Portada » Actualidad » 7 SUV que no aprovecharon la moda crossover y desaparecieron

7 SUV que no aprovecharon la moda crossover y desaparecieron

Citroën C-Crosser

Algunos llegaron demasiado pronto a un segmento, el de los SUV ahora de moda, y terminaron desapareciendo.

La moda SUV es imparable y lo es desde algunos años. En España este tipo de vehículos supone más de un tercio de las ventas y todas las marcas de volumen que quieren estar presentes entre los primeros lugares de los ranking de ventas tienen algún representante en este segmento.

No obstante, los SUV o tododocamino no son algo nuevo. Llevan entre nosotros mucho tiempo, herencia del mercado norteamericano, aunque con éxito dispar.  Es hora de que te recordemos 7 SUV que no aprovecharon la moda crossover y desaparecieron.

Las razones son varias: mal posicionamiento en el mercado, llegaron antes de lo que deberían o simplemente no gozaron del favor del comprador. Comencemos.

Citroën C-Crosser

Citroën C-Crosser

Debutó en el Salón del Automóvil de Francfort de 2001 como concepto y realizó su presentación como coche de producción en el Salón de Ginebra de 2007. Se trataba de un proyecto conjunto entre Citroën, Peugeot y Mitsubishi que tomaba la base del Mitsubishi Outlander  y del que se producían tres modelos diferentes: el citado Citroën C-Crosser, el Peugeot 4007 y el SUV japonés.

Este SUV de siete plazas y 4,6 metros de largo pecaba de poseer un precio elevado y de tener, quizás, el peor rival en su propia gama: el Citroën C4 Grand Picasso , un coche con más personalidad y soluciones más tecnológicas.

Ensamblado fuera de Europa (Rusia y Japón), su escasa aceptación por el público hizo que finalmente no se fabricara en ninguna planta de PSA en el Viejo Continente. Estuvo en el mercado apenas 5 años, con unas ventas discretas.

Chevrolet Captiva

Chevrolet Captiva

El caso del Chevrolet Captiva es más claro. Abandonó nuestro mercado porque Chevrolet dejó de comercializarse en España a finales de 2015. Se trataba de otro SUV de siete plazas de origen americano que tampoco terminó de convencer en exceso al comprador patrio.

Su diseño no era lo mejor del conjunto y sus acabados, recordemos que Chevrolet era la antigua Daewoo, podían mejorarse.

Fiat Freemont

Fiat Freemont

Un SUV que, particularmente, parecía muy interesante. Un coche con siete plazas que ofrecía una excelente relación calidad/precio/espacio. Es este último apartado el que quizás le resto ventas, ya que rozaba los 5 metros de largo, una longitud que en Estados Unidos –el Fiat Freemont procede del ‘americano’ Dodge Journey’- puede ser asumible, pero que en las calles europeas resulta demasiado.

En definitiva, las ventas no le acompañaron y Fiat apostó por SUV más pequeños, como el Fiat 500X.

Land Rover Freelander

Land Rover Freelander

Quizás el que menos se lo ‘merezca’ de esta lista. El Land Rover Freelander nació en 1997 y estuvo a la venta hasta 2014 en la que fue relevado por nuevas generaciones del Land Rover Discovery Sport.

La marca señaló que se trataba de un cambio de estrategia dentro de su gama de modelos y, por el momento, no podemos decir que le haya ido mal, porque tiene el segmento SUV muy bien cubierto con el citado Discovery Sport, el Land Rover Discovery, el Range Rover Evoque, el Range Rover Velar, el Range Rover Sport y el Range Rover.

Nissan Patrol

Nissan Patrol

Dejó de venderse en los concesionarios españoles en enero de 2010, hace ya casi una década, pero fue uno de los todo terrenos más exitosos de todos los tiempos.

Quizás su aspecto robusto y su ausencia de refinamiento hicieron que Nissan dejara de comercializarlo en España (se sigue vendiendo en diversos mercados americanos, asiáticos y africanos), pero la razón ‘oficial’ era que se había quedado obsoleto en materia de pesos, consumos y emisiones. Además, la firma japonesa apostó en nuesro mercado por los Nissan X-Trail y Nissan Qashqai.

Opel Antara

Opel Antara

Hermano casi gemelo del Chevrolet Captiva del que te hemos hablado más arriba, el Opel Antara no tuvo tampoco suerte en el mercado patrio. No obstante, estuvo casi nueve años a la venta en España, con unas ventas discretas.

Tras abandonar la gama de Opel, la marca alemana estuvo unos cuantos años sin representantes en el segmento de los SUV grandes (el Opel Mokka X es de menor tamaño), algo que ha quedó solucionado con la llegada del Opel Grandland X.

Peugeot 4008

Peugeot 4008

El éxito de Peugeot con su gama SUV es indudable. Peugeot 2008, Peugeot 3008 y Peugeot 5008 están funcionando muy bien comercialmente y da la razón a los que defendían desde la compañía el giro al segmento crossover.

Sin embargo, el Peugeot 4007 no triunfó como cabría esperar. Como el caso del Citroën C-Crosser, era fruto de un desarrollo conjunto con Citroën y Mitsubishi. Su escaso éxito parece indicar que este tipo de alianzas no le salen bien a PSA.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *