Portada » Pruebas » Prueba del nuevo Lexus UX 250h Luxury, a mi manera

Prueba del nuevo Lexus UX 250h Luxury, a mi manera

Prueba Lexus 250h Executive

Prueba Lexus 250h Executive

Probamos en profundidad el último en llegar a la familia de la firma japonesa, el Lexus UX 250h.

Lexus es una de las marcas más fieles a su patrón automovilístico. El nuevo Lexus UX 250h lo vuelve a demostrar en un inédito formato crossover compacto, como siempre, con el vanguardismo y la hibridación por bandera.

Prueba Lexus 250h Executive

Si los coches hablaran, el nuevo Lexus UX 250h emplearía un lenguaje sofisticado, moderno y repleto de personalidad. Una locuacidad que empapa cada vértice del primer todocamino compacto de la marca, complemento perfecto del catálogo para uno de los segmentos de moda.

En la clase premium en la que sin duda se encasilla, compite con los Audi Q2 y Audi Q3, BMW X1 y BMW  X2, Ranger Rover Evoque, Mercedes-Benz GLA… Este último, por su formato más bajo y estilizado, quizá sería el más cercano al Lexus UX 250h, si bien el fabricante japonés refleja un estilo muy personal en cada detalle y un tamaño exterior también superior.

Nos situamos

Prueba Lexus 250h Executive

Para empezar, de la mano de un coche que roza los 4,50 metros de largo, por 1,84 de ancho y apenas 1,54 metros de alto (contando la antena tipo aleta de tiburón), no lejos del Lexus NX 300h (4,64 metros). Es la altura la que marca diferencias y delimita dónde está cada uno.

Una de las ventajas de este tipo de vehículos (llámelo SUV) tiene que ver con el espacio a bordo, generalmente superior a modelos de la misma largura, pero más pegados al suelo. En el UX 250h esta premisa no se acepta rigurosamente, porque su carrocería mantiene el centro de gravedad cerca de la carretera, con lo que comporta al rebajar la altura del techo.

Prueba Lexus 250h Executive

Así y todo, en las dos filas ofrece cotas más que suficientes para que adultos de 1,80 metros no toquen con la cabeza. Es más justo en el ancho para los ocupantes que van detrás, situados muy próximos al paso de rueda y desplazados hacia el centro; razón de más para aceptar con cautela al ocupante de la plaza central.

Y mucho más al equipaje, a la vista de los escasos 320 litros que homologa hasta la bandeja (438 hasta el techo).

Gana en el detalle

Prueba Lexus 250h Executive

El Lexus UX 250h convence más en otros menesteres. Al igual que con el diseño exterior, dentro acentúa singularidad proponiendo un ambiente que derrocha estilo y excelentes acabados. Más en esta versión Luxury, que corona la gama con materiales excelentes, como el magnífico guarnecido de la parte superior del salpicadero o el tapizado de cuero de los asientos, dotados de climatización automática, según la temperatura interior seleccionada.

Por lo que respecta a la funcionalidad de otros elementos, recuerdo un epígrafe del dossier de prensa del modelo. Habla de “controles intuitivos y pantallas claras”. No le falta razón en lo segundo: la pantalla multimedia fijada al centro del salpicadero goza de un excelente contraste y definición.

Prueba Lexus 250h Executive

Además, se complementa con un gran Head-up display (proyecta distinta información de viaje sobre el parabrisas, con muy buena visibilidad) y una instrumentación digital clara y concisa.

Más discutible es el primer argumento que destaca la marca, por cuanto recurre a un panel táctil (a modo de ratón de ordenador portátil) para el control de la pantalla central (que no es táctil), cuyo uso distrae más de la cuenta. Además, la ubicación del selector de modos de conducción y desconexión del control de estabilidad, en los bordes de la capilla del cuadro, es discutible.

Prueba Lexus 250h Executive

Sí me han gustado, por la agilidad que se gana, los mandos específicos para la radio, posicionados junto al reposabrazos central: cambiar entre emisoras, sintonizar o modificar el volumen es simple y rápido.

Híbrido y punto

Prueba Lexus 250h Executive

Si seguimos con las particularidades del Lexus UX 250h, la única apuesta mecánica es híbrida. En concreto, atiende al sistema de cuarta generación también implementado en el nuevo Toyota Corolla. Esto es, un bloque tetracilíndrico de gasolina, aspirado, de 2,0 litros y 146 CV, que asocia un motor eléctrico (de 109 CV) para desarrollar conjuntamente 184 CV.

No es mala cifra para empezar a hablar, aunque con un rendimiento dispar: apenas 177 km/h de punta, aún con unos buenos 8,5 segundos en el 0 a 100 km/h.

Prueba Lexus 250h Executive

Más allá de cifras, el Lexus UX 250h es un coche de reprís vivo desde baja velocidad, precisamente donde su sistema híbrido le hace despuntar. Refinamiento y eficiencia asoman en conducción urbana y de extrarradio: ahí el nuevo crossover de Lexus juega bien sus bazas y obtiene un consumo real cercano a 6 l/100 km (nuestra media total ha rondado 7).

Y lo consigue con un sistema que continuamente va cediendo protagonismo al movimiento puramente eléctrico: por ejemplo, al soltar gas (cuesta abajo puede apagar el motor térmico hasta una velocidad de 115 km/h), en maniobras de aparcamiento o incluso a baja velocidad.

Prueba Lexus 250h Executive

La batería, que recarga durante la conducción en frenadas y retenciones (no hay enchufes de por medio), solo garantiza un alcance máximo de dos kilómetros eléctricos (se puede forzar con el botón correspondiente, pero casi siempre es inviable porque necesita que la batería esté casi llena).

Testimonial, sí, pero en la práctica el plus eléctrico interviene en muchos momentos de la conducción y con él, no olvidemos, se adjudica la preciada etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico.

Con más chispa

Prueba Lexus 250h Executive

Más que rápido (tampoco es lento), el Lexus UX 250h es agradable. Y más que deportivo, confortable. Esto no compromete un dinamismo muy bueno, con una grata sensación al terminar un tramo revirado: apoya muy bien y es fácil llevar por la trazada idónea sin mucho subviraje.

El bajo centro de gravedad que antes decía merma un poco la amplitud interior (el maletero, sobre todo), su generosa distancia entre ejes y una suspensión variable adaptativa (asociada a este acabado Luxury) hacen muy bien su trabajo. El vehículo se descompone poco en frenada y ante cambios de dirección, favoreciendo un guiado ágil y estable. Para campo, en cambio, no hay mucho margen de uso: caminos en buen estado y poco más.

Esquema habitual

Prueba Lexus 250h Executive

Aparte, el Lexus UX vuelve a confiar en el esquema de cambio automático habitual en Toyota y Lexus; un variador continuo de velocidad con control electrónico muy cómodo pero que, a la postre, termina siendo el elemento más discordante con la dinámica.

El sistema establece una relación singular: al acelerar a fondo, el motor eleva el régimen al máximo mientras el coche va ganando velocidad, de forma menos lineal a un cambio convencional. En todo caso, en el Lexus UX 250h está mejor resuelto, y la impresión de patinamiento del embrague es menor. Además, no llega un ruido excesivo al habitáculo.

Prueba Lexus 250h Executive

Como colofón, el Lexus UX 250h Luxury viene literalmente con todo (lo hay de tracción total). Eche un vistazo a la ficha de equipamiento, no tiene desperdicio, aunque eso se paga: 53.500 euros.

Fotos Paloma Soria

Ficha técnica Lexus UX 250h Luxury

Prueba Lexus 250h Executive

Motor térmicoGasolina, 4 cilindros en línea, atmosférico
Cilindrada1.987 cm3
Potencia146 CV a 6.000 rpm
Par máximo180 Nm a 4.400 rpm
Motor eléctricoSíncrono de imán permanente
Potencia109 CV
Par máximo202 Nm
Motor híbridoHidruro de níquel, 180 celdas
Potencia combinada184 CV
Par máximo combinadon.d.
V. máxima177 km/h
Aceleración 8,5 s (0 a 100 km/h)
Consumo4,3 l/100 km (mixto)
Medidas4.495 / 1.840 / 1.540 mm
Neumáticos225/50 R 18
Peso en vacío1.540 Kg
Maletero320 l
Precio base53.500 €
Gama desde33.900 €
Cuota renting937 € / mes*
Marzo de 2019Marzo de 2019

*Importe aproximado para 4 años y 25.000 km anuales

Equipamiento Lexus UX 250h Luxury

Prueba Lexus 250h Executive

De serie: Frenada de emergencia automática con detección de peatones; control activo de cambio de carril y de ángulo muerto; reconocimiento de señales de tráfico; alerta por tráfico trasero; control de crucero adaptativo con asistente de dirección; modos de conducción y EV; suspensión adaptativa; sensores de aparcamiento delanteros y traseros; cámara de visión 360º; cristales delanteros con reducción de sonoridad; llantas de 18 pulgadas; techo solar eléctrico; tapicería de cuero; faros adaptativos Multi-LED con función cornering; asistente de luces de carretera; volante con ajuste eléctrico; asientos eléctricos y climatizados con memoria; navegador Connected con pantalla de 10,3 pulgadas; controlador Touch Pad táctil; Head-up display; equipo de sonido Mark Levinson de 13 altavoces; radio digital; dos USB delanteros y dos traseros y cargador de móvil inalámbrico.

Opcional: Pintura rojo sólido (sin coste); pintura metalizada (1.100 euros); llantas de 18 pulgadas negro brillante (1.800 euros) y barras portaequipajes (300 euros).

Prueba Lexus 250h Executive

Juan Pablo Esteban

Juan Pablo Esteban

Todo lo que tenga ruedas y motor me apasiona. Casi 20 años probando todo tipo de coches, motos y otros “artilugios” mecánicos para distintos medios, ahora en Grupo V. Si me dan a elegir, tengo claro que una motocicleta ofrece unas sensaciones de conducción solo equiparables a las que puede brindar un deportivo de muchos caballos… aunque en mi garaje ¡todos serían bienvenidos!.

Ver todas las publicaciones