Portada » Destacados » SEAT Ibiza 2021: líder por naturaleza

SEAT Ibiza 2021: líder por naturaleza

El modelo más representativo de la SEAT, el Ibiza, se renueva y lo hace retocando sus puntos clave para recuperar el liderazgo que nunca debió perder. Así es el nuevo SEAT Ibiza 2021.

Hablar del Ibiza es hacerlo de la SEAT más moderna. Si la historia pasada de la firma española está definida por modelos como el 600 o el 124, entre otros, con el nacimiento del Ibiza en el año 1984, SEAT no solo dio un paso al frente en muchos aspectos sino que se abrió comercialmente al mundo (fue su modelo más internacional).

En todo este tiempo, el SEAT Ibiza ha sido el encargado de motorizar a las diferentes generaciones, jóvenes en su gran mayoría, que soñaban con comprar y conducir un Ibiza nada más sacarse el carné de conducir. Un modelo de auténtico éxito del que se han vendido nada más y nada menos que 6 millones de unidades en sus 37 años de vida.

Un modelo que ha sido líder de ventas en nuestro país, ya sea en su segmento como en todo el mercado, durante infinidad de años consecutivos recibiendo además un sinfín de galardones, tanto nacionales como internacionales. Para mantener esa dinámica de éxito, SEAT actualiza la cuarta generación con ligeros pero acertados retoques.

Si algo funciona…

En el exterior se ha seguido el patrón de ‘si algo funciona, para qué cambiarlo’. Y es que la silueta de esta cuarta entrega del Ibiza se mantiene con frescura incluso cuatro años después de su lanzamiento. Por ello, los diseñadores de SEAT han implementado leves retoques que afectan a los paragolpes delanteros (cuya forma cambia en función del acabado elegido), las llantas de aleación ofreciendo nuevos juegos de 17 y 18 pulgadas o la denominación del modelo en su parte trasera, empleando una tipografía de estilo manuscrita que le aporta elegancia.

La jugada se remata con nuevos colores para la carrocería, un logo bicolor y la llegada de la tecnología Eco LED a los grupos ópticos principales desde el nivel de acabado más básico, quedando en opción los faros Full LED con luces de carretera activas para los niveles más altos. Novedades que no afectan a sus dimensiones, pues el Ibiza mantiene su compacto tamaño con los 4,06 metros de largo.

Interior digitalizado

Ahora bien, si el diseño exterior evoluciona el interior es una revolución, una revolución digital para ser más concreto. Un detalle que se percibe gracias al nuevo monitor central de tipo flotante que integra la última actualización del sistema multimedia de SEAT. Más preciso e intuitivo es visible a través de una pantalla de 8,25 pulgadas que, en opción para los acabados más altos puede ser de 9,25 pulgadas. En ella se integra además el asistente vocal que responde a la orden de “Hola, hola”.

La conectividad está asegurada gracias al SEAT Full Link que ahora propone sincronización móvil inalámbrica con Apple CarPlay y Android Auto. La guinda la pone el cuadro de instrumentos digital SEAT Digital Cockpit de 10,25 pulgadas con múltiples menús y visualizaciones. Cuadro que se coloca justo por detrás del nuevo volante forrado en cuero Nappa que le aporta más calidad y refinamiento.

Y es que los diseñadores de interiores de SEAT han mejorado el que era uno de los puntos menos favorables de la cuarta generación del Ibiza: la calidad percibida. Ahora el salpicadero y los paneles de las puertas están revestidos con materiales más blandos, de tacto acolchado, mientras que el toque de personalización se lo dan las molduras retroiluminadas de los aireadores cuyo color varía dependiendo del nivel de acabado escogido.

En lo que respecta a la habitabilidad y confort nada cambia y el Ibiza mantiene su excelente trato a los ocupantes, con un interior amplio y un maletero que asciende a los 355 litros, colocándose como uno de los más capaces de su categoría.

Apuesta por la gasolina… y el gas

Entrando de lleno en su gama mecánica, el renovado SEAT Ibiza solo está disponible con mecánicas de gasolina. La oferta comienza por el 1.0 MPI de tres cilindros atmosférico que entrega 80 CV y que se acopla a una caja de cambios manual de cinco relaciones. De ahí da el salto al 1.0 TSI también de tres cilindros pero ya turboalimentado que generan 110 CV y que pueden combinarse tanto con la transmisión manual de seis relaciones como con la automática DSG de doble embrague y siete relaciones. Por encima y como tope de gama se coloca el 1.5 TSI de cuatro cilindros con sistema de desconexión selectiva de los mismos que entrega 150 CV y que únicamente puede acoplarse a la caja DSG.

El consumo de estas versiones oscila entre los 5 y los 5,8 l/100 km, aunque si tenemos que hablar del auténtico campeón en eficiencia y coste por kilómetro ese ha de ser el Ibiza TGI. La firma española sigue apostando por el GNC como combustible alternativo y eficiente. De hecho, es la única mecánica de la gama que luce la etiqueta ECO de la DGT.

Su motor de tres cilindros está expresamente preparado para funcionar con gas natural comprimido. Genera 90 CV y se combina con la transmisión manual de seis relaciones. Sus depósitos de 17,3 kilos de gas unidos a los 9 litros de gasolina le permiten ofrecer una autonomía superior a los 550 kilómetros aunque lo más reseñable es el bajo coste por kilómetro que tiene al emplear exclusivamente el GNC ya que los 3,6 kg/100 km de los que parte supone que se necesiten poco más de 3 euros para completar un trayecto de 100 kilómetros.

Bien equipado de base

La oferta comercial del nuevo Seat Ibiza mantiene los niveles conocidos hasta ahora. Se parte del Reference que viene con sistema multimedia de 8,25”, volante multifunción, Bluetooth, faros Eco LED, retrovisores exteriores eléctricos, asiento del conductor ajustable en altura, ESC, la frenada multicolisión, detector de fatiga y el sistema de arranque en pendiente.

El salto al acabado Style nos permite sumar llantas de aleación de 15”, parrilla cromada, Full Link inalámbrico (Apple Car Play y Android Auto), control de velocidad de crucero, parasoles con espejos y tarjeteros, tapicería Style y cuero para el volante multifunción, la palanca de cambios y el freno de mano.

El nivel Xcellence le dota de llantas de 16 pulgadas, molduras específicas, faros antiniebla, inserciones efecto diamante en la parrilla frontal. Tapicería exclusiva Xcellence, volante tapizado en cuero Nappa, iluminación ambienta, sensores de aparcamiento traseros, climatizador bizona, sensores de luz y lluvia, retrovisor interior con función antideslumbrante automática, retrovisores plegables automáticamente, y sistema Kessy de apertura de puertas y arranque sin llave.

Por último, el Ibiza FR adquiere un aspecto más deportivo gracias a las llantas de 17 pulgadas, la parrilla y paragolpes específicos, la suspensión deportiva, el selector de modos de conducción SEAT Drive Profile, los detalles FR en el interior y asientos de corte deportivo, entre otros.

En cuanto a los precios, la gama del Seat Ibiza arranca con las siguientes tarifas:

  • Ibiza 1.0 MPI 80 CV: desde 16.200 €
  • Ibiza 1.0 TSI 110 CV: desde 19.720 €
  • Ibiza 1.0 TSI 110 CV DSG: desde 22.930 €
  • Ibiza 1.5 TSI 150 CV DSG: desde 25.760 €
  • Ibiza 1.0 TGI 90 CV: desde 19.800 €

Karam El Shenawy

Enamorado del motor y de todo lo que le rodea. La fortuna y las vicisitudes de la vida me permitieron trabajar en mi gran pasión. Cada coche, al igual que cada día, es una oportunidad de aprender un poco más.

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *