Portada » Destacados » Renault Morphoz: el futuro coche eléctrico que se alarga 40 cm para instalar más baterías

El nuevo prototipo integra funciones avanzadas de conducción autónoma.

Imagina tener un coche eléctrico de autonomía limitada, ideal para la ciudad, y otro sin límites para largos viajes. Renault parece haberlo conseguido en un sólo vehículo: el Morphoz. Se trata de un concept car, actualmente en fase de prototipo (no se prevé su fabricación por el momento), que tenía previsto presentarse en el Salón de Ginebra, aunque la cancelación de última hora no ha impedido que conozcamos todos sus detalles.

El Renault Morphoz nace como un crossover de diseño futurista construido sobre una plataforma totalmente nueva. Esta tiene un chasis modulable que se puede alargar tanto por delante como por detrás para ganar 40 cm de longitud y así instalar un pack de baterías adicional, para pasar de 400 km de autonomía a 700. Una innovación impensable hasta ahora pero que dará como resultado coches eléctricos versátiles y totalmente adaptados a las necesidades del cliente.

El coche ‘transformer’

renault morphoz

Esta idea de coche ‘transformer’ ha sorprendido a propios y extraños, pero es real. Renault ha mostrado ya cómo se alargaría esos 40 cm del Morphoz. El coche se colocaría sobre una plataforma, el chasis comenzaría a alargarse automáticamente y el propio vehículo conectaría automáticamente una batería extra de 50 kW en la parte inferior del vehículo. Así, el Morphoz tendría 50 + 40 kW de batería que haría aumentar del golpe 300 km la autonomía, pasando de 400 a 700 km. Suficientes para realizar cualquier viaje de larga distancia en carretera sin apenas parar para recargar.

El problema de esta transformación de un eléctrico para ciudad a otro de viaje es la infraestructura necesaria para realizar ese cambio. Renault no ha dado detalles en este sentido. Se supone que la plataforma sólo estaría instalada en un taller oficial de la marca. El usuario se acercaría entonces para realizar la transformación, si lo que desea es hacer un largo viaje con el coche. Pero esto podría suponer varios desafíos logísticos. También el inconveniente de tener que pasar por un taller cada vez que se quiera coger el coche para salir de la ciudad.

Un paso más hacia la conducción autónoma

renault morphoz interior

Además de esta tecnología de alargar el coche, bautizada como Travel Extender, el Renault Morphoz avanza un nuevo modo de conducción, con un mayor nivel de conducción autónoma con respecto a los ya existentes. El concept car de Renault salta al nivel 3, un estándar en el que se puede soltar el volante y delegar la conducción al propio coche, para situaciones determinadas y en vías autorizadas.

Entre esas situaciones, está en poder soltar el volante en autopista y el que coche conduzca solo, o en los atascos de estas mismas autopistas. Lo consigue con la integración de nuevos sensores y sistemas que asisten al conductor, más inteligentes y seguros, que saben incluso maniobrar y moverse en los embotellamientos. Pero todo esto debe estar supervisado por el conductor, que tiene que tomar el control rápidamente si el coche se lo solicita.

El coche que reconoce a su conductor

Al adentrarse en el Renault Morphoz, el vehículo reconoce su presencia y se ilumina automáticamente para facilitar su entrada. Además, puede reconocer, gracias a sus sensores de reconocimiento, si es el propietario o conductor habitual del vehículo. Este, el único que puede abrir y arrancar el coche, podrá activar todas las funciones del vehículo con un sólo gesto de la mano.

Por otro lado, no podemos dejar de destacar su habitáculo adaptativo, tanto para el conductor como para los pasajeros. El volante, de diseño hexagonal, viene acompañado con una pantalla de 10,2 pulgadas que muestra las principales funciones de conducción. En el Renault Morphoz ya no hay botones físicos y todo está digitalizado y centralizado en la pantalla. Por otro lado, el asientos del pasajero se puede dar la vuelta para charlar con los de los pasajeros, como si se estuviera en un salón.

Una visión futura ¿y realista? de la movilidad

El Renault Morphoz es un concepto muy interesante del futuro de la movilidad y anticipa cómo serán los coches dentro de no mucho, en concreto cinco años. Pero en ese corto periodo de tiempo Renault deberá desplegar una gran infraestructura para hacer viables las transformaciones de chasis del coche a demanda del usuario.

También deberá depender del desarrollo y aprobación de nuevas reglamentaciones sobre la conducción autónoma de nivel 3, que actualmente no está contemplada en los diferentes códigos de circulación europeos. No obstante, Renault asegura que, en espera de esta aprobación, la tecnología de conducción autónoma del Morphoz puede servir para desarrollar, a corto plazo, nuevas ayudas a la conducción como el Asistente para Autopista y Tráfico.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *