Portada » Actualidad » Se graba echando carreras con el AVE a más de 200 km/h

El imprudente conductor que se grabó echando carreras con el AVE afronta un proceso penal por conducción temeraria.

No aprendemos. Por más advertencias que se hagan sobre la peligrosidad de superar los límites de velocidad, utilizar el móvil al volante o escribir en redes sociales mientras se conduce seguimos encontrando casos que no dejan de impactarnos. Esto ha sucedido con el último caso que ha denunciado la Guardia Civil en sus redes sociales: un imprudente conductor se grabó con su móvil echando carreras con el AVE, superando los 200 km/h, parar después presumir del ‘logro’ en sus redes sociales.

Sucedió hace unos días en la Autovía A2, en el km 314, en las cercanías de Zaragoza, dirección Barcelona. Nuestro protagonista, del que no ha trascendido su nombre pero sí que tiene 32 años, se encontró con el AVE en un tramo en el que vía del tren y autovía están en paralelo y se preguntó por qué iba tan lento. Por ello decidió sacar el móvil y grabar cómo con su vehículo era capaz de superar al tren.

Para ello tuvo que superar ampliamente el límite de velocidad de la vía, establecido en 120 km/h, pues el conductor muestra su propio velocímetro por encima de los 220 km/h.

Delito contra la seguridad vial

Se graba conduciendo echando carreras con el AVE

El vídeo pronto llegó a la Guardia Civil de Tráfico que inició una investigación para dar con el imprudente conductor. Por el momento se han abierto diligencias y se le está investigando como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por superar por al menos, en 80 km/h el límite de la vía y por circular de forma temeraria poniendo en riesgo su propia integridad y la del resto de conductores de la vía.

En el vídeo se pueden escuchar los comentarios que hace mientras se graba el vídeo en los que se ríe de la escasa velocidad que lleva el tren al tiempo que presume de que es capaz de circular mucho más rápido que este.

El juicio irá por vía penal y será el juzgado quien decida si le acusa de conducción temeraria o conducción temeraria delictiva. La primera supone una multa de 500 euros y una pérdida de 6 puntos del carnet de conducir. La segunda conlleva penas de prisión de entre 6 meses y dos años, una multa de 6 a 12 meses y la retirada del carné de conducir entre uno y seis años.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *