Portada » Pruebas » Prueba del Mercedes-Benz S 560 Coupé, toda una experiencia de 469 CV

Prueba del Mercedes-Benz S 560 Coupé, toda una experiencia de 469 CV

mercedes-benz s 560 coupé

El Mercedes-Benz S 560 Coupé posee una aceleración de 4,6 s y alcanza los 250 km/h.

Eso es lo primero que hay poner sobre el papel al arrancar este artículo; si en las versiones berlina de la Clase S puede haber alguna duda al respecto de quien se pone al volante, uno mismo o el correspondiente chófer, aquí esto desaparece de un plumazo.

mercedes-benz s 560 coupé

Este es el Clase S que conducirá el afortunado propietario. Y eso que estamos ante la versión ‘modesta’, la equipada con el propulsor V8 de 4 litros de cilindrada que rinde 469 CV, con una demencial cifra de par de 700 Nm. Por encima, encontraremos las dos variantes AMG con potencias por encima de los 600 CV. Créanme si les digo que yo no he echado en falta más caballos.

Gran turismo

mercedes-benz s 560 coupé lateral

Con una batalla que roza los tres metros y un morro cuya longitud tiende a infinito, decir que la presencia del Mercedes-Benz S 560 Coupé es rotunda es quedarse muy corto. Contribuyen las llantas de 20 pulgadas, por supuesto. Resulta igualmente atractiva la suave caída del techo, que no compromete la habitabilidad trasera, todo sea dicho. Definitivamente, es muy difícil no dejarse seducir por una estampa que nos recuerda a los grandes GT del pasado.

Abrimos la gigantesca puerta y el opulento interior nos recibe para proporcionarnos una experiencia en la que la palabra lujo se queda ciertamente corta. Las plazas delanteras son dos butacones de primerísimo nivel, que incluyen hasta seis tipos de masaje para hacer cualquier viaje cómodo y relajado al máximo. La combinación de colores, blanco con la parte superior en burdeos, es atractiva de por sí, pero si abrimos el techo y dependiendo de la hora de día, la luz lo ilumina hasta crear un juego de luces hipnotizante.

Interior digital y personalizable

mercedes-benz s 560 coupé

Cuando llega la noche, y como complemento, dispondremos de iluminación interior de numerosos tonos entre la que elegir en función de nuestros gustos o estado de ánimo.

En el habitáculo, dos gigantescas pantallas de 12,3 pulgadas y gran resolución cobran todo el protagonismo. La primera de ellas ejerce las funciones de cuadro de mandos y, como es habitual en los vehículos que lucen la estrella en el frontal, las posibilidades de personalización son casi infinitas, pues puede ofrecernos todo tipo de información útil distribuida de cualquier forma que imaginemos.

Otro tanto sucede con la pantalla de infoentretenimiento, que se maneja de manera muy sencilla mediante el panel táctil situado entre el túnel central. Hay alguna pega, como la tapa de plástico del cajón delantero, o la excesiva botonería en el volante que, aunque no molesta a la hora de conducir, si puede ser una fuente de distracción.

Cuatro plazas reales

mercedes-benz s 560 coupé plazas traseras

Por supuesto, todos los mimos con que contamos en las butacas delanteras se trasladan a las dos posteriores, aunque en esta ocasión no llegan al nivel del Clase S berlina. En cualquier caso, hay que destacar que son dos señoras butacas, pese a la configuración coupé de nuestro protagonista.

Y como de viajar cuatro se trata, también el maletero está en consonancia, pues dispone de 400 litros de capacidad. Menos de lo que sería de esperar en un vehículo de 5 metros de longitud, pero es el tributo a pagar por la configuración coupé de la carrocería.

Tracción total

Cuando nos ponemos en marcha, empieza la diversión real, y no solo por la potencia y la velocidad, sino por la experiencia en sí que, ya adelanto, trasciende las meras cifras. Por supuesto, con 469 CV bajo el pie derecho y con la tracción total de nuestro lado, las aceleraciones y recuperaciones son fulgurantes, hasta el punto de que llegamos a olvidar que manejamos un coche que pesa 2.135 kg.

Contribuye, por supuesto, una cifra de par de 700 Nm, disponible entre 2.000 y 4.000 vueltas, y una caja de cambios rapidísima y que apura sin contemplaciones el cuentavueltas. También podremos optar por cambiar nosotros mismos, pues disponemos de levas de buen tamaño, aunque con una caja de 9 marchas, mejor dejar el trabajo en manos de la tecnología. En la posición Sport+ de selector de modos de conducción, tiene incluso un punto macarra, con petardeos provocados en el escape. Que nadie diga que Mercedes-Benz es aburrida.

Suavidad de conducción

Devora curvas de buen radio a un ritmo asombroso y solo en terrenos revirados se hacen patentes sus dimensiones y peso. Aquí agradeceremos los asientos adaptativos, que sujetan fantásticamente bien el cuerpo en curva. Si pecamos de optimismo a la entrada de un viraje, acudirá a nuestro auxilio un equipo de frenos capaz de detener un transatlántico.

Toda la experiencia está acompañada por un sonido motor realmente sugestivo, que en cualquier caso podremos silenciar subiendo el volumen del equipo de audio Burmester. Por supuesto, en vías rápidas, circula con absoluta suavidad, trasladando a los afortunados ocupantes en primera clase. En Clase S, al fin y al cabo.

Fotos: Paloma Soria. 

Ficha técnica del Mercedes-Benz S 560 4MATIC Coupé

mercedes-benz s 560 coupé

TIPO DE MOTORGasolina, 8 cilindros en V, turboalimentado
CILINDRADA3.982 cc
POTENCIA469 CV entre 5.250 y 5.500 rpm
PAR MÁXIMO700 Nm entre 2.000 y 4.000 rpm
V. MÁXIMA250 km/h
ACELERACIÓN4,6 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO10,7 l/100 km
MEDIDAS5.032 / 1.899 / 1.411 mm
NEUMÁTICOS245 / 40 R20 del. / 275 / 35 R20 tras.
PESO EN VACÍO2.135 kg
MALETERO400 l
PRECIO166.100 €
GAMA DESDE166.100 €
CUOTA RENTINGN.D.
LANZAMIENTONoviembre de 2017

Equipamiento del Mercedes-Benz S 560 4MATIC Coupé

DE SERIE: alerta por cansancio ATTENTION ASSIST; control de distancia de aparcamiento delantero y trasero; faros con distribución variable de luz, luces activas, luces de carretera automáticas Plus; suspensión AIRMATIC; climatización THERMOTRONIC de dos zonas; iluminación de ambiente con 64 colores y 10 zonas cromáticas; memoria de ajustes en asientos delanteros eléctricos; techo panorámico; kit estético AMG; luces traseras con tecnología OLED y función Coming-Home; carga inalámbrica para teléfono móvil; disco duro; integración de smartphone (Apple CarPlay y Android Auto); navegación COMAND Online; pantalla a color de 12,3”; sonido surround Burmester (13 altavoces, 9 canales y 590 W); llantas de aleación AMG de 20”.

mercedes-benz s 560 coupé

OPCIONES: línea AMG Line Plus (4.411 €); paquete de aparcamiento con cámara de 360° (1.418 €); head-up display (1.534 €); LED Intelligent Light System con cristales de Swarovski (4.255 €); techo panorámico con MAGIC SKY CONTROL (6.006 €); techo interior designo DINAMICA negro o porcelana (2.504 €) y sistema de sonido surround Burmester® High-End 3D (7.194 €).


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *