Portada » Lanzamientos » Volkswagen ID.5: la familia crece

Volkswagen ID.5: la familia crece

La firma alemana amplía su gama de modelos eléctricos con la llegada del ID.5 que aporta un toque deportivo al ID.4 e incrementa ligeramente la autonomía final.

Una vez que la familia ID de Volkswagen ya forma parte de nuestro día a día, lo que ahora toca es ir ampliándola según el calendario establecido por la propia firma alemana. Pues bien, este se está cumpliendo a rajatabla y tras iniciar la comercialización de los ID.3 e ID.4 ahora le tocaba el turno al ID.5 que acaba de ser desvelado.

Se trata de un SUV de corte coupé que viene a confirmar la línea estratégica del Grupo Volkwagen en la que hay cabida para todas las carrocerías, como ya sucede en Audi con los Q4 Sportback e-tron o en Skoda con el próximo Enyaq Coupé. En esencia, este ID.5 vendría a ser un ID.4 con carrocería deportiva. Comparado con éste, su longitud se incrementa en 2 cm, hasta los 4,60 metros mientras que la altura se reduce en 3 cm, hasta los 1,61 metros. Sin embargo, el dato que más llama la atención es el de coeficiente aerodinámico pues está cifrado en 0,26 lo que implica ser dos puntos mejor que el ID.4, repercutiendo positivamente en la autonomía final.

Antes de entrar en ella, cabe destacar igualmente que el ID.5 ofrece un maletero incluso mayor que su hermano. En concreto hablamos de 549 litros lo que supone tener 6 litros más. No es una diferencia grande pero todo suma. Y eso que la zona trasera ofrece una caída más pronunciada del techo o que la ya comentada altura se ha rebajado, pero los diseñadores germanos han conseguido sacar buen provecho de ello. En caso de abatir los respaldos (en proporción 60:40), se llega hasta los 1.561 litros. El resto del habitáculo se mantiene intacto, salvo porque las plazas traseras pierden 12 mm de espacio para el techo.

El GTX, desde el principio

La gama mecánica también es, prácticamente, un calco. Todos los motores equipan la batería más capaz, la de 77 kWh con cargas máximas admitidas de 135 kW en tomas de corriente continua (10 kW más que en el ID.4). La elección comienza por el Pro de tracción trasera con 174 CV a la que le sigue el Pro Performance, también de propulsión, con 204 CV. En la cumbre se situará el ID.5 GTX con tracción total y 299 CV de potencia conjunta entre los dos motores. La autonomía por su parte varía entre los 490 km del de mayor rendimiento y los 520 km de los Pro y Pro Performance. El nuevo SUV eléctrico de Volkswagen cuenta con varios modos de conducción, entre ellos, el Traction, que activa los dos motores y una curva de par específica para transitar con más seguridad por superficies rizadas.

Karam El Shenawy

Enamorado del motor y de todo lo que le rodea. La fortuna y las vicisitudes de la vida me permitieron trabajar en mi gran pasión. Cada coche, al igual que cada día, es una oportunidad de aprender un poco más.

Ver todas las publicaciones

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *