Portada » Destacados » Prueba del Mercedes-Benz GLB, a medio camino

Prueba del Mercedes-Benz GLB, a medio camino

Prueba Mercedes-Benz GLB 250 4matic 2020

Nos subimos a uno de los modelos más difíciles de clasificar del mercado, el Mercedes-Benz GLB.

El fabricante de la estrella lanza en España el Mercedes-Benz GLB, un inédito todocamino medio (4,63 metros de largo) de 5 o 7 plazas con características para batirse en el segmento Premium, donde casi no tiene rival, y arañar clientes a los modelos generalistas similares más aspiracionales. Le contamos cómo va con motor turbo de gasolina de 224 CV, una interesante opción intermedia.

La firma alemana, dispuesta a llenar casi cualquier nicho de mercado o inventarlo, desembarcará en breve la nueva generación del Mercedes-Benz GLA, junto al compacto Mercedes-Benz Clase A, el modelo más exitoso de su catálogo español. Mientras, y pensando en quien necesite más espacio interior en un SUV de este tipo e incluso demande 7 plazas, oferta ahora el Mercedes-Benz GLB de las imágenes, que habita por debajo del Mercedes-Benz GLC (5 asientos).

Prueba Mercedes-Benz GLB 250 4matic 2020

De nueva creación, compite, esencialmente, con el Land Rover Discovery Sport (también de 5 o 7 asientos) y aunque a mayor precio y exclusividad también con otros como el Volkswagen Tiguan Allspace y, ya puestos, con los Hyundai Santa Fe, Kia Sorento, Skoda Kodiaq, SEAT Tarraco o Peugeot 5008 en sus topes de gama.

Mide 4,63 metros de largo y 1,66 de alto, con una distancia entre ejes de 2,83 metros. No son dimensiones ‘galácticas’, pero las formas extremadamente cúbicas del vehículo permiten un gran aprovechamiento interior.

Opción interesante

Prueba Mercedes-Benz GLB 250 4matic 2020

Por ejemplo para contar con esa tercera fila de asientos escamoteable que, por unos 1.000 euros, permitirá acercar a nuestros chicos y a los del vecino al entrenamiento semanal de fútbol sin necesidad de movilizar dos coches. Vaya, viene a ser la interpretación todocamino de los otrora demandados monovolúmenes, ahora casi desaparecidos.

Fabricado en Aguascalientes (México), exhibe la calidad de cualquier modelo medio de la estrella, ni más ni menos, aunque en la unidad probada cerrar las puertas (las traseras, enormes con un metro de longitud para llegar a la tercera fila más fácilmente) exigía tirar de ellas con fuerza.

Aprovechamiento máximo

Prueba Mercedes-Benz GLB 250 4matic 2020

A bordo hay soluciones interesantes, como los 14 cm de desplazamiento longitudinal que admite la fila intermedia. Así ganamos hueco para las piernas de los últimos ocupantes o, como en este Mercedes-Benz GLB, espacio para equipaje. Y eso que, justo esta cavidad, es originalmente enorme: como poco 574 litros (760 avanzando la banqueta intermedia), que escalan a 1.805 litros dejando únicamente operativos las butacas de conductor y acompañante.

El puesto de conducción es conocido: salvo por una leve variación en la silueta del salpicadero es común al del Mercedes-Benz Clase A, con instrumentación digital, multimedia de esa misma naturaleza y multitud de huecos vaciabolsillos que nunca estorban. ¡Ah! y con excelente ergonomía para acomodar a conductores de cualquier talla y envergadura y una visibilidad muy razonable hacia cualquier ángulo.

Familiar de espíritu campero

Prueba Mercedes-Benz GLB 250 4matic 2020

También es, lógicamente, cómodo para ir en familia, incluso si el pasaje es nutrido. No brilla en lo tocante a la dotación de serie: portón motorizado, climatizador doble, arranque por botón, cuatro elevalunas, portón motorizado y algunas ayudas a la conducción (cámara trasera, sensores de lluvia y luces, advertencia de cansancio…) están incluidos en el precio base. Pero es que hablamos, en esta versión, de 55.000 euros, por lo que al menos el cuadro digital más amplio (lo lleva de 7’’) y algún otro, pensamos, deberían estar incorporados.

Prueba Mercedes-Benz GLB 250 4matic 2020

Precisamente, nos encontramos ante una versión Mercedes-Benz GLB con motorización de gasolina intermedia (hay un acabado AMG de 306 CV. Este motor turbo 2.0 de 224 CV muestra un andar estupendo en un coche así, lineal y progresivo. No solo asegura una más que notable velocidad máxima, también una aceleración (6,9 segundos en el paso de 0 a 100 km/h) remarcable para un SUV de espíritu familiar. Ata cambio automático de doble embrague y 8 marchas, diligente engranando velocidades, y también tracción total 4MATIC.

En la práctica, todo ello mueve al coche con solvencia, que no a ritmo ‘balístico’, sobre todo si viaja bien cargado. Esto último es particularmente apreciable al adelantar: el reprís no pasa de correcto, por mucho que el peso en vacío se contenga en unos asumibles 1.670 kilos.

Gasto sensible

Prueba Mercedes-Benz GLB 250 4matic 2020

Además, y esto es quizá lo peor de este capítulo, no es fácil bajar el consumo real de 9-10 l/100 km, saltando a 11-11,5 litros cuando caemos en la trampa de uno de esos peliagudos atascos urbanos. Y un tanque de solo 60 litros no facilita las cosas…

En fin, aún en los tiempos que corren es un automóvil que casa mejor con alguna de las motorizaciones diésel propuestas (150 o 190 CV), digan lo que digan; a fin de cuentas, la que nos ocupa no deja de ser etiqueta C a ojos de Tráfico, como aquellas. Por lo demás, es un automóvil realmente fácil de conducir, y además desde el primer instante, con buena dirección y frenada potente y dosificable.

No balancea más de la cuenta, incluso yendo fuerte en curvas, da sensación de seguridad y, de remate, se mueve con cierta destreza campo a través (con tracción total lleva pack técnico Offroad, control de descensos incluido), de lo mejorcito de su tipo, hasta con los asfálticos neumáticos de serie.

 Fotos Paloma Soria

Ficha técnica Mercedes-Benz GLB 250 4matic

Prueba Mercedes-Benz GLB 250 4matic 2020
TIPO DE MOTORGasolina 4 cilindros en línea turbo
CILINDRADA1.987 cm3
POTENCIA224 CV a 5.800 rpm
PAR MÁXIMO350 Nm entre 1.800 y 4.000 rpm
V. MÁXIMA236 km/h
ACELERACIÓN6,9 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO7,9 l/100 km (mixto)
MEDIDAS4.634 / 1.834 / 1.659 mm
NEUMÁTICOS225 / 45 R 18
PESO EN VACÍO1.670 kg
MALETERO570-760-1.805 l
PRECIO55.000 €
GAMA DESDE42.675 €
CUOTA RENTING875 €/mes*
LANZAMIENTOFebrero de 2020

*Importe aproximado para 4 años y 25.000 km anuales

Equipamiento Mercedes-Benz GLB 250 4matic

Prueba Mercedes-Benz GLB 250 4matic 2020

De serie: Alerta por cansancio ATTENTION ASSIST; alarma de cambio involuntario de carril; climatización doble THERMOTRONIC; sensores de lluvia y crepuscular; portón motorizado EASY-PACK; pantalla táctil de 7” MBUX; llantas de 18’’; kit reparapinchazosTIREFIT con compresor; servicios Mercedes connect me (comunicación con vehículo); cámara trasera; DYNAMIC SELECT; faros LED High Performance y arranque KEYLESS-GO.

Opcional: Tren de rodaje con amortiguación ajustable (1.425 euros); ENERGIZING confort (programas deconfort y reducción de cansancio, por 144 euros); pintura metalizada (550 euros); iluminación ambiental 64 colores (425 euros) y navegador Touch2&Go (850 t euros); iluminación del entorno del vehículo (157 euros); paquete KEYLESS-GO con HANDS-FREE ACCESS (516 euros); techo panorámico (1.680 euros); cuadro digital con pantalla de 10,25” en paquetes Advantage, Premium y Premium Plus (450 t euros); kit estético AMG Line (1.831 euros); pintura metalizada (1.079 t euros); navegación (desde 719 euros); integración de smartphone Android Auto y Apple CarPlay (300 euros); pantalla multimedia de 10,25’’ (desde 1.327 t euros); antirrobo (634 euros); asistente activo de distancia DISTRONIC (863 euros); pack de asistencia a la conducción (2.595 t euros); cámara 360º (536 euros) y MULTBEAM LED (601 euros).

Galería de fotos de nuestra prueba al Mercedes-Benz GLB


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *