Portada » Pruebas » Renault Clio TCE 120 EDC, a prueba: pareja feliz

Renault Clio TCE 120 EDC, a prueba: pareja feliz

Renault Clio TCE 120 EDC

Probamos el Renault Clio TCE 120 EDC, la variante más equilibrada de la gama Clio

Renault Clio TCE 120 EDC: fotos

[fotos id=”68277″] Con unas pequeñas mejoras, el Renault Clio sigue aguantando muy bien el envite de la competencia. Sobre todo, en esta versión con motor turboalimentado de gasolina TCE 120 y una rápida y suave transmisión de doble embrague.

La gama del Renault Clio cuenta con un amplio abanico de opciones entre las que elegir. A la hora de plantearse su compra, si miramos la oferta en motores de gasolina, encontramos un buen término medio en el Renault Clio Energy Tce 120. Un bloque turboalimentado que se asocia, en el caso de nuestra unidad, con la transmisión automatizada de doble embrague “EDC”. Aunque ahora Renault ya ofrece la posibilidad de montar la caja manual de seis velocidades con la citada mecánica, creemos que este “matrimonio” resulta muy bien avenido y plantea un producto con pocas fisuras.

Renault Clio TCE 120 EDC: diseño

Renault Clio TCE 120 EDCPese a que el modelo aguanta bien el paso del tiempo –recordemos que estamos ante la cuarta generación, lanzada en 2012, la actualización realizada a mediados de 2016 le confiere un aire ligeramente más sofisticado. Una sensación que se aprecia, especialmente, en las nuevas ópticas delanteras, que integran las luces de conducción diurna de tipo LED. Además, en este acabado “Zen”, el más alto del catálogo, se montan los faros “Pure Vision”, con diodos luminosos para la luz de cruce y la de carretera.

En la práctica, mejoran considerablemente la seguridad al circular de noche y se posicionan como un elemento muy recomendable. Otro aditivo, en este caso más estético, es el denominado “Pack GT Line”, incluido en el coche probado. Por 800 € más, el modelo luce ligeramente más deportivo, destacando las llantas de aleación de 17 pulgadas, de diseño específico.

Renault Clio TCE 120 EDC: habitabilidad

Más allá de que te seduzca su línea exterior, por dentro, el Renault Clio es un vehículo razonablemente espacioso en las plazas delanteras. Las amplias posibilidades de regulación del asiento y el volante permiten ponerse a los mandos con comodidad a personas de todas las tallas. En la parte trasera, en virtud de una anchura más limitada, lo mejor es que solo viajen dos adultos, o tres si el trayecto no es muy largo.

Renault Clio TCE 120 EDCEl maletero, por su parte, cuenta con una capacidad generosa para el tamaño del vehículo. La boca de carga se encuentra en una posición algo elevada, pero sus 300 litros cunden bastante.

El salpicadero presume de un aspecto poco sobrecargado en el que manda la consola central, no integrada en el mismo, sino flotante. En ella están perfectamente agrupados los mandos del climatizador, por debajo de las salidas de aire. Arriba, la pantalla táctil de 7,0 pulgadas del sistema multimedia se ve con claridad, en condiciones normales. Eso sí, cuando incide directamente el sol adolece de algunos incómodos reflejos.

Renault Clio TCE 120 EDC: motor

Hoy por hoy, decantarse por un propulsor de gasolina en vez de uno de gasóleo no es una idea descabellada, sobre todo, en un modelo de este tamaño, en el que los kilos no penalizan tanto a la hora de ofrecer un consumo oficial comedido, cifrado en 5,4 litros cada 100 kilómetros. El bloque turboalimentado de 1,2 litros propuesto por la casa gala rinde 120 CV. La elasticidad es su cualidad más destacable, pese a que los clientes más exigentes puedan encontrar un tono demasiado lineal.

Renault Clio TCE 120 EDCDesde abajo, recupera correctamente, si bien está supeditado a la gestión de la transmisión automatizada de doble embrague EDC, de seis relaciones. Ante una aceleración media, desde parado, da la impresión de que mantiene demasiado la primera velocidad. Es el único supuesto en el que ambos, motor y cambio, parecen no entenderse a la perfección porque, en general, funcionan en armonía.

Dicha transmisión efectúa la transición entres marchas con suavidad y buena rapidez. La única pega es que, aparcando, hay que pisar con mucha sensibilidad el pedal del gas, para evitar algún que otro tirón hasta que el coche comienza a moverse.

Respecto al consumo, como he anticipado anteriormente, comporta un gasto asequible, entre 6 y 7 litros cada 100 kilómetros, en condiciones reales.

Renault Clio TCE 120 EDC: comportamiento

En términos dinámicos, el Renault Clio es un automóvil muy competente, que propicia una elevada sensación de estabilidad y que, a la vez, se conduce de forma agradable. Ese buen aplomo se percibe a alta velocidad, con una pisada segura, sin reacciones extrañas al pasar, por ejemplo, sobre una junta de dilatación de la carretera.

Renault Clio TCE 120 EDCLa suspensión es equilibrada y aunque en ciudad nos ha parecido algo más seca –pongamos por caso, al abordar un badén–, viajando no ha supuesto ningún problema. Es más, dentro de su categoría, este modelo obtiene una buena nota. Y podría haber sido mejor de contar con una insonorización más ambiciosa, el aspecto donde cae un poco la valoración.

Renault Clio TCE 120 EDC: precio

La unidad que hemos analizado cuesta 18.750 euros, sin sumar los paquetes opcionales que incluye. Sin ellos, la verdad es que la dotación es generosa, y se agradece que, de serie, equipe los excelentes faros de tipo LED o el navegador. ¿La asignatura pendiente? En materia de seguridad, carece de algunos sistemas ya presentes en la competencia, algo que debería satisfacer en próximas renovaciones.

Renault Clio TCE 120 EDC: valoración

Precio: 4

Prestaciones: 3

Comportamiento:4

Consumo: 3

*5 es lo máximo, 1 lo mínimo

Texto: Juan Pablo Esteban

Renault Clio TCE 120 EDC: ficha técnica

Tipo de motorGasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado
Cilindrada1.197 cm3
Potencia120 CV a 5.500 rpm
Par205 Nm a 2.000 rpm
Velocidad máxima199 km/h
Aceleración9,2 s (0 a 100 km/h)
Consumo5,4 l/100 km (mixto)
Medidas (L/An/Al)4.062 / 1.731 / 1.448 mm
Neumáticos195 / 55 R 16
Peso en vacío1.090 kg
Maletero300 l
Precio base18.750 euros

Renault Clio TCE 120 EDC: conclusión

La combinación de este motor turbo de gasolina con la transmisión automatizada “EDC” resulta de lo más idónea. El conjunto es suave, comedido en consumos… y, además, ofrece un buen confort de marcha.

Renault Clio TCE 120 EDC: equipamiento

DE SERIE Airbags frontales, laterales y de cabeza para conductor y acompañante, sistema antibloqueo de frenos ABS, repartidor electrónico de la fuerza de frenado EBD, asistente de frenada de emergencia SAFE, asistente de arranque en pendientes HSA, control de estabilidad ESP, control de tracción ASR, control de velocidad de crucero con limitador, sistema de parada y arranque automático del motor STOP&START, transmisión automatizada EDC, sistema de monitorización de presión de neumáticos, sensores de lluvia e iluminación, luces de conducción diurna de tipo LED, faros con tecnología de tipo LED Full LED, modo de conducción ECO, indicador del momento óptimo para el cambio de marcha, sensores de aparcamiento traseros, acceso y arranque sin llave, climatizador, retrovisores con regulación eléctrica, anclajes ISOFIX, lunas traseras tintadas, ordenador de a bordo, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, sistema de infoentretenimiento MediaNAV Evolution con pantalla táctil de 7,0 pulgadas, radio MP3, cuatro altavoces, Bluetooth y streaming audio, conexión USB y auxiliar, volante de cuero y llantas de aleación de 16 pulgadas.

OPCIONES. Pintura metalizada (495 euros), Pack Techno —incluye cámara trasera y sensores de aparcamiento delanteros y traseros, sistema de aparcamiento asistido Easy Park Assist, cartografía europea y sistema multimedia R-Link Evolution— (1.000 euros) y Pack GT Line —incluye paquete interior y exterior GT Line y llantas de aleación de 17 pulgadas— (800 euros).


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *