Portada » Actualidad » Guía para la vuelta al colegio, así debes llevar a tus hijos en el coche

Guía para la vuelta al colegio, así debes llevar a tus hijos en el coche

Niños coche

Recomendaciones para que la vuelta al colegio sea segura.

Esta es la semana señalada en muchas agendas escolares. Toca volver al colegio, un regreso muy especial pues la mayoría de los niños no pisan el cole desde el 14 de marzo, cuando se decretó el Estado de Alarma y en confinamiento de la ciudadanía, aunque algunos lo hicieron incluso antes tras las decisiones de algunas comunidades autónomas de cerrar los centros escolares. Hace tanto tiempo de que es recomendable recordar algunos principios que debemos mantener en este regreso a las aulas para evitar sobresaltos.

Niños coche

No debemos olvidar que los accidentes se producen en trayectos cortos y en rutas conocidas, hasta el 80 % de los que conllevan víctimas mortales según datos del RACE, el mismo club que indica que hasta el 37 % de los padres reconocen no haber abrochado los sistemas de retención de los más pequeños en algunos trayectos habituales.

Los motivos los encontramos en los excesos de confianza que nos tomamos al conocer la ruta y la reducción de las precauciones que deberíamos tomar al volante

Guía para la vuelta al cole en coche

Niños coche

A continuación os damos una serie de recomendaciones para llevar a los más pequeños de forma segura en el coche:

  • Los niños siempre en la sillita que necesitan por edad, tamaño y peso y que esté homologada. Por superfluo que parezca, los niños han de viajar siempre en los sistemas de retención infantil indicados para cada uno y es primordial que estén homologados. En estos casos, lo barato puede salir caro.
  • Siempre bien abrochados. Como veíamos antes, un porcentaje importante de los padres abusan de exceso de confianza por realizar un trayecto de solo algunas calles y pretenden ahorrar tiempo no sujetando a los niños de la forma que corresponde en cada caso. Craso error pues no solo se podrían bajar de la sillita con el coche en movimiento sino que en caso de accidente se golpearían con el asiento delantero con una fuerza que multiplica por cinco su peso.
  • Sillitas en sentido contrario a la marcha. Desde el asiento delantero y desde el retrovisor nos gusta comprobar que el niño está bien, pero es mejor llevar al niño en sentido contrario a la marcha para tener más segura su cabeza en caso de frenada brusca. Así el respaldo del asiento la sujetará evitando movimientos secos que puedan dañar su cuello.
  • Siempre atrás. Aunque haya niños que por edad ya puedan utilizar las plazas delanteras, es mejor que viajen en los asientos traseros. Son los más seguros. Lo mismo sucede con las sillitas. Esto solo se podría aceptar en caso de las plazas posteriores ya estén ocupadas.
  • Sin chaquetas ni abrigos. Esta ropa no solo hará que el viaje les resulte incómodo sino que hará que los cinturones les aprieten una vez se abrochen. Además, estos abrigos deberían dejarse en el maletero junto a la cartera y demás material que deban llevar al cole. Por un lado podrían jugar con estos y lanzarlos al conductor y por otro podría golpearle en caso de frenazo brusco.

Recomendaciones a los padres

Niños coche

Además de los pequeños, los padres también necesitan varios recordatorios. El primero es que han de predicar con el ejemplo. Así, si a los más pequeños se les obliga a abrocharse el cinturón de seguridad, los mayores también han de hacerlo, y si se les dice que el coche no es lugar para jugar, los mayores tampoco deben usar el móvil ni siquiera para hacer una llama ni interactuar con la pantalla del sistema de infoentretenimiento.

Además, debemos recordar que los niños son como esponjas a edades tempranas. Todo lo que ven, lo aprenden y lo repiten. Así que no debemos utilizar lenguaje malsonante al volante, respetar en todo momento las normas de circulación a pesar de que vayamos con prisa y debemos aparcar el coche donde corresponde, evitando las segundas y terceras filas o taponar calles con una parada que nosotros creamos que va a ser solo un momentito lo que vamos a tardar. Si queremos que los niños sean respetuosos, nosotros también debemos serlo.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *