Portada » Actualidad » La apuesta de Stellantis por la pila de combustible comenzará por los vehículos comerciales

El compromiso de Stellanttis por la movilidad sin emisiones es total. El gigante surgido de la fusión de los Grupos PSA y FCA tiene previsto terminar este año con un total de 40 modelos electrificados en el mercado, 20 de ellos lanzados este mismo 2021. Pero no se conforma con esto. Su planificación va más allá y ya trabaja en el desarrollo y lanzamiento de vehículos de pila de combustible, una nueva división que comenzará por los vehículos comerciales.

Por el momento no se ha revelado la fecha en la que llegarán las primeras unidades al mercado y son muchos los datos que quedan por conocer. Pero en un vídeo explicativo ya muestra el buen hacer de estos vehículos comerciales impulsados por pila de combustible o hidrógeno.

Estos tendrían una imagen y respuesta similar a la de las variantes de mecánica eléctrica. En su caso el espacio de carga no se ve comprometido ni su capacidad de transporte, pues sustituye las baterías por los bidones de hidrógenos bajo el piso de la cabina posterior.

Vapor de agua

Así quedaría configurada la mecánica de los vehículos comerciales con pila de combustible

Son muchos los que sitúan a la pila de hidrógeno como el siguiente escalón tras la tecnología eléctrica. Por el momento no está muy extendida, resulta cara la producción del combustible, separar el hidrógeno del oxígeno que encontramos en el aire es muy complejo, pero ya se pueden encontrar dos modelos en el mercado: Hyundai Nexo y Toyota Mirai y son varios los proyectos de fabricantes y start-up en estado avanzado que pretenden lanzar nuevos modelos a lo largo de la década.

El funcionamiento de estos motores es sencillo. No emite gases contaminantes, tan solo vapor de agua. En su caso, un proceso de catálisis unirá el hidrógeno de los bidones con el oxígeno del ambiente en una reacción química que genera electricidad y vapor de agua.

La imagen de un vehículo de pila de hidrógeno es similar a la de un eléctrico.

Este vapor de agua sale por el tubo de escape y la electricidad se almacena en baterías que nutrirán un motor eléctrico como el que se puede encontrar actualmente en cualquier otro modelo del mercado.

En el caso de los vehículos comerciales de pila de combustible de Stellantis, en su vídeo explicativo señalan que estos cuentan ya con autonomía de 400 km pues a la dotación que le permitirá los bidones de hidrógeno se suma la posibilidad de enchufar el vehículo y salir del punto base con las baterías ya cargadas, lo que retrasaría en un buen puñado de kilómetros el inicio del gasto de hidrógeno.

Carlos Olmo

Desde pequeño dando la tabarra con los coches en casa. He conseguido convertir mi pasión en mi profesión, y llevo más de diez años intentando ponerme al volante de cualquier coche y reflejar mis impresiones en un folio en blanco. Producto, competición, producción, concesionarios, mercado, talleres, componentes, primer equipo, clásicos… no en este orden pero de todo he escrito. Y espero seguir escribiendo durante mucho tiempo.

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *