Portada » Actualidad » Atención a dónde colocas la mascarilla en el coche, te podría caer una multa

Atención a dónde colocas la mascarilla en el coche, te podría caer una multa

Dejar la mascarilla en el retrovisor reduce nuestro campo de visión y nos expone a una multa.

Las mascarillas se han convertido en nuestro acompañante habitual, para algunos su mejor complemento, no puedes salir de casa sin ellas, debes cambiarlas con frecuencia y no puedes tratarlas de cualquier manera para no contaminarlas. Es por ello que muchos, al llegar al coche las dejan en el asiento del copiloto, la guantera, alguno de los huecos portaobjetos o colgadas del retrovisor pero, mucho cuidado con dónde queda porque podrías llevarte una multa.

Y es que, según el Reglamento General de Circulación en su artículo 19, no puede haber nada que reduzca nuestro campo de visión en la parte frontal del vehículo. Y esto incluye a la mascarilla (además del resto de elementos que muchos llevan colgados del espejo central interior con parafernalia de todo tipo).

Posibilidad de multa

Así, a pesar que muchos encuentran en el retrovisor una percha donde dejar la mascarilla (en los casos en los que viaje solo o acompañado ni la obligación de utilizarla) porque no tiene contacto con ninguna superficie del coche y se airea, en realidad nos estamos exponiendo a una multa de 80 euros por una infracción tipificada como leve.

Además, este es un elemento que aunque esté colgado, se moverá en los giros, pudieron alcanzar la cara del conductor, además de que se puede descolgar y caer sobre las manos del conductor, la palanca de cambios o el volante por lo que podría provocar distracciones o dificultades en la conducción en momentos comprometidos de la conducción.

El modo en el que debemos guardar la mascarilla

Desde las autoridades sanitarias han indicado en numerosas ocasiones que las mascarillas, una vez dejemos de utilizarlas en el coche o en la casa, deberíamos doblarlas sobre la parte que ha estado en contacto con nuestra boca y nariz en el interior y sin tocar con nuestros dedos en ningún caso esta zona, y meterlas en un sobre o una bolsa antes de guardarlas en un bolsillo o un cajón.

Carlos Olmo

Carlos Olmo

Desde pequeño dando la tabarra con los coches en casa. He conseguido convertir mi pasión en mi profesión, y llevo más de diez años intentando ponerme al volante de cualquier coche y reflejar mis impresiones en un folio en blanco. Producto, competición, producción, concesionarios, mercado, talleres, componentes, primer equipo, clásicos… no en este orden pero de todo he escrito. Y espero seguir escribiendo durante mucho tiempo.

Ver todas las publicaciones