Portada » Actualidad » Ir al supermercado a comprar un coche ya es posible

Ir al supermercado a comprar un coche ya es posible

Ir al supermercado a comprar un coche ya es posible con Lidl

El mundo del automóvil es uno de los segmentos a los que más le está costando iniciarse en el mundo del e-commerce, las ventas online. Solo en los últimos meses se han comenzado a ver algunas iniciativas, en parte obligados por el cierre de los concesionarios fruto de la pandemia del Covid-19, y se desconoce si se están saldando con éxito. Sin embargo, ahora llega una iniciativa que sorprenderá a muchos. Entre los productos que ofrece un supermercado en su página web también se incluyen coches.

Se trata de una iniciativa de la división alemana de Lidl, que en realidad es la segunda vez que la promueve (la primera fue en 2019), y ofrecerá vehículos de Renault y Kia en modalidad de leasing (alquiler a largo plazo con la opción de comprarlo al terminar el acuerdo).

En este proyecto, además, intervienen la start up alemana Vehiculum y la compañía de alquiler de coches Sixt. Quienes estén interesados lo podrán hacer todo en la siguiente web.

El reto de superar las mil contrataciones

En esta ocasión se ofrecerán vehículos de Renault y Kia

Por novedoso que parezca este procedimiento, la verdad es que es la segunda vez que el supermercado Lidl ofrece coches en su web. La primera vez fue hace dos años. En aquella ocasión lo hizo de la mano de Fiat. Y logró realizar unas mil contrataciones del Fiat 500. Ahora el reto es superar aquella cifra.

En esta ocasión están a disposición de los interesados tres modelos: Renault Twingo, Renault Clio y Kia Stonic, desde la compañía señalan que el proceso de contratación no dura más de 15 minutos y el periodo de alquiler puede ser de 24, 36 o 48 meses.

Los precios parten de 89 euros al mes, para un Renault Twingo Life, y llegan a los 170 euros al mes, para un Kia Stonic Vision.

El proceso de contratación no debería durar más de 15 minutos.

Desde la compañía apuntan a que este leasing digital es “rápido y sencillo”. Además, indican que el proceso de contratación es muy fácil, es similar a la contratación de un coche de alquiler con un rent a car, aunque en esta ocasión será a través de un supermercado y la duración del alquiler será superior al habitual.

Y, apuntan a que el vehículo llegará muy rápido al destinatario pues son vehículos ya fabricados, que están en campas, por lo que el traslado hasta el destino indicado por el beneficiario no conllevaría mucho tiempo.

Carlos Olmo

Desde pequeño dando la tabarra con los coches en casa. He conseguido convertir mi pasión en mi profesión, y llevo más de diez años intentando ponerme al volante de cualquier coche y reflejar mis impresiones en un folio en blanco. Producto, competición, producción, concesionarios, mercado, talleres, componentes, primer equipo, clásicos… no en este orden pero de todo he escrito. Y espero seguir escribiendo durante mucho tiempo.

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *