Portada » Destacados » Prueba del Renault Captur, maneras ganadoras

Prueba del Renault Captur, maneras ganadoras

Prueba Renault Captur 2020


Nos ponemos a los mandos del nuevo Renault Captur, un SUV urbano que llega directo al liderato del segmento.

Todo un ‘best seller’ para la marca desde su lanzamiento en 2013, la segunda generación del Renautl Captur está bien preparada para retomar el trono de los B-SUV más demandados. En su versión tope de gama lo tiene todo: desde un potente motor gasolina a un equipamiento de clase superior.

En un segmento en plena ebullición, como es el de los crossover pequeños (cada vez más crecidos tanto en tamaño como en prestaciones), irrumpe un producto ganador. El nuevo Renault Captur. Un ‘peso pesado’ de la categoría fabricado en España que ahora, en su segunda entrega, prepara el envite de otros también renovados a conciencia, como los Nissan Juke y Peugeot 2008 o el debutante Ford Puma.

Maneras de presumir

Prueba Renault Captur 2020

El del rombo presume de muchas cosas, sobre todo en una propuesta tan ambiciosa como la que probamos, con su acabado más alto Zen+ y combinado con el motor más potente de la gama, un tetracilíndrico gasolina de 155 CV.

Todo ello repercute en un precio elevado (casi 27.000 euros antes de aplicar posibles descuentos del fabricante), aunque esta declinación deja pocas lagunas al equipamiento. De hecho, incluye asistente de conducción autónoma (de 0 a 160 km/h), gracias al cual puede circular por autovía sin tocar acelerador, freno o dirección (mantiene el centro del carril siempre que las líneas de delimitación sean bien visibles).

Al mismo tiempo, es la primera vez que un Renault Captur puede equipar cámara 360o (opcional). Y estrena un sistema inédito en la firma gala: la detección activa de vehículos al maniobrar marcha atrás.

Avanza en calidad

Prueba Renault Captur 2020

Dotación aparte, a los mandos el nuevo Renault Captur transmite una grata impresión, en línea con la buena estampa que propone el diseño exterior, si cabe con un punto más SUV que antes. Mejores materiales, al menos en este Zen+, buenos ajustes, presentación no solo moderna sino también funcional… 

Del anterior hereda una buena habitabilidad que ahora, igualmente, mejora. La nueva plataforma del coche, crecido 11 cm a lo largo y con una distancia entre ejes ligeramente estirada, propicia una vida a bordo holgada. Clave, como en su antecesor, es que la banqueta trasera se desplace longitudinalmente (16 cm, antes 12, aunque solo en una pieza) para ganar hueco a las plazas traseras (espaciosas para piernas y en altura) o al maletero. Este ofrece mucho volumen, más que el primer Renault Captur. 

Prueba Renault Captur 2020

Las nuevas butacas, más ergonómicas y grandes, pero que aprovechan mejor el espacio, resultan cómodas. Además, el puesto de conducción me parece muy práctico: al sobreelevar y acercar la consola libera espacio debajo (en particular en esta terminación) y facilita el manejo de climatizador, palanca de cambios y pantalla táctil multimedia.

En posición vertical, en esta versión la última es de 9,3 pulgadas y responde con agilidad. A favor: integra de serie navegador y compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay, junto a una conectividad permanente 4G para distintos servicios.

Tendencia en Renault

Prueba Renault Captur 2020

Y es que la evolución del Renault Captur ya la marcó el Renault Clio, recientemente relevado y con el que comparte plataforma. Como aquel, el crossover del rombo muestra un rodar más trabajado que la generación precedente. Y el habitáculo está mejor insonorizado: no es un prodigio en este sentido, pero en marcha el ruido es contenido.

Lo mismo con la forma en la que trabaja la amortiguación, bastante consistente a la hora de minimizar los balanceos de carrocería, ciertamente contenidos. Es de suponer que esta combinación no será la más demandada de la gama (casi con seguridad, el fuerte de las compras pasará por los motores de gasolina 1.0 TCe de 100 CV y el aún más interesante 1.33 TCe de 130 CV, que ruedan bien y son más asequibles), pero el bloque 1.33 de 155 CV que nos ocupa rinde a un excelente nivel sin que a cambio el consumo pase por ser un lastre excesivo.

De media en autovía ronda 7 l/100 km a ritmo vivo, y encima es suave y acelera con vehemencia.

Solo automático

Prueba Renault Captur 2020

Se apoya en exclusiva en un cambio automático de doble embrague EDC de siete relaciones. Sin ser el más ágil del mercado, su transición de marchas es rápida, lo que permite concentrarse en el guiado de la dirección. Y bien la última: no es especialmente sensitiva, pero tanto en curvas como en rectas (no hay que rectificar continuamente la trayectoria) funciona con mucha corrección.

En suma, gran solidez la que transmite este Renault Captur, cuya dinámica puede personalizarse por primera vez con sistema Multi-Sense, que afecta a la cartografía de motor (más evidente), dirección (menos acusada) luz ambiente y visualización del cuadro. Ojo con él, porque el crossover de Renault tiene todo para triunfar.

Fotos: Paloma Soria

Ficha técnica Renault Captur Zen+ TCE 155 CV EDC

Prueba Renault Captur 2020
TIPO DE MOTORGasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado
CILINDRADA1.333 cm3
POTENCIA155 CV a 5.500 rpm
PAR MÁXIMO270 Nm a 1.600 rpm
V. MÁXIMA202 km/h
ACELERACIÓN8,6 s (0 a 100 km/h)
CONSUMO6,2-6,6 l/100 km (WLTP)
MEDIDAS4.228 / 1.797 / 1.566 mm
NEUMÁTICOS215 / 60 R 17
PESO EN VACÍO1.266 kg
MALETERO377-455 l
PRECIO26.890 euros (con dto. 25.562 euros)
GAMA DESDE17.490 euros (con dto. 16.632 euros)
LANZAMIENTOEnero de 2020

Equipamiento Renault Captur Zen+ TCE 155 CV EDC

Prueba Renault Captur 2020

De serie: Frenada de emergencia automática con detección de peatones y ciclistas; alerta de distancia de seguridad; reconocimiento de señales de tráfico; control de crucero adaptativo; asistente de conducción semiautónoma; asistente de mantenimiento de carril; control de ángulo muerto; ayuda al arranque en pendiente; asistente de luces de carretera; faros Full LED; sensores de aparcamiento delanteros y traseros con cámara posterior; lunas traseras tintadas; carrocería bitono; llantas de 17”; barras de techo longitudinales; retrovisores exteriores plegables eléctricamente; freno de mano eléctrico con función AutoHold; consola flotante; tarjeta manos libres; modos de conducción Renault Multi-Sense; climatizador automático; volante calefactable con levas de cambio; tapicería de cuero y tela; instrumentación con pantalla digital de 7,0”; sistema multimedia EASY LINK con pantalla táctil de 9,3”, navegador, radio DAB, Android Auto y Apple CarPlay y equipo de sonido Auditorium con 6 altavoces , dos tomas USB y un puerto jack.

Opcional: Pintura metalizada (520-644 euros); llantas de 18” Pasadena (208 euros); cargador de móvil inalámbrico (125 euros); Pack Full Parking Zen+: incluye cámara 360º y aparcamiento asistido (520 euros) y rueda de emergencia (135 euros).

Galería de fotos de nuestra prueba del Renault Captur


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *