Portada » Actualidad » Sanidad duda de la efectividad del uso de ozono para desinfectar los coches de Covid-19

Sanidad duda de la efectividad del uso de ozono para desinfectar los coches de Covid-19

Ozono coche

El tratamiento de ozono y de luz ultravioleta se ha utilizado de reclamo publicitario para limpiar los coches de Covid-19.

Con la llegada de la normalidad tras el fin del Estado de Alarma y ante las recomendaciones de extremar las precauciones para evitar nuevos contagios y la propagación del virus, son muchos los que han recurrido a virucidas y tratamientos especiales de ozono o de luz ultravioleta para desinfectar el interior del vehículo. Sin embargo, desde el Ministerio de Sanidad aclaran que no hay pruebas de la eficacia de estos tratamientos en la lucha contra el Covid-19.

Cabe resaltar que estos tratamientos, que sí se utilizan de forma habitual en la limpieza y erradicación de algunos virus, son utilizados como reclamo publicitario por empresas de limpieza de vehículos. Aunque también son potencialmente peligrosos para las personas. Solo deberían emplearlo personas formadas en su uso y con ropa que les proteja de los efectos secundarios que estos provocan en el cuerpo humano.

Tratamiento de ozono en el coche

Ozono coche

El ozono es un germicida que permite llegar a los recovecos a los que no se accede con el trapo cuando se limpia el coche así como a los conductos de ventilación. Sin embardo, desde el Ministerio de Sanidad apuntan a que “no existe evidencia sobre la eficacia y seguridad de la desinfección del SARS-CoV-2 (más conocido como Covid-19 o coronavirus)”.

Apuntan a que sí hay evidencias de que han reducido la población del virus sobre una superficie. Pero “se desconoce si esa reducción es suficiente para conseguir la desinfección”.

Y apunta a que habría que utilizar con cuidado los aparatos de limpieza de ozono. “Debe realizarse de forma controlada”, pues pueden causar daños oculares, daños en la  piel o irritación de las vías respiratorias. Además, apuntan a que el personal que utilice estos sistemas debe ace1rdicar formación profesional en el uso de estos dispositivos y debe estar equipado adecuadamente para evitar los daños de la exposición.

Los peligros de la luz ultravioleta

Otro de los procedimientos que se están utilizando para desinfectar el interior de algunos vehículos y sobre el que Sanidad ha mostrado sus dudas de eficiencia. Reconoce la capacidad de la luz ultravioleta para acabar con bacterias y virus que se propagan a través del aire con un tamaño de entre 200 y 280 nm, de hecho se usa en hospitales como complemento a la limpieza y desinfección de habitaciones y en el tratamiento de potabilización del agua, sin embargo apunta a que no está probada su eficiencia como tratamiento contra el Covid-19.

Además alerta de los peligros que puede tener sobre las personas (puede producir cáncer). Así, los trabajadores deben llevar un equipo de protección personal como ropa industrial con telas pesadas y una pantalla facial industrial a lo que se debería añadir respiradores de cara completa y protección de las manos mediante guantes desechables que protejan contra la luz UV.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *