de los años. También se pueden hacer peticiones individualizadas gracias a que existe la opción de crear tonos a medida según las especificaciones del cliente a escoger entre más de 160 tonalidades.

En los últimos años, la demanda de automóviles Porsche pintados a medida ha crecido de manera considerable. Con sus nuevas opciones, Porsche Exclusive Manufaktur ha aumentado significativamente la capacidad en esta área. Se ha puesto en funcionamiento un nuevo banco de mezcla de colores en la planta principal de Zuffenhausen, donde los especialistas combinan varias docenas de ingredientes hasta lograr la tonalidad deseada. Cada lote se divide en dos recipientes de pintura, uno destinado a la carrocería y otro a piezas complementarias, como los contornos que se pintarán en el vehículo, que están hechos fundamentalmente de aluminio, plásticos y componentes de carbono/fibra de vidrio. Esta mezcla de materiales y los diferentes métodos de aplicación y temperaturas de secado, requieren composiciones de pintura ligeramente diferentes para cada tipo de pieza. Unas placas con las muestras de los colores sirven como referencia durante la inspección final del coche.

Regresan los colores de culto

Porsche no solo está ampliando su gama de colores, sino que también está reestructurando su organización en este campo. Por ejemplo, Custom Color ha pasado a denominarse ahora Paint to Sample. Esta categoría incluye tonos predefinidos que ya han sido aprobados técnicamente por los especialistas en pintura de Porsche. Entre ellos figuran el azul Maritime, el rojo Rubystar y el verde Mint. Estas coloridas opciones de la década de 1990, que se ofrecían en el 911 de la generación 964, gozan de un estatus de culto entre los fans de Porsche. Como parte de la estrategia de individualización mejorada de Porsche y gracias a Paint to Sample, los modelos actuales se pueden pintar con estos colores legendarios que ahora celebran su regreso.

La oferta es muy diversa y se adapta a cada coche y a los lugares de producción. Los Porsche 911 y 718 permiten elegir entre 100 tonalidades adicionales, que pasan a ser más de 50 en el caso de las gamas Panamera, Macan y Cayenne; el Taycan ofrece 65 colores como complemento a su paleta habitual.

Paint to Sample está a disposición de los clientes cuando configuran sus vehículos en los Centros Porsche, si bien añade unos tres meses al plazo de entrega en comparación con los colores estándar. Los precios varían en función del modelo y la versión. En España, por ejemplo, arrancan en los 9.676 euros para los modelos 718 y en los 10.046 euros para los 911.

Máximo nivel de personalización

Para solicitudes de color muy específicas, Porsche Exclusive Manufaktur va un paso más allá. Con Paint to Sample Plus, el acabado de pintura se puede elegir casi con total libertad. Esta opción está disponible para los modelos 911, 718 y Taycan. El procedimiento es el siguiente: el cliente entrega una muestra del color deseado al Centro Porsche; cualquier formato puede ser válido, desde un bolso de mano hasta un esmalte de uñas. A continuación, esta muestra se envía a Porsche AG. Allí, se estudia la viabilidad para cada solicitud, lo que puede llevar varios meses dependiendo del trabajo que implique.

Los especialistas en color de Porsche crean entonces una fórmula. Estos expertos desarrollan el tono sobre la base de los componentes de pintura disponibles. A partir de ahí, en fases siguientes, se afinan las sombras para que la tonalidad se corresponda con la muestra original bajo diferentes fuentes de iluminación, como la luz del día o la luz artificial. El siguiente paso sería comprobar la viabilidad del color al llevarlo a la fabricación en serie. También es esencial definir el grosor de la capa, que permitirá desarrollar una pintura estable, reproducible y sin errores en el proceso. Antes de pintar el vehículo del cliente final, el color se aplica sobre una maqueta de prueba. Si por algún casual el color deseado no se puede fabricar de acuerdo a los estándares de calidad habituales, Porsche correrá con los gastos del test de viabilidad.

Karam El Shenawy

Enamorado del motor y de todo lo que le rodea. La fortuna y las vicisitudes de la vida me permitieron trabajar en mi gran pasión. Cada coche, al igual que cada día, es una oportunidad de aprender un poco más.

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *