Portada » Pruebas » Comparativa de etiquetas Cero: BMW 225xe vs. MINI S E Countryman

Comparativa de etiquetas Cero: BMW 225xe vs. MINI S E Countryman

Comparativa BMW 225xe iPerformance Active Tourer vs MINI S E Countryman All4 2019

Dos mecánicas híbridas enchufables adscritas a dos tipos de modelos diferentes pero familiares: BMW 225xe vs. MINI S E Countryman.

Beneficiadas por la etiqueta de Tráfico Cero emisiones, estas versiones del BMW Serie 2 Active Tourere y del MINI Countryman, técnicamente calcadas e híbridas enchufables, lo tienen todo para moverte en ciudad con plena libertad y mínimo consumo. También ofrecen mucho fuera de ella, con más de 220 CV cada una.

Comparativa BMW 225xe iPerformance Active Tourer vs MINI S E Countryman All4 2019

Comparten una misma base mecánica pero son modelos distintos cuando nos ponemos a sus mandos. Ambos despliegan agrado y confort de conducción, gracias a propulsores eléctricos asociados a otro de combustión.

Comparativa BMW 225xe iPerformance Active Tourer vs MINI S E Countryman All4 2019

Pueden circular sin emisiones durante trayectos urbanos a baja velocidad, a partir de autonomías reales de unos 30 kilómetros, ofreciendo a diario la posibilidad de moverte en espacios con restricciones al tráfico como Madrid o Barcelona con total libertad.

Excelente combinación

Prueba BMW 225xe iPerformance Active Tourer 2019

El sistema híbrido del compacto monovolumen de 5 plazas BMW 225xe iPerformance Active Tourer y del SUV urbano MINI S E Countryman ALL4 consta de un bloque 1.5 de tres cilindros que mueve las ruedas delanteras; da 136 CV. Por su parte, el eléctrico va situado detrás y mueve las ruedas traseras; desarrolla 88 CV y se alimenta por una batería de iones de litio anclada bajo los asientos posteriores con 7,7 kWh de capacidad (7,6 kWh su oponente).

Prueba MINI S E Countryman All4 2019

La potencia máxima conjunta es de 224 CV con un par límite de 385 Nm. La combinación homologa un gasto medio de poco más de 2 l/100km, cifra a la que se podrían acercar si aprovechamos sus teóricos 40 kilómetros de autonomía en modo eléctrico y conducimos con el motor de gasolina buscando la máxima eficiencia.

Prueba BMW 225xe iPerformance Active Tourer 2019

En la práctica, tanto el BMW 225xe iPerformance Active Tourer como el MINI S E Countryman ALL4 logran esos 30 kilómetros eléctricos de los que hablaba, y además en entornos urbanos. La cifra se reduce notablemente si nos vamos a carretera, pero en el día a día, recargando la batería de noche, es viable conducirlos a cambio de costes muy reducidos.

Prueba MINI S E Countryman All4 2019

Lógicamente, ambos se benefician de la etiqueta Cero emisiones de la DGT, que permite enormes ventajas: circular por carriles BUS/VAO, no pagar al aparcar en zonas ORA/SER en algunas ciudades (dejando el coche aparcado indefinidamente), rebajas sustanciales en el impuesto de circulación, no abonar peajes de acceso (en Barcelona)…

Recarga desde tres horas

Prueba BMW 225xe iPerformance Active Tourer 2019

Para la recarga de la batería, en una toma doméstica de 10 A (2,3 kW) exige unas 8 horas, mientras que vía BMW i Wallbox (16 A y 3,7 kW) emplea unas tres horas. Coinciden en contar con depósitos de combustible más pequeños que las versiones térmicas originales: 36 litros que limitan en parte la autonomía a la hora de viajar (no llegan a 400 kilómetros).

Con el modo de marcha Save Battery activado conservan la carga para usarla en un momento posterior, como al entrar en ciudad o maniobrar. En este modo, además, si la carga es inferior al 50 % activa el motor de gasolina para que, justamente, reponga la batería hasta superar ligeramente ese nivel.

Prueba MINI S E Countryman All4 2019

En lo que al motor se refiere, pocas diferencias entre uno y otro: en ciudad aportan confort y una respuesta instantánea por la acción del motor eléctrico y de una transición hacia la mecánica de combustión bien conseguida, que se traduce en una agradable respuesta general.

Silenciosos y de reacciones progresivas, resultan perfectos para entornos de esa naturaleza. Sin mayores diferencias prestacionales, sí se sienten diferentes por el tacto de chasis y, claro está, por aprovechamiento interior. ¡Tan simétricos en lo técnico y tan distintos en casi todo lo demás!

Media razonable

Prueba BMW 225xe iPerformance Active Tourer 2019

Y eso que se enfocan a un mismo tipo de público. El dinamismo que imprimen en ruta es elevado, con una combinación de motores y cambio automático que imprime ritmo y facilita ganar velocidad. Al beneficiarse de diferentes modos de conducción, permiten optar a cruceros más eficientes o a disfrutar de todo el potencial disponible.

El consumo no es ni mucho menos excesivo para turismos de semejante potencia. Por poner un ejemplo, a ritmos de 130-140 km/h se mueven ligeramente por encima de 8 l/100 km.

Prueba MINI S E Countryman All4 2019

Donde sí hay pequeñas diferencias es en el comportamiento. De acuerdo, no como para hablar de turismos completamente opuestos, pero sí con enfoques que, según casos, pueden decidir la elección.

Sorprende la agilidad y la firmeza del S E Countryman ALL4 (ojo, con todos los motores en marcha es de tracción total, como su oponente), con el que se disfruta de la conducción un poco más. Su rodar es neutro y eficaz, en conjunto algo más preciso por dirección.

Prueba BMW 225xe iPerformance Active Tourer 2019

Transmite al asfalto las órdenes del volante de forma más directa, lo que da confianza y que, en buen grado, aporta esas maneras de kart tan típicas de MINI. El BMW 225xe iPerformance Active Tourer asume una amortiguación bien afinada, pero más dura, menos confortable. Curioso, pues no le confiere ventaja en curvas.

Prueba MINI S E Countryman All4 2019

De cualquier modo, no están hechos para ir a ritmos de vértigo, sino para circular dentro de lo que impone la cordura… y la familia. Yendo suaves, son cómodos.

Cuestión de gustos

Prueba BMW 225xe iPerformance Active Tourer 2019

Diseños al margen, muy diferenciados, el interior del británico de BMW Group ofrece una habitabilidad algo más limitada que el BMW 225xe iPerformance Active Tourer. Sobre todo en las plazas traseras, que convierten al de la hélice en un verdadero familiar de cinco plazas, más apto para quien anteponga la espaciosidad.

El MINI Countryman opta por un diseño interior más anárquico (botones por doquier), colorista y divertido, más juvenil si se quiere, mientras que el BMW es más convencional, pero más intuitivo.

Prueba MINI S E Countryman All4 2019

Puesto que calidad (excelente y equiparable) e imagen de marca son tal para cual, la elección de compra bien puede recaer en las afinidades de cada cual. Ahora pita el formato SUV de MINI Countryman, qué duda cabe, lo que da ventaja al inglés.

Pero precio, utilidad general, versatilidad y hasta equipamiento de serie vuelven a empatarles, y el BMW Serie 2 plug-in es un señor automóvil…

Texto: Alfonso Aguilera // Fotos: Paloma Soria

Ficha técnica BMW 225xe iPerformance Active Tourer

Prueba BMW 225xe iPerformance Active Tourer 2019

Motor térmicoGasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado
Cilindrada1.499 cm3
Potencia136 CV a 4.400 rpm
Par máximo220 Nm a 1.250 rpm
  
Motor eléctricoSíncrono de imán permanente
Potencia88 CV
Par máximo165 Nm
  
Motor híbridoHíbrido gasolina-eléctrico
Potencia combinada224 CV
Par máximo combinado385 Nm
  
V. máxima202 km/h
Aceleración6,7 s (0 a 100 km/h)
Consumo2,3 l/100 km (mixto)
Medidas4.354 / 1.800 / 1.556 mm
Neumáticos205 / 55 R 17
Peso en vacío1.735 kg
Maletero400 l
Precio base38.200 €
Gama desde28.850 €
Cuota renting838 € / mes
LanzamientoFebrero de 2016

*Importe aproximado para 4 años y 25.000 km anuales

Equipamiento BMW 225xe iPerformance Active Tourer

Prueba BMW 225xe iPerformance Active Tourer 2019

De serie: Airbags de cabeza delanteros y traseros; airbags laterales delanteros; control de presión en neumáticos; control de tracción; función de frenado de emergencia en ciudad; indicador de descanso recomendado y de atención de conductor; llamada de emergencia inteligente incluyendo TeleServices; luz de conducción diurna LED; mandos multifunción en volante; ordenador de viaje; retrovisores exteriores con calefacción; sensor de temperatura exterior; asientos delanteros con ajuste de altura; climatizador bizona; encendido automático de faros; función Start/Stop automática; sensor de lluvia; lavaparabrisas con calefacción; asiento trasero abatible 40/20/40; conexión Bluetooth para teléfono móvil con audio streaming; conexión puerto USB; servicios ConnectedDrive para Apple y Android, y kit de reparación de neumáticos (sellador y compresor de 12 V).

Prueba BMW 225xe iPerformance Active Tourer 2019

Opcional Advertencia de choque con función de frenado automático, advertencia de salida de trayecto, asistente de luz de carretera, reconocimiento de señales de tráfico y cuadro de instrumentos con pantalla TFT de 14,5 cm de alta resolución (968 euros); sensores de parking PDC (911 euros) y control de crucero con control de frenado (490 euros).

Ficha técnica MINI S E Countryman All4

Prueba MINI S E Countryman All4 2019

Motor térmicoGasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado
Cilindrada1.499 cm3
Potencia136 CV a 4.400 rpm
Par máximo220 Nm a 1.250 rpm
  
Motor eléctricoSíncrono de imán permanente
Potencia88 CV
Par máximo165 Nm
  
Motor híbridoHíbrido gasolina-eléctrico
Potencia combinada224 CV
Par máximo combinado385 Nm
  
V. máxima198 km/h
Aceleración6,8 s (0 a 100 km/h)
Consumo2,4 l/100 km (mixto)
Medidas4.299 / 1.822 / 1.559 mm
Neumáticos225 / 55 R 17
Peso en vacío1.760 kg
Maletero405 l
Precio base39.750 €
Gama desde27.150 €
Cuota renting840 € / mes
LanzamientoFebrero de 2016

*Importe aproximado para 4 años y 25.000 km anuales

Equipamiento MINI S E Countryman All4

Prueba MINI S E Countryman All4 2019

De serie: Airbags de cabeza delanteros y traseros; airbags laterales delanteros; asistente de frenado; control de alerta por cansancio DAC; control de crucero con función de frenado; control de distancia en aparcamiento PDC trasero; faros LED con luz de cruce y carretera; faros antiniebla LED; indicador de presión de neumáticos (control pasivo); luces de freno dinámicas; luz diurna LED; mandos multifunción sobre el volante; ordenador de a bordo; asientos delanteros de diseño deportivo; climatizador de doble zona; conexión automática de la luz de marcha; sensor de lluvia; pilotos traseros en técnica LED; tapicería en combinación de tela y cuero Cord; asiento trasero abatible con respaldo en partición 40/20/40; guantera con iluminación LED; maletero con iluminación LED; conexión Bluetooth para teléfono móvil y audio Streaming; conexión puerto USB y kit de reparación de neumáticos.

Prueba MINI S E Countryman All4 2019

Opcional: Cámara de marcha atrás (350 euros); control de crucero activo (420 euros); detección de señales de tráfico (600 euros) y techo de cristal panorámico corredizo (1.000 euros).


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *